“Uno no puede gobernar con los adversarios”: Cabal

Foto: Daniel Eduardo Rojas Sánchez

“Uno no puede gobernar con los adversarios”: Cabal

4 de febrero del 2019

Polémica como siempre, con opiniones fuertes pero decididas, María Fernanda Cabal (Cali, 1964) no está dispuesta a dar su brazo a torcer en los temas que considera cruciales para la política nacional. Sencilla en el trato, no obstante, y de buen genio (a pesar de que muchos podrían pensar de entrada lo contrario), la senadora por el Centro Democrático dialogó con KienyKe.com en una entrevista meramente política, directa y sin excesivos adornos, tal vez como prefiere.

Cuando se le pregunta por sus proyectos actuales en el Legislativo y el balance de su participación en el Congreso en el actual periodo, consideró que tiene muchas banderas que provienen de legislaturas pasadas pero con las cuales insiste: “Hay muchos proyectos que vienen de atrás como la Ley del Veterano que yo presenté. La está liderando (José Jaime) Uscátegui, hasta ahora va bien y esperamos que siga. También tengo otros como la reactivación del Fondo Nacional del Carbón, y la Reforma a la Ley 1448 de Víctimas y Restitución de Tierras, pero como aquí hay siempre una narrativa que todos satanizan, solo falta que me pongan escoba y la gente no entiende el trasfondo”.

Al ser contrapunteada sobre el tema de la restitución, sobre la necesidad de un sector rural mucho más equitativo del que se tiene, habla con aún más fuerza y se apasiona. “Estás exactamente equivocado”, replica al periodista. Argumenta que lo que le genera oposición a la Restitución de Tierras es que “está generando otro tipo de desplazados”. Señala que entre 1987 y 1994 hubo un proceso de despojo de tierras por parte de Epl, Eln y Farc, y que el Estado legalizó dichos terrenos. “El campesino que produce es el que la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras está sacando a la calle”, dice.

Sobre cómo ve la actualidad nacional carga contra la juventud: “Cree que se lo merece todo, que todo tiene que ser gratis y porque sí, ‘porque me lo merezco’. Resulta que no es así, porque no hay nada gratis y todo sale del bolsillo de alguien. Esa es la realidad. Me da mucha tristeza que las universidades públicas hayan generado todo un paradigma de falta de recursos cuando eso no es cierto y están pésimamente administrados”.

Atribuye la tragedia que viven los líderes sociales al aumento de cultivos de uso ilícito, lo que a su vez relaciona al Acuerdo con Farc: “El proceso de paz nos dejó 200.000 hectáreas de coca y ahora lloran porque hay asesinato de líderes sociales. ¿Qué más va a haber? Es un país con la gasolina de la coca inundando las Bacrim, el Clan del Golfo, el Epl que revivió, el Eln, y las disidencias de Farc que todavía no me convenzo que sean disidencias. Es un país que necesita retomar el control“.

Frente al balance de la administración Duque no deja de ser crítica, en especial respecto al tema de los nombramientos, algo que ha sido señalado por múltiples sectores como una de las principales vulnerabilidades del actual gobierno. “Yo le critiqué al presidente Duque que cuando llegó y empezó a nombrar su gabinete se olvidó de su bancada. Esto no es por mermelada ni clientelismo, sino porque por la lógica política usted gobierna con el partido de gobierno, no le da un portazo. Así es más fácil llegar a consensos con otros partidos para sacar adelante las leyes”, señala.

No obstante recalca que “Duque es una persona bien intencionada” y más aún, sostiene que no debería importarle “que le digan títere sabiendo que detrás tiene a un estadista que cambió Colombia”. Lo que le propone al mandatario es acercarse más a Uribe y “ser menos complaciente con los adversarios”.

Foto: Daniel Eduardo Rojas Sanchez

¿Evidencia eso diferencias dentro del uribismo? Cabal habla de discusiones que no se salen de lo normal en una facción democrática: “Llegar a plantear una fractura no diría que ha sucedido, pero claro que los partidos y en especial el nuestro, cubren una gama. La prensa y la izquierda se han encargado de decirnos que somos extrema derecha, y yo no soy extrema derecha, soy extrema coherencia”.

Sobre esto vuelve a señalar un malestar por el hecho de que el Gobierno no haya pensado en su partido para participar de los cargos públicos del Estado. “Es mejor gobernar con la gente afín que pretender que otros entren en el mismo barco para minarnos. Esto lo digo porque si bien el CD no tiene fracturas en este momento, esas acciones del Ejecutivo terminan generando fricciones entre la administración y el partido, lo cual es algo que no nos conviene. Primero porque vienen elecciones regionales y necesitamos que nuestros votantes crean que ese camino por el que vamos es sólido y no incierto”, agrega.

Justamente, sobre ese año electoral, anticipa que ya Uribe está “activo en las regiones”, buscando alianzas con los líderes regionales. “Lo primero es llegar a consensos por que hay regiones donde todavía nos cuesta y que están muy amarradas a política clientelista. Hay que apostarle a alianzas pero siempre pensando primero en nuestros candidatos y sin desdibujar nuestra plataforma”, considera.

Por último, no descarta buscar en un futuro la Gobernación del Valle: “Ahora vengo de la tarea de recorrer el Valle del Cauca de norte a sur. Vengo de ver un departamento que es una despensa agrícola como ninguna, con un potencial de exportación gigantesco, y que con tres decisiones de infraestructura se dispara. (…) Tengo una pasión muy grande y creo que, si se da en un futuro, me gustaría ir por la Gobernación“.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO