Los planes de Trump durante su estancia en China

Donald Trump

Los planes de Trump durante su estancia en China

8 de noviembre del 2017

El presidente de Estados Unidos Donald Trump llegará hoy a China como parte de los destinos que integran su gira por Asia. A pesar de que su presencia en este país ya estaba prevista, ha generado fuertes polémicas puesto que el principal fin de la visita en este continente es entablar un eje de fuerza contra el desarrollo nuclear del régimen de Kim Jong Un.

A su llegada a Pekín, Trump, en compañía de su primera dama, fue recibido en medio de grandes agasajos por Xi Jinping y su esposa Peng Liyuan.

La relación actual entre China y Estados Unidos se basa en la colaboración que el país asiático brinde a la Casa Blanca para presionar a Corea del Norte en desmantelar su fuente de armamento nuclear. Sin embargo, es posible que aún queden antiguas rencillas entre los dos países ya que cuando Trump era candidato a la presidencia criticó fuertemente a este país de haber “robado” miles de empleos a los estadounideses.

El eje central de la visita y de la conversación entre los dos países es asegurar una presión al régimen de Kim Jong-Un, teniendo en cuenta que China asegura 90% del comercio con Corea del Norte.

Antes de su llegada a China, desde Seúl , Trump adivirtió e instó al presidente norcoreano, a abandonar su programa nuclear y a salir de su aislamiento a través de la diplomacia.

“No nos subestimen, no nos pongan a prueba”, dijo el presidente estadounidense en un discurso pronunciado ante el parlamento de Seúl.

“Todas las naciones responsables deben unir sus fuerzas para aislar al brutal régimen de Corea del Norte”, pidió. “No se puede apoyar, no se puede suministrar, no se puede aceptar”, añadió en referencia a China y a Rusia.

De otro modo, la cuenta personal de Twitter de Trump, uno de los canales de comunicación favoritos del presidente estadounidense, mantendrá su actividad con completa normalidad pese a que en China esta actividad tiene limitaciones serias sobre determinados temas de contenido que pueda ser considerado inadecuado o difamatorio para lo que existen incluso penas de cárcel.

“El presidente tuiteará lo que quiera”, aseguró este miércoles a la prensa un alto responsable de la administración estadounidense a bordo del Air Force One, antes de su llegada a Pekín.

“Esa es su forma de comunicarse directamente con el pueblo estadounidense. ¿Por qué no? Mientras pueda acceder a su cuenta de Twitter”, señaló el funcionario que se mostró convencido de que “tenemos el equipo a bordo de este avión para que suceda”.