Inasistencia aplazó proyecto que castiga el ausentismo

Alt:

Inasistencia aplazó proyecto que castiga el ausentismo

24 de mayo del 2017

Hace casi dos años fue presentada la iniciativa que busca sancionar el ausentismo parlamentario en Colombia. Sin embargo, ha tenido un tránsito demasiado lento en el legislativo. Paradójicamente, cuando solo hacían falta dos votos para que fuera aprobada en la plenaria del Senado, la inasistencia de los congresistas hizo que se aplazara para la sesión de este miércoles.

El senador Alfredo Ramos Maya, autor del proyecto, se mostró preocupado. Según dijo a Kienyke.com, la imagen del Congreso se ve impactada con hechos como por ejemplo que muchos de sus colegas que estaban en el recinto se salieron justo en el momento en que debían votar.

“Una de las principales razones por las cuales el Congreso ha tenido un desprestigio histórico es que los colombianos saben cuánto nos ganamos y nos cobran diariamente el hecho de no estar en las sesiones. La favorabilidad con la ciudadanía es menor al 20%”.

La idea del proyecto de Ley 66 de 2015 es que se endurezcan las sanciones para aquellos parlamentarios que no estén presentes durante los debates, de acuerdo con Ramos, que “justifiquen sus salarios y no en medios de comunicación ni cocteles”. 

En ese sentido, el texto establece sanciones  también para los ministros que se nieguen a acudir a los debates de control político y un refuerzo para la presentación de excusas médicas.

“Que la incapacidad sea suministrado por EPS o por el médico del Congreso, no por el médico amigo del congresista que le puede ayudar”, puntualizó.

“Muchos congresistas, después de las siete de la noche, se están robando el salario. Algunos congresistas se van a dormir temprano, a restaurantes. Eso acaba con la imagen del Congreso”.

Iniciativa que sanciona el ausentismo está en riesgo de hundirse

La lentitud sería letal, si no se aprueba antes del 20 de junio, se archiva.

“Cualquier ciudadano que conoce el salario de un congresista, más sus prestaciones y gasto de equipo de trabajo, entre otras cosas, entonces dicen: esos tipos van a vagar y a no hacer nada, por eso presentamos en su momento un proyecto bastante estricto y que causó polémica”, añadió el senador del Centro Democrático.

Asimismo, el congresista presentó algunas proposiciones aditivas y modificativas que fueron dejadas como constancias, y que serán analizadas en tercer debate en la Comisión Primera de Cámara próximamente.

Una de ellas es que se pretende que los congresistas tramiten sus incapacidades en la EPS, “como cualquier otro colombiano para así evitar conflicto de intereses con el personal médico del Congreso, quien actualmente es quien certifica dicha constancia”.

“El Congreso debería tener la capacidad de recuperar la credibilidad, de quitar la imagen de que los congresistas solo vienen aquí a recibir mermelada, que vean que aquí se viene a debatir con seriedad frente a la ciudadanía”, añadió Ramos.