Gobierno compara carta de Uribe a EE.UU. con campaña del No

Foto: Vicepresidencia

Gobierno compara carta de Uribe a EE.UU. con campaña del No

17 de abril del 2017

La reunión de los expresidentes Álvaro Uribe y Andrés Pastrana con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y la carta de Uribe al Congreso de EE.UU., sigue provocando fuertes reacciones. El Gobierno, en la voz del secretario privado de la Presidencia Alfonso Prada, dio respuesta al encuentro, llamándolo “una reunión casual”.

Prada, en su primer encuentro con los medios como secretario privado de Juan Manuel Santos, aseguró que el encuentro fue casual, pero esperó que Uribe y Pastrana “no hubieran hablado mal de Colombia y de los colombianos”.

EL secretario privado Alfonso Prada pidió, a nombre del Gobierno Nacional, que se respete la tradición del país de respeto a la diplomacia. También mostró preocupación por la carta de Uribe que envió al Congreso de los Estados Unidos con críticas al proceso de paz con las Farc.

“En esa carta, lamentamos profundamente el tono que se utiliza, porque es el mismo tono que se utilizó en la campaña del plebiscito. Como bien dijo su gerente de campaña [Juan Carlos Vélez Uribe], esa campaña estuvo plagada de mentiras y tergiversaciones que finalmente, terminaron construyendo una indignación colectiva fundamentada en estas mentiras”, dijo Prada.

El vicepresidente Óscar Naranjo también se refirió a la carta de Uribe y a la reunión de los expresidentes con Trump en el club Mar-a-Lago de la Florida. Sobre la misiva, aseguró que desconoce de dónde sale la información de 40.000 armas que presentó Uribe, en vez de las 7.000 que se estima estarían actualmente en poder de las Farc.

“Cuando fui director de la Policía tuve conocimiento que, en los años más duros de la guerra contra las Farc, a finales de los 90, había cálculos que este grupo armado tenía 18.000 hombres en armas”, dijo en entrevista con Blu Radio.

Naranjo pidió que se revelen los detalles del encuentro entre Trump, Uribe y Pastrana. “Los que avanzan en las relaciones diplomáticas son los presidentes y los cancilleres. Los expresidentes están rompiendo con esta tradición con el fin de crear una diplomacia paralela”, dijo.