Jesús Santrich, ¿está o no en Venezuela?

22 de julio del 2019

El paso del exguerrillero podría haberse dado por el norte de Colombia.

Jesús Santrich, ¿está o no en Venezuela?

Foto: Andrés Lozano

La duda se convirtió en certeza para el presidente de Colombia, Iván Duque. “Jesús Santrich está en Venezuela con protección del gobierno venezolano”, aseguró en entrevista con el Canal RCN la pasada semana.

Se refería al exlíder de la desmovilizada guerrilla de las Farc, Seuxis Pausias Hernández Solarte, alias Jesús Santrich, quien el pasado 30 de junio desapareció, una semana antes de una cita de indagatoria a la que debía acudir en la Corte Suprema de Justicia de Colombia para responder a acusaciones que lo vinculan con delitos de concierto para delinquir agravado y fabricación, tráfico y porte de estupefacientes.

Se presume que, el posesionado congresista, quien es buscado por la justicia colombiana e internacional, habría cruzado la frontera hacia Venezuela. Pero hay más dudas que certezas sobre su paradero.

Según denunció a la ‘Agencia Anadolu’ la diputada opositora Karim Vera, quien es vicepresidente de la Subcomisión de Frontera de la Asamblea Nacional venezolana, el paso a Venezuela de exlíderes guerrilleros como Santrich se pudo producir con la colaboración de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

Para el consultor internacional en seguridad y defensa, John Marulanda, el paso de Santrich podría haberse dado por el norte, por la zona de La Guajira, dominada por las disidencias de las Farc.

Sin embargo, la semana pasada, un dirigente político venezolano del estado Apure, que prefirió mantener su identidad en el anonimato, dijo a Anadolu que Santrich estaba en el municipio Páez, al oeste de dicha entidad, localizada a su vez al suroeste del país.

Si bien esa parte de la frontera, la de la llanura, está “controlada totalmente por el ELN”, según recordó el coronel retirado Marulanda, ahí hay colaboración del Frente Décimo de las FARC.

Por su parte, la diputada venezolana exilada en Colombia, Gaby Arellano, ubicó a Santrich más al sur. Mediante un tuit, aseguró que estaba en el Arco Minero del Orinoco, que abarca un área de unos 112.000 km2 entre los estados Amazonas, Bolívar y Delta Amacuro.

“Tumeremo (localidad minera en el estado Bolívar) tradicionalmente ha sido controlado por el ELN, en conveniencia con el Gobierno (venezolano), para que organizaran la minería”, explicó Marulanda.

Además acotó que, la zona periamazónica fronteriza está en manos de las disidencias de las Farc: “Es claro que hacia la zona periamazónica, hacia la zona sur, en los límites con Bolívar y Amazonas, es frecuente el paso de Gentil Duarte”.

Marulanda ubica en esa zona a los excomandantes de las Farc Luciano Marín Arango, alias Iván Márquez, y Hernán Darío Velásquez, alias El Paisa.

Juntos y revueltos

De acuerdo con cifras de agencias privadas de inteligencia internacionales, citadas por Marulanda, en Venezuela podría haber entre 400 y 600 hombres armados por las disidencias de las Farc, “y otro tanto de redes de apoyo a los armados”. Casi la mitad de los armados, podrían ser venezolanos.

Al hacer un repaso por los grupos irregulares con presencia en Venezuela, la diputada Vera advierte de otros grupos mixtos: Los Rastrojos y Los Urabeños. Estos tendrían presencia en Táchira, otro de los estados fronterizos con Colombia.

Y no solo se mezclarían con venezolanos, sino también entre ellos y con otros irregulares. “Ahí hay una manguala de hermandad revolucionaria entre el ELN, las Farc, el EPL, activo en Barinas y Apure, los Boliches, y tienen permanente contacto con los famosos colectivos, también han mantenido contacto con representantes de Hezbolá”, asegura Marulanda.

De acuerdo con los expertos, no solo se dedicarían al narcotráfico y a la ya mencionada minería. En estados como Táchira y Zulia, según Vera, estarían implicados en el contrabando del combustible, que escasea en las estaciones de servicio del interior del país.

En Táchira, por ejemplo, hay filas de más de 3.000 coches para ripostar, y cada uno solo puede surtirse de 30 litros de gasolina.

Marulanda, por su parte, los vincula con otras actividades como la extorsión a los habitantes de los 25 municipios venezolanos donde hacen presencia, campañas políticas e ideológicas en favor del chavismo a través de las emisoras o impresos que tienen en el país, e incluso secuestros.

La Fundación Venezolana Redes, por su parte, ha denunciado que hay zonas donde, incluso, el ELN controla la repartición de las polémicas cajas de alimentos subsidiados de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), supuestamente en vehículos oficiales.

“Esta toma del territorio venezolano (por grupos irregulares) se ha venido acentuando en Venezuela a raíz del gobierno de (Hugo) Chávez pero se ha profundizado en los últimos años de (Nicolás) Maduro y, en este último, han sido más permisivos porque han pretendido que estos grupos irregulares les sirvan de escudos”, denunció Vera.

Sin embargo, tal y como advierte el portal InsightCrime, “no hay evidencia concluyente de que el sucesor de Chávez, Nicolás Maduro, haya apoyado activamente la presencia de las Farc en Venezuela”.

Recuerdan, además, que Venezuela desempeñó un papel importante en el acuerdo de paz de Colombia con las Farc, finalizado en noviembre de 2016, como uno de los cinco garantes del proceso.

Aunque no ha habido una respuesta oficial sobre la supuesta presencia de Santrich en territorio venezolano, en abril de 2018, el número dos del chavismo, Diosdado Cabello, criticó al expresidente Juan Manuel Santos por la detención del exlíder de las Farc.

Con información de Anadolu…

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO