Iván, hermano de Samuel Moreno, se vuelve pastor

16 de julio del 2016

En la cárcel de San Gil empezó por dirigir el rosario todos los días.

Iván, hermano de Samuel Moreno, se vuelve pastor

No es la primera vez que los políticos y funcionarios en desgracia se vuelven piadosos y hasta pastores.

Desde Royne Chávez, que pasó de ser jefe de seguridad de Palacio a preso por enriquecimiento ilícito (sin cobrarle las “tundas” que le dio a su mujer, la cantante Marbelle) hasta Enrique Gómez (fundador de la iglesia Bethesda), pasando por Carlos Alonso Lucio, hoy en la iglesia Casa de la Roca, de Darío Silva, quien también se convirtió tras una crisis profunda.

Lea también: La directora de una cárcel que le baila a los reclusos

Es posible que algunos lo tomen como una jugarreta para engañar a jueces y a víctimas. Otros como una manera de liderazgo. Y también como una forma de conseguir dinero, porque la religión sigue siendo un extraordinario negocio en Colombia. El grupo MIRA es un buen ejemplo.

También: La camandulera de Iván Moreno

El más reciente “convertido” es nadie menos que Iván Moreno Rojas, exsenador, exalcalde de Bucaramanga (lo acusaron de haber promovido el incendio de su despacho para ocultar pruebas) y responsable del más desmesurado saqueo a las arcas de Bogotá. Por eso él y su hermano, el exalcalde, están privados de la libertad.

Además: La iglesia que recoge diezmos con datáfono

-Está orientando en materia de catolicismo a los otros presos, y dirige el rosario de todos los días, según la Revista Semana.

-Siempre ha sido devoto de la virgen pero su fe se ha intensificado ante las difíciles circunstancias que ahora enfrenta. Sus amigos aseguran que aspira a convertirse en diácono, que es el escalafón inmediatamente anterior al sacerdocio, y que tiene entre sus funciones bautizar, asistir al sacerdote en el altar, anunciar el evangelio y distribuir la comunión.

(No sobra preguntar si usted se sentiría a gusto recibiendo la comunión de sus manos).

-Vamos a ver cuánto le dura el entusiasmo, dice un vecino al conocer la buena nueva.

Testimonios hay miles en las redes sociales y la historia universal, y casi todos parecidos, entre otros el de “Kalimba”, asesino a sueldo mejicano, que no es el caso de Moreno Rojas, “simplemente” saqueador de lo público.

“El Señor cambió mi vida, la transformó, la restauró y me sacó de la prisión para llevar su Evangelio, para llevar la Buena Nueva a aquellos hombres que creen que no hay esperanza… Déjenme decirles que sí hay esperanza, se llama Jesús de Nazaret. Él es el camino, la verdad y la vida”.

Son las palabras de Gumercindo Domínguez Ayona, un hombre “nuevo” tras su paso por la cárcel. Nadie imaginaba que el que fuera conocido como el Kalimba , un peligroso sicario que operaba en el sur de México, ahora dedique su vida a Dios celebrando reuniones en un garaje donde predica y comparte su testimonio”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO