Farc pide a los candidatos una política sin armas

29 de mayo del 2018

Los miembros de la desmovilizada guerrilla de la Farc han vuelto a la vida civil, y esto, además de oportunidades y reconocimiento jurídico trae consigo una importante apertura a la vida democrática. Ahora como partido político algunos de sus miembros estarán en el Congreso de la República y sus militantes vivieron el pasado 27 de […]

farc

Los miembros de la desmovilizada guerrilla de la Farc han vuelto a la vida civil, y esto, además de oportunidades y reconocimiento jurídico trae consigo una importante apertura a la vida democrática. Ahora como partido político algunos de sus miembros estarán en el Congreso de la República y sus militantes vivieron el pasado 27 de mayo las primeras elecciones presidenciales en las que ejercieron su derecho al voto por uno de los candidatos, esto fue considerado como un hecho histórico.

Con esto la Fuerza Alternativa del Común considera que su contribución no debe ser solo en las urnas y en esta segunda vuelta entre Iván Duque y Gustavo Petro su participación será visiblemente más activa. Por eso, hicieron un llamado a los candidatos para que firmen un gran pacto nacional que permita “la abolición de las armas de la política”.

“Es hora que todas las fuerzas políticas del país se comprometan seriamente a andar conjuntamente el camino de la reconciliación y la convivencia. Extendemos nuestra invitación a la campaña del Dr. Duque, a la del Dr. Petro, a todas las fuerzas y sectores democráticos a finiquitar de una vez por todas, ese gran Pacto político Nacional para lograr la abolición de las armas de la política”, señala la carta de la Farc.

En el documento, el Consejo Político Nacional de la Farc, señala su preocupación por la violación de los Derechos Humanos en zonas vulnerables del país, así como el asesinato de líderes sociales y miembros desmovilizados de esta exguerrilla. Además, de exigir la garantía de los derechos participativos sobre todo en está época electoral.

“No podemos ser inferiores a las demandas de millones de colombianos y colombianas. Se deben garantizar efectivamente el derecho a la vida como valor fundante, las libertades democráticas, la materialización de los derechos comunes y sociales, pero sobre todo garantía de participación y el desarrollo de los sectores sociales que por décadas han sido discriminados y marginados”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO