Querellantes del caso contra Martinelli piden indemnización

2 de agosto del 2018

Más de 50 millones de dólares pagaría Martinelli a los querellantes

Querellantes del caso contra Martinelli piden indemnización

En la reanudación de la audiencia de acusación contra Ricardo Martinelli en la Corte Suprema de Justicia, algunos querellantes del caso de los “pinchazos”, que busca determinar la culpabilidad del expresidente en el seguimiento ilegal de comunicaciones a más de un centenar de personas, solicitaron formalmente los montos de indemnización que, creen, permitirán subsanar los daños causados.

Durante sus respectivas intervenciones, Balbina Herrera pidió 30 millones de dólares, Mitchell Doens 20 millones de dólares, Rubén Polanco cinco millones de dólares y Rosendo Rivera 955.000 dólares que hacen parte de una figura incorporada por la legislación panameña que permite en esta etapa de la querella solicitar una indemnización.

En la etapa de juicio que prosigue a la fase intermedia y es abierta por decisión del magistrado de garantías, el jurado, en este caso el pleno de magistrados de la Corte, podría decidir sobre las indemnizaciones.  Sin embargo, en caso de no darse esta solución en el proceso, una vez Martinelli sea condenado se hará efectiva la indemnización por la vía civil a manera de resarcimiento a las víctimas.

Martinelli se negaría a pagar

Al terminar la audiencia, Martinelli gritó que dichos reclamos eran una locura. “Si me condenan políticamente, es el Estado panameño el que tendrá que pagar, porque yo era el presidente de la República”, anunció posteriormente en una misiva divulgada en Twitter.

Sin embargo, los querellantes aclararon que el pedido de indemnización es hacia Ricardo Martinelli y no hacia el estado panameño pese a que los hechos ocurrieron cuando se encontraba en sus funciones como presidente, acciones por las cuales el fiscal del caso Harry Díaz pide 21 años de cárcel por el delito de interceptación de telecomunicaciones sin autorización judicial, persecución y vigilancia no autorizada, peculado de uso y malversación.

La sesión en la Corte se aplazó hasta este jueves debido a la cita médica que Martinelli debía cumplir y donde se determinaría si sufre de un glaucoma (problemas en la visión).

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO