El impacto de reducir el número de Congresistas

El impacto de reducir el número de Congresistas

18 de diciembre del 2017

Para las elecciones legislativas de 2018 se inscribieron 2.958 candidatos para aspirar a una de las 268 curules en el Congreso de la República. Mientras unos creen que esta cantidad de candidatos es exagerada, otros creen que lo exagerado es el número de congresistas que son elegidos cada año.

El Senado de la República cuenta con 102 miembros, mientras que la Cámara de Representantes tiene 166, para un total de 268 congresistas, quienes se encargan de proponer, debatir y aprobar las leyes de Colombia, una tarea que requiere de diferentes puntos de vista, al tratarse del futuro de todo una nación.

Es muy común escuchar en estos días a candidatos a la Presidencia y al Congreso hablar de reducir los parlamentarios. Las razones son muchas:hallar un consenso se convierte una tarea titánica. De igual forma se habla de un gasto fiscal muy elevado que puede recortarse de manera significativa.

Uno de los sectores más interesados en lograr esta reducción es el Centro Democrático. Iván Duque, candidato presidencial de la colectividad, tiene entre sus propuestas la reducción del Congreso. Esta también fue una propuesta de Álvaro Uribe, que en pasadas oportunidades resaltó la importancia de que el país tenga menos curules en la rama legislativa.

Alfredo Ramos Maya, senador uribista, presentó este año un proyecto de reforma constitucional con el que se busca pasar de 268 a 197 congresistas, esto es, 74 senadores y 123 representantes a la Cámara, lo que implica una reducción del 28%.

Reducir en aproximadamente un 28% el Congreso de la República y pasar de 268 legisladores a 197. Se tendrían 74 senadores en lugar de 102 y 123 representantes a la Cámara en vez de 166. El propósito es lograr un uso eficiente y transparente de los recursos públicos.

Impacto al bolsillo

La intención de pasar de 268 senadores y representantes a sólo 197, equivale a un ahorro para el Estado de al menos $80.000 millones al año. Teniendo en cuenta que el último incremento al salario de los congresistas los llevó a ganar $30 millones.

Ramos explicó que el salario de cada congresista representa para el Estado $120 millones mensuales contando equipo de trabajo, tiquetes, vehículos y la misma seguridad que se les facilita. Por los 71 congresistas que dejan de tener curules serían 8.520 millones de pesos de ahorro al mes y 102.000 millones al año.

Por lo que la reducción del número de senadores y representantes le ahorraría al país una alta suma de dinero para lo cual rebajar en al menos un 20% el número de escaños de esas corporaciones tendría un impacto importante en los recursos que se disponen para el Parlamento.