Escándalo en el Congreso: Acoso y detrimento patrimonial

Escándalo en el Congreso: Acoso y detrimento patrimonial

9 de junio del 2016

Kienyke.com conoció en exclusiva el caso de detrimento patrimonial del que se habla en el Congreso de la República. Se trata de un nuevo capítulo de los vehículos que son de uso exclusivo para misiones oficiales.

En días pasados, a la Directora Administrativa de la Cámara de Representantes, Gloria Inés Raigoza Pinzón, del partido de la U, le habría sido ordenado mediante la Resolución No. 2578, dar de baja 34 vehículos de propiedad de la corporación para que salieran del inventario de la misma, sin embargo, 26 de ellos continúan generando costos por más de $104 millones mensuales por gastos de mantenimiento, impuestos, pólizas de seguros, parqueaderos, entre otros.

Lea también: Las pilatunas que se pueden hacer con un vehículo oficial

Al consultar con la Secretaría de Hacienda Distrital, se evidenció que sólo se enajenaron 8 vehículos de placas: BWS442, BWS 443, BWS476, BWS 477, BWS 488, OJG 203, ZOG 055, CTW 538; constituyéndose en una falta de detrimento patrimonial y de gestión de la Directora Administrativa.

Fuentes cercanas al funcionamiento de dichos vehículos que permanecen en los garajes de la Cámara, revelaron que cada carro le cuesta a los colombianos más de $500 millones, pues son pagados con recursos del Estado.

Denunciada por acoso laboral

Otro escándalo conocido por KienyKe.com que salpica a la Directora Administrativa de la Cámara se relaciona con una reciente denuncia radicada ante la Procuraduría General de la Nación, por parte de uno de los empleados de confianza de la funcionaria por presunto acoso laboral, quien asegura que por instrucciones recibidas por el despacho de Gloria Inés Raigoza, debe prestar sus servicios a favor del representante Telésforo Pedraza. Esta queja se suma a otras 5 que reposan hoy en la Procuraduría por el mismo concepto de “acoso laboral”.

Lea también: Esta es la empresa que subasta carros emproblemados del Senado

Presuntamente el actuar de Raigoza Pinzón constituye una violación al Artículo 385 de la ley 5 de 1992 (Reforma artículo 3 de la ley 1318 de 2009) que establece que “los empleados de la planta de personal prestarán sus servicios en las dependencias donde fueron nombrados, o donde las necesidades del servicio así lo exijan previo concepto de la Junta de Personal, pero no podrán hacerlo en las oficinas de los congresistas”, derivándose en causal de mala conducta, al violar las funciones del Manual de la Corporación en beneficio de un Representante, lo cual conlleva a la pérdida del cargo.

Gloria Inés Raigoza Pinzón también estuvo en el ‘ojo del huracán’ por la mala calificación otorgada por Transparencia por Colombia a la Cámara de Representantes, que evidenció un alto riesgo de corrupción en la entidad, con un puntaje de 24,3 sobre 100.