El escándalo sexual que enlodó a Julian Assange

5 de febrero del 2016

La ONU lo quiere libre.

El escándalo sexual que enlodó a Julian Assange

Julian Assange estaría a punto de recuperar su libertad después de que la Organización de las Naciones Unidas considerara que su detención es arbitraria y sus derechos han sido vulnerados durante su detención.

El creador de Wikileaks permanece refugiado en la embajada de Ecuador en Londres después de haber pasado por una prisión británica. El gobierno de Reino Unido ha rechazado la opinión de la ONU, que no es vinculante.

Assange está en la representación diplomática ecuatoriana en Londres desde el 19 de junio del 2012 bajo la constante amenaza de ser arrestado por las autoridades británicas si decide salir. Sobre él pesa una orden de captura en Suecia por acoso sexual y violación.

Lea también: El soldado que consiguió el botín de Wikileaks

Sobre su caso se ha dicho bastante, pero ¿son ciertas las acusaciones que ha recibido o es solo una cortina de humo para ocultar los escándalos destapados por Wikileaks?

La plataforma web fundada por Assange se ha caracterizado por publicar información confidencial de Estados Unidos, Reino Unido, Israel y China, entre otros. Fueron publicados documentos oficiales en los que se evidenciaban casos de espionaje a gobiernos, corporaciones y ONG’s, además de negociaciones con armas y financiamiento a organizaciones terroristas.

Además: ¿Quiénes son los hackers más famosos del mundo?

La información divulgada fue noticia mundial. Cada vez que Wikileaks informaba sobre algún hecho polémico de un gobierno, con rapidez la información aparecía en los titulares de los principales diarios y noticieros del planeta.

Es especialmente recordado el momento cuando Edward Snowden, exconsultor tecnológico de la CIA que había revelado información confidencial a Wikileaks, fue tachado de “traidor” por el gobierno de su país. La persecución de la que dijo ser víctima, lo llevó a pedir asilo político en Moscú.

Así como Snowden hay muchos otros informantes. Bradley Manning, Barrett Brown, Jeremy Hammond, Aaron Swartz, Gottfrid Svartholm y Jacob Appelbaum han sido acusados de traición, y algunos ya han sido enjuiciados y/o llevan procesos legales.

Pero la cara visible de Wikileaks permanecía libre y sin ningún cargo a sus espaldas. En años anteriores Assange había tenido que responder ante la justicia por cargos asociados a delitos informáticos, pero lo que venía era diferente: acusaciones por acoso sexual.

El gobierno de Suecia emitió orden de captura contra Julian Assange por dos denuncias de acoso sexual y una de violación, de las cuales dos ya prescribieron en el 2015, y la otra sigue vigente hasta el 2020. Inmediatamente Interpol publicó circular roja para asegurar su detención, y Assange, en Reino Unido, logró refugiarse en la embajada ecuatoriana.

Desde entonces no ha podido salir, pues las autoridades del Reino Unido han afirmado que tan pronto Assange pise suelo británico será deportado a Suecia.

En diferentes ocasiones, Assange ha declarado que la orden de captura que tiene en Suecia no es más que una cortina de humo para desviar la mirada de los escándalos destapados por Wikileaks, e incluso ha arremetido en sus declaraciones contra el gobierno de Obama.

“¿Quién es realmente el traidor aquí? ¿Quién fue el que prometió cumplir las esperanzas y hacer cambios, solo para traicionar esas promesas con una total miseria y estancamiento?”, preguntó.

El motivo por el cual Assange niega haber cometido violación o acoso sexual es que la denuncia de las mujeres es de “sexo por sorpresa” una figura presente en la legislación sueca que significa sexo sin preservativo, incluso si la mujer acepta continuar con la relación.

Assange afirma que tan pronto sea llevado a Suecia, Estados Unidos emitirá una orden de captura por espionaje y divulgación de información confidencial, por lo cual podría ser extraditado y condenado.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO