Eln empezará a liberar secuestrados antes del 27 de octubre

Eln empezará a liberar secuestrados antes del 27 de octubre

10 de octubre del 2016

Este lunes el Gobierno y la guerrilla del Eln anunciaron desde Caracas, Venezuela, que el inicio de la fase pública de los diálogos de paz entre las partes empezará el próximo jueves 27 de octubre en Quito, Ecuador. 

Las delegaciones anunciaron tres puntos:

1. Instalar el día 27 de octubre en Quito, Ecuador la mesa pública de conversaciones.

2. La agenda de conversaciones se iniciará con el punto 1. Participación de la sociedad en la construcción de la paz; adicionalmente, se trabajará el sub punto 5f. Acciones y dinámicas humanitarias.

3. Iniciar el proceso de liberación de los secuestrados/retenidos con 2 casos antes del 27 de octubre. Además, cada una de las partes hará, a partir de la fecha, otras acciones y dinámicas humanitarias para crear un ambiente favorable para la paz.

El comunicado conjunto, el gobierno y el Eln agradecen a Venezuela por “la hospitalidad brindada para el desarrollo de las reuniones que han llevado a este acuerdo”.

Para este proceso de paz, los países garantes serán: Ecuador, Cuba, Chile, Noruega y Brasil, “por acompañarnos en las mismas y por su apoyo a Colombia en la búsqueda de la paz”.

Por su parte, el Presidente de la República, Juan Manuel Santos señaló que “desde hace cerca de 3 años, una negociación para acabar también el conflicto armado con ellos”.

El jefe de Estado señaló que para que fuera posible el anuncio de la fase pública de diálogos, “fue fundamental que se hubiera iniciado el proceso de liberaciones, de forma que no haya nunca más secuestrados por el Eln en Colombia. Hoy mismo se liberó a un arrocero que estaba en manos de este grupo guerrillero”.

El Presidente de la República señaló que se mantiene el cese al fuego bilateral y definitivo.

“Otro compromiso muy importante de ambas partes es el de mantener el Cese al Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo, que está vigente desde el pasado 29 de agosto. Desde ese día no ha habido un solo muerto, un solo herido, un solo ataque, por cuenta del conflicto con las FARC, ¡y así tenemos que mantenerlo! Por supuesto, somos conscientes de que tenemos que obrar con presteza, con rapidez, porque el mayor enemigo que tenemos ahora es el tiempo”.

El mandatario señaló que la agenda se adelantó discutiendo dos puntos simultáneamente: el de la participación ciudadana y el de las acciones y gestos humanitarios que se deben dar para ayudar a construir la paz.

“Quiero agradecer al presidente Correa y al Gobierno ecuatoriano por su permanente disposición para servir como anfitriones para el inicio de esta fase pública de negociaciones. Doy las gracias, también, a los demás países que nos han acompañado hasta ahora y continuarán haciéndolo en la fase pública: Noruega, Chile, Cuba y Brasil. Y agradezco mucho a Venezuela, que facilitó las reuniones para acordar la apertura de la Mesa de Conversaciones”.

Santos indicó que en los próximos días se dará a conocer la conformación de los equipos negociadores para esta fase.

En la alocución presidencial, el jefe de Estado hizo referencia a la nueva fase que vive el proceso de paz con las Farc tras la derrota del SÍ en el plebiscito del pasado dos de octubre.

“Hoy tenemos –más que un problema– una gran oportunidad para lograr una paz no solo estable y duradera, sino más amplia y más profunda. Lo importante ahora es que salgamos pronto de la incertidumbre.

Para eso –como ustedes saben–, estamos escuchando las posiciones de los que votaron NO y también de los que votaron SÍ.

Los negociadores del Gobierno y de las FARC ya declararon su disposición a escuchar y entender las distintas preocupaciones, y a buscar una salida entre las alternativas que nos ofrecen nuestras leyes y nuestra Constitución –incluidas, por supuesto, las sentencias de la Corte Constitucional–.

Las propuestas que surjan de este diálogo serán analizadas y discutidas entre el Gobierno nacional y las Farc”, indicó el mandatario.

El mandatario además hizo a los voceros del NO, tres solicitudes:

“Primero: que NO se presenten PROPUESTAS IMPOSIBLES.

Segundo: ayúdennos a avanzar con sentido de urgencia, es decir, NO DILATAR.

Y tercero: el diálogo debe establecerse partiendo de dos bases fundamentales, REALISMO y VERDAD”.

Finalizó: “Los colombianos pueden tener la tranquilidad de que estamos haciendo todo lo posible –todo, ¡todo lo posible!– para que el inmenso esfuerzo que se ha hecho durante tantos años no se pierda… Para que podamos implementar los acuerdos a la mayor brevedad, como lo están pidiendo los jóvenes, las víctimas, los empresarios, la comunidad internacional, las crecientes multitudes en las calles y plazas del país, cuando gritan “¡NUEVO ACUERDO YA!”.