En promedio una vez al mes se mete la guardia venezolana a Colombia

En promedio una vez al mes se mete la guardia venezolana a Colombia

1 de febrero del 2016

Con la de este domingo en Arauca, ya van cinco incursiones de la guardia venezolana en territorio colombiano en los últimos cinco meses, es decir, un episodio al mes.

Lea también, En Venezuela se vive mejor que en Colombia, según la ONU.

La del domingo es la primera en que se presentan enfrentamientos entre la fuerza pública colombiana y la guardia venezolana. Según relataron testigos, una patrulla fluvial del vecino país estaba persiguiendo a varios canoeros en cercanías del municipio de Arauquita, cuando se presentó el enfrentamiento armado con la policía.

El intercambio de disparos no dejó víctimas ni heridos, y de nuevo la Cancillería indicó que investiga los hechos y se puso en contacto con las autoridades venezolanas para esclarecer los hechos.

Cuatro meses antes, en plena crisis por el cierre de la frontera, el entonces alcalde de Cúcuta denunció una incursión de la guardia venezolana, presuntamente persiguiendo contrabandistas colombianos.

Donamaris Ramírez indicó que uniformados venezolanos entraron a la vereda Los Negros del corregimiento de Ricaurte, en cercanías de Cúcuta, regaron gasolina y luego quemaron una finca ubicada a 500 metros de la frontera. Era la primera vez que la guardia venezolana ingresaba al país y atacaba a la población civil.

Pocos días después de la incursión a la capital de Norte de Santander, en ese mismo departamento limítrofe el personero de Tibú denunció que miembros de la guardia venezolana ingresaron al país y retuvieron a dos contratistas de Ecopetrol en esa población, desde donde fueron trasladados al estado de Zulia en el vecino país.

super-tucano-P-549x345

Aviones militares venezolanos

Como si fuera poco, a mediados del mismo mes de septiembre del 2015 la Fuerza Aérea Colombiana señaló que los radares revelaron la invasión del espacio aéreo del país en dos oportunidades distintas por parte aviones militares venezolanos.

Una de ellas tuvo lugar en zona selvática del Vichada, entre La Venturosa y Nueva Antioquia, donde los aviones caza venezolanos ingresaron 10 kilómetros dentro del territorio colombiano.

Dos días atrás el Ministerio de Defensa había denunciado también el ingreso ilegal de dos aeronaves militares del vecino país en la zona de Majayura, en el municipio de Maicao, La Guajira.

En todas las incursiones, la Cancillería colombiana dijo a los medios de comunicación que investigaría el caso junto con las autoridades venezolanas, pero ninguna de las investigaciones trascendió, ni hubo alguna decisión política o judicial.

KienyKe.com consultó al excanciller Julio Londoño Paredes para saber qué debería hacer el gobierno colombiano para parar estas incursiones.

“La Cancillería tiene que hacer lo que es lógico, pedirle y exigirle a Venezuela información. De igual manera tiene que ser el Ministerio de Defensa nacional quien tiene que entregarle al Ministerio de Relaciones Exteriores una relación de los hechos para poder tener los elementos de juicio para poder actuar. Para que no vuelvan a ocurrir estas incursiones tienen que dialogar fluidamente tanto los gobiernos centrales de Colombia y Venezuela, como las autoridades civiles y militares locales para evitar más incursiones”.

Julio Londoño

No obstante, Londoño Paredes rechazó las repetidas incursiones militares. “Se me hace absolutamente inaceptable que unos soldados de la guardia nacional entren en territorio colombiano, por lo que deben ser reprimidos con toda la energía y el gobierno venezolano debe tomar todas las medidas para que eso no vuelva a suceder”.

Según afirmó el exministro de Relaciones Exteriores, los venezolanos siempre han tenido la costumbre de perseguir supuestos delincuentes en territorio colombiano, “específicamente en el río Arauca, con el pretexto que son contrabandistas o indocumentados”.

Por su parte, la Cancillería colombiana informó este lunes que en Arauca se reunieron el gobernador de Arauca, Ricardo Alvarado; el Comandante de la Región Número 5 de la Policía, Brigadier General Jaime Vega Álvarez, y Víctor Bautista Olarte, asesor del despacho de la Canciller María Ángela Holguín para temas fronterizos, con el fin de analizar los principales asuntos de los pasos fronterizos de esta zona del país.

Sobre la última incursión de los uniformados venezolanos, la Cancillería informa que “pidió la pronta verificación y aclaración de lo ocurrido. El delegado de la Cancillería, quien ya se reunió con Miguel Ángel Miranda, Cónsul de Venezuela en Arauca, y quien ha mantenido comunicación directa con las autoridades militares de Venezuela en la zona, está a la espera del informe que presentarán las autoridades venezolanas sobre lo ocurrido. El Gobierno nacional (de Colombia) en articulación con su fuerza pública, la administración departamental de Arauca y el municipio de Arauquita, mantiene bajo la gestión diplomática un esfuerzo común y único de la defensa del interés nacional y su soberanía.”

Situación en la frontera

El encuentro, según la cancillería, para “reforzar la seguridad para los más de 400 menores que deben cruzar diariamente desde Venezuela hacia centros educativos en el departamento de Arauca.”

La oficina que lidera la diplomacia en Colombia informó que los estudiantes sólo pueden desplazarse a través de un paso terrestre establecido entre Arauca (Colombia) y El Amparo (Venezuela), a través del puente Internacional José Antonio Páez.

En cuanto a la movilización fluvial de los estudiantes, la Cancillería colombiana informó que “la Gobernación de Arauca, en coordinación con las demás autoridades departamentales, se encargará del control y la seguridad de las embarcaciones que transportan a los menores escolares desde y hacia territorio colombiano. La adopción de estas medidas se realiza bajo la coordinación y gestión conjunta con las autoridades venezolanas en la región fronteriza de Arauca – Apure y refuerza el carácter humanitario y extraordinario ante el cierre de frontera realizado por el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.”