Farc podría matar a secuestrados, dice Herbin Hoyos

Farc podría matar a secuestrados, dice Herbin Hoyos

14 de marzo del 2016

“Ya no hay pruebas de supervivencia, ni llamadas siquiera para extorsionar a los familiares de los secuestrados que tiene en su poder las Farc. Esto hace pensar lo peor”. Esta frase lapidaria la hace uno de los pocos, quizás el único periodista que sigue buscando a los secuestrados que tiene aún en su poder ese grupo guerrillero, y de los que no se ha vuelto a saber algo.

También lea, Colombiano duró secuestrado tres años por sus jefes en Argentina.

De hecho, Herbin Hoyos, el conductor y director de “Las voces del secuestro”, responsabilizó al Gobierno de lo que les suceda a los 568 secuestrados que según él, hoy están todavía en poder de las Farc.

“El Gobierno es directamente responsable con lo que les pase a los secuestrados que tienen las Farc en su poder”, dijo en diálogo con KienyKe.com.

“En mi experiencia como reportero de guerra -continúa Hoyos-, supe por ejemplo qué hicieron los paramilitares con los secuestrados. Cuando se iniciaron los diálogos con ellos, tenían más de 150 secuestrados, y yo me fui hasta Ralito con lista en mano para que el Gobierno exigiera que los liberaran antes de firmar algún acuerdo. Sin embargo, el gobierno de Álvaro Uribe nunca les exigió que los liberaran.

(…) Después nos dimos cuenta en las declaraciones que dieron los exjefes paramilitares que se acogieron a la ley de justicia y paz, que les ordenaron matar a esos secuestrados, picarlos, echarlos a los ríos o quemarlos en los hornos, mejor dicho desaparecerlos, para no echarse la responsabilidad del secuestro sistemático de civiles, ya que éste es un crimen de guerra”.

Según señaló Hoyos, si las Farc deciden en este momento devolver a los secuestrados, como un acto humanitario, no van a liberarse de su responsabilidad del delito del secuestro, y por el contrario se estarían autoincriminando. “Por lo tanto, la instrucción que tienen, dada por sus abogados y asesores es no liberarlos, y el temor que nosotros tenemos en este momento es que las Farc para quitarse esa responsabilidad, los desaparezcan. Lo peor es que estamos ad portas de que el Gobierno haya acolitado una muerte sistemática de los secuestrados”.

El periodista manifestó que todo apunta a ese hecho, pues “lo que primero dijeron las Farc en Oslo, en la inauguración de los diálogos de paz, es que no hay secuestrados en su poder. Después el presidente Santos en una intervención dijo que si las Farc dijeron que no tenían secuestrados, había que creerles. Por lo tanto hay una confabulación para que no se vieran las Farc presionados por todos los secuestrados en su poder, para que no tuvieran la obligación de devolverlos”.

Herbin Hoyos afirmó que hasta el día de hoy las Farc tienen un acumulado de 2.784 personas secuestradas durante cincuenta años de conflicto, de los que no se volvió a saber nada.

Marchas por la Paz

El periodista Herbin Hoyos.

“Al inicio de las conversaciones se tenía certeza que en poder de las Farc hay 412 secuestrados. En el primer año de inicio de los diálogos, hubo 96 secuestrados por las Farc, pero que en realidad se dijo que habían sido plagiados por actores desconocidos. Desde el 2012 hasta el día de hoy tenemos contabilizados 172 secuestrados, entre los que se encuentran 16 en poder del ELN”.

No obstante, para ocultar los secuestros, aseguró Hoyos que las Farc al iniciar los diálogos de paz “cambiaron el modo de secuestrar. Dejan sus uniformes, ya no usan brazaletes, y empiezan a usar ropa civil o sudaderas negras en muchos casos, y eso hace que los secuestros que se cometieron desde que comenzaron los diálogos hacia adelante, ya no se les adjudica a las Farc, sino se habla de secuestros de desconocidos armados. Sin embargo, las exigencias o extorsiones siguieron como siempre, hasta hace poco”.

De otro lado, el director de “Las voces del secuestro” también relató un hecho amargo vivido en uno de los episodios más sentidos del proceso de paz.

“A La Habana viajaron víctimas del Estado, porque la estrategia era visibilizar un Estado criminal, y llevaron víctimas de los paramilitares y de agentes del Estado. Nosotros empezamos a presionar para que también se visibilizaran las víctimas de las Farc, porque consideramos que debe haber un equilibrio entre las víctimas del Estado y de las Farc. Las pocas víctimas de las Farc que viajaron a La Habana fueron condicionadas para no oponerse a los acuerdos, pues algunas de ellas tienen contratos con el Estado, o vínculos políticos fuertes”, relató.