Él quiere gobernar el pueblo más pequeño de Colombia

Él quiere gobernar el pueblo más pequeño de Colombia

7 de octubre del 2015

Sabaneta (Antioquia) es el municipio más pequeño de Colombia. Tiene en extensión 15.2 kilómetros cuadrados y una historia joven: hace 48 años se independizó de Envigado y decidió formarse como poblado autónomo.

A un pueblo joven lo quiere gobernar un líder joven también. Hugo Andrés Díaz Villa está a pocos días de cumplir 30 años de edad y las encuestas le dan el favoritismo para convertirse en el siguiente gobernante del “Vallecito de Encanto” de Colombia.

Su candidatura está avalada por el Partido Conservador y su contrincante es Iván Alonso Montoya, del Centro Democrático.

“No soy del continuismo. Soy de la renovación”, insiste Hugo Andrés Díaz pues se creería que es heredero político de la actual alcaldesa, Luz Estela Giraldo, quien es del partido Conservador también.

“Pero yo he hecho oposición a la actual alcaldesa de Sabaneta, y en general a los caciques de la política”, expone este abogado de la Universidad de Medellín, quien además cuenta con cinco especializaciones: en gobierno y desarrollo local, alta gerencia pública, marketing político, planificación y gestión territorial.

En 2014, con 19 años, se vinculó a la política con las Nuevas Generaciones Conservadoras de Antioquia y luego se convirtió en Concejal de Sabaneta, desde el periodo 2010.

Ahora quiere llegar a la Alcaldía. Su vida, estudios y dedicaciones han estado enfocados en ese sueño.

“Mi tesis de grado fue un análisis de la productividad de Sabaneta. Siempre he sido muy estudioso de lo público, en especial en mi pueblo. Todos los planes de gobierno, hasta ahora, tan tenido un error, y es que no concretan su gestión con los planes regionales, nacionales e internacionales”, explica antes de confesar que su enfoque de gobierno sería el desarrollo económico “con acciones concretas, y no planes retóricos”.

Ideas para el desarrollo económico

Hoy por hoy Sabaneta tiene 60 mil habitantes. Es un pueblo con una gran densidad demográfica en especial venida desde Medellín.

Es uno de los diez municipios que conforman el Área Metropolitana del Valle de Aburrá y está a 15 minutos de Medellín. Es atractivo para habitantes de estratos 4, 5 y 6, que son los que han incrementado su población en años recientes.

Hace un tiempo Sabaneta era de vocación rural. Desde la década de los 90, cuando se permite la construcción de edificaciones con 5 pisos, empezó a recibir a numerosos huéspedes que se enamoraron de su paisaje y tranquilidad.

Sin embargo la ciudad enfrenta problemas de desempleo (14% es la tasa de desocupación), y aún no encuentra si su vocación es servir como zona residencial, o también pensar en ser productiva.

Hay unas 2641 empresas en la ciudad que generan 25 mil puestos de trabajo, pero a penas 3 mil son de mano de obra local.

“En Sabaneta no se vive con un mínimo, eso hace que pierda capacidad económica el habitante de a pie”, explica.

La mayoría de empresas son comercializadoras, empresas de servicio, manofacturas y maquilas.

Hugo Andres Diaz Candidato Sabaneta

-¿Qué propone para corregir el rumbo económico?

Educación y emprendimiento: veo un divorcio entre empresa, Estado y educación. La educación debe leer lo que la economía del siglo XXI define, y redireccionar e identificar el rumbo económico. Sabaneta debe hablar de un modelo educativo no solo en cobertura, sino pertinencia.

Debemos sacar bachilleres técnicos, no académicos. Reestructurar el Centro de Estudios para el Trabajo, como instituto técnico que sirva de pulmón de emprendimiento a la localidad, respondiendo a lo que quiere la región.

-¿Qué propone para mejorar la seguridad?

Sabaneta tiene que evaluar que no se puede superar la inseguridad poniendo un policía a cada habitante. Debo es dar más oportunidades en educación, empleo y salud, y mayor herramientas a las fuerzas del Estado para superar la delincuencia.

-¿Ha recibido amenazas?

Vengo denunciando que mi publicidad ha sido dañada, de forma particular: destruyen mi cabeza, mi tórax en las imágenes. Y luego me mandan una amenaza. La clase política tradicional de Sabaneta no le gusta que un joven como yo haga esto. Lamentablemente tengo que hacer campaña con escoltas y carro blindado.

-¿Cuál es su plan para mejorar la movilidad?

Sabaneta es un pueblo longitudinal; hay que fortalecer esas vías longitudinales. Buscamos ampliar la vía 43 (Sabaneta-Envigado), la 77 sur, que es del hospital. Además avanza la ampliación de la doble calzada, Avenida las Vegas, que es regional. El problema de movilidad no es interno, sino de ingreso y salida del pueblo.

-¿Su propuesta en Salud incluye una idea de llevar el médico a casa?

Sabaneta, por une estudio que hicimos del proyecto RAMI (Sistema Regional de Atención Médica Inmediata), que contará con ocho ambulancias, dotadas de todos los servicios de atención hospitalaria: que el médico llegue a casa de los más vulnerables de la población. Hay dos opciones. Comprar todo que vale 2.5 millones, o contratar con tercerización que puede valer 500 millones de pesos al año. Además del proyecto, con el que llegaría salud a la casa, hay que pensar en fortalecer el hospital, para que consiga ser autosostenible.