GNB no dejó entrar ayuda, Maduro es un monstruo

23 de febrero del 2019

La ayuda humanitaria quemada ante los ojos de venezolanos con hambre

GNB no dejó entrar ayuda, Maduro es un monstruo

Al final del día 23 de febrero,  la orden dada a la Guardia Nacional Bolivariana, GNB, de no dejar pasar la ayuda humanitaria desde Colombia a Venezuela se cumplió a sangre y fuego y la cifra hacia las 7 de la noche ascendía a 285 heridos en el puente Simón Bolívar, se dió lo que se temía, que el hambre llevara a muchas personas a enfrentarse con la fuerza armada.

La posibilidad de que la ayuda humanitaria, cerca de 600 toneladas entre alimentos y medicamentos que varios países enviaron para aliviar la situación de escasez en Venezuela y que se concentró en la ciudad de Cúcuta en Colombia, lograra sobrepasar los cierres en la frontera entre las dos naciones no parecía viable y así ocurrió.

La GNB recibió la orden de Nicolás Maduro de impedir el paso de la ayuda y obedeció.  Mientras del lado colombiano el optimismo era evidente, sobre todo después del concierto del viernes en el puente Tienditas, en Caracas el ambiente era otro y el objetivo uno solo: impedir a toda costa que los aplausos se los llevara Juan Guaidó.

Maduro energúmeno

Fuera de Venezuela se divulgaron las declaraciones del presidente interino Juan Guaidó y de los mandatarios que lo acompañaron, Iván Duque de Colombia, Sebastián Piñeira de Chile, Mario Abdó de Paraguay y el Secretario de la OEA, Luis Almagro, en Venezuela

Entretanto los medios estatales solo emitieron noticias de las concentraciones en contra de la intervención extranjera y declaraciones energúmenas de Maduro contra Guaidó.

#trumphandsoff Venezuela

“Trumps manos fuera de Venezuela” el hashtag que rechaza la intervención que ha hecho Donald Trump y sobre todo las amenazas de intervención militar y las sanciones que la ha impuesto a Venezuela, compitió en redes con #IntervencionMilitarYa y 23FAvalanchaHumanitaria, en lo que se convirtió en una guerra en la red social Twitter.

Optimismo vs. realidad

Las noticias recogidas en muchos medios del mundo que apoyan las salida del régimen de Maduro estuvieron cargadas de optimismo, en especial cada vez que se anunciaba que un miembro de la GNB desertaba. Cuando la cifra llegó a 60 el entusiasmo creció.

Entretanto en Miraflores Maduro recibía el respaldo total de Vladimir Padrino López, quien con acciones de choque impidió la entrada de las ayudas.

La frontera entre Colombia y Venezuela tiene una extensión de 2219 kilómetros y es la más larga que las dos naciones  tienen con cualquier otro país y tiene puntos calientes que se destacan como Cúcuta; Maicao, Paraguachón , Saravena, Arauquita, Puerto Carreño y otros más que permanecieron cerrados sin que la guardia accediera a dejar pasar ni personas ni ayuda.

La encargada de dar la orden de cerrar la frontera fue la Vicepresidente Delsy Rodriguez y se cumplió, así como la de enfrentar a quienes intentaran violar el cierre, disparando, incendiando y apedreando a ciudadanos desarmados que desesperados luchaban porque la ayuda llegara.

Pa

Alimentos quemados

Muchos venezolanos se arriesgaron para rescatar de las llamas a los camiones que la GNB les prendió fuego, algunos fueron golpeados y otros heridos con perdigones y piedras. La brutal represión no impidió que hambrientos y desesperados siguieran adelante para rescatar del fuego algo de la ayuda por la que han esperado durante días.

Lo ocurrido hoy en la frontera en Cúcuta con Ureña y San Antonio del Táchira, era algo que se veía venir, no hubo señales de que Maduro cediera a la llegada de ayuda humanitaria y el resultado terminó siendo previsible, que la ayuda no entrara, aun cuando no se podía prever la quema de camiones con los containers en el puente Francisco de Paula Santander

Algunos hacen un paralelo con la caída de Manuel Antonio Noriega, el dictador de Panamá que el 3 de enero de 1990 terminó por rendirse y entregarse a Estados Unidos después de permanecer en la Nunciatura Apostólica evitando caer.

El arrinconamiento de Noriega fue calculado, como pareciera estar pasando con Nicolás Maduro, que con lo ocurrido con la ayuda está siendo visto en por los menos 60 países del mundo como un monstruo que ordena quemar comida y medicamentos que su pueblo requiere con urgencia.

La declaración al final de la jornada de Iván Duque, Juan Guaidó y Luis Almagro, coincide en que Maduro es el responsable de la no entrada de la ayuda, de haber ordenado la quema de camiones con la ayuda que Venezuela necesita y que está en una posición muy difícil ante el mundo.

El anuncio de Guaidó de que el lunes concurrirá a la reunión del Grupo de Lima, que fue el primero en rechazar internacionalmente el gobierno de Nicolás Maduro, por ser producto de elecciones ilegítimas, es un mensaje al mundo que no reconoce a Maduro.

También es una respuesta a la injustificable y a todas luces poco inteligente forma de atacar a su propio pueblo. quemando ante los ojos del mundo y de venezolanos hambrientos los vehículos con una ayuda que requieren por encima de cualquier consideración.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO