Vence plazo para recibir pruebas de EE.UU. contra Santrich

28 de enero del 2019

El exguerrillero actualmente permanece en la cárcel La Picota.

Vence plazo para recibir pruebas de EE.UU. contra Santrich

Este lunes se vence el plazo para que Estados Unidos envíe pruebas contra Jesús Santrich sobre los presuntos delitos de narcotráfico, por lo cual la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), tendrá que decidir la suerte del exguerrillero de las Farc.

El plazo dado por la JEP para recibir las pruebas que reposan en el país norteamericano fue de 40 días, esto ayudaría a este organismo a definir si el excomandante del desaparecido Bloque Caribe no debe ser extraditado o si su extradición le corresponde definirla a la Corte Suprema de Justicia.

La hora límite son las 5:00 pm, por lo cual, aún queda tiempo para que las autoridades estadounidenses hagan llegar el material probatorio de los delitos que se le imputan a Santrich.

Es importante recordar que estas pruebas son necesarias para establecer si el delito de narcotráfico por el que se le acusa ocurrió antes o después de la firma de los Acuerdos de Paz, dato clave para determinar si el exguerrillero tiene el beneficio de no extradición, y de seguir amparado bajo la JEP.

El 15 de noviembre del 2018, la JEP ratificó la petición de colaboración a las autoridades estadounidenses con el fin de contar con detalles del expediente contra Santrich, que tiene la Corte de Nueva York por, supuestamente, haber colaborado para enviar desde Colombia 10 toneladas de cocaína a Estados Unidos.

Kevin Whitaker, embajador estadounidense en el país, informó que es probable que las autoridades de EE.UU. no envíen las pruebas del expediente de Santrich a la JEP.

De ser así, la Sección de Revisión del Tribunal para la Paz, tendrá que decidir dentro de los próximos 10 días con base en la acusación en la cual se anuncian los cargos de narcotráfico y las interceptaciones que pasó la Fiscalía colombiana y que fueron el sustento de la captura del exjefe guerrillero.

Santrich está detenido desde abril y actualmente permanece en la cárcel de La Picota, e insiste en que es inocente: “nunca he tenido involucramiento en negocios legales ni ilegales, y mucho menos de narcotráfico. Jamás he intentado o pensado siquiera mover un gramo de cocaína para ningún lado. No soy un traqueto, soy un revolucionario y un gestor de paz”, dijo en una audiencia ante el Consejo de Estado.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO