Jóvenes desencantados de la política colombiana

7 de junio del 2017

Un estudio concluye que seis de cada diez no confían en las instituciones democráticas en la actualidad. ¿Por qué?

jóvenes

Foto: Shutterstock/KienyKe.com

En una coyuntura política agitada, ad portas de elecciones presidenciales y en el marco de la implementación de los acuerdos de paz con las Farc, los jóvenes colombianos se muestran cada vez más desencantados y reacios con la labor de las figuras políticas en Colombia.

Así lo concluye el análisis de los resultados de la LAPOP – Barómetro de las Américas, el proyecto regional de opinión pública más grande de todo el hemisferio occidental-, que pretende entender las expectativas de esta población frente al sistema democrático, político y de participación ciudadana.

De acuerdo con la medición, adelantada durante el 2016, dos de cada diez jóvenes creen que la gestión del Gobierno ha sido buena, mientras que seis de cada diez asegura no confiar en las instituciones democráticas.

Para Luis Ernesto Gómez, viceministro del Interior, se trata de una generación inquieta, crítica y disgustada con las instituciones pero a la que sí le interesa la política.

“Participan pero no a través de partidos o votaciones cada cuatro años. Lo hacen por causas democráticas y a través de las redes sociales”.

Muestra de ello, según el estudio, es que solo el 8.4% confía en los partidos políticos y el 15,6% simpatiza con alguno. Una tendencia en aumento, porque además, siete de cada diez, considera que a los gobernantes no les interesa lo que ellos piensan.

Jóvenes, ¿izquierda o derecha?

Para Gómez, es necesario entonces “que el Congreso sea consiente que la Reforma Política es una oportunidad para actualizar nuestra democracia e incluir a las nuevas generaciones”.

Respecto a las inclinaciones por las colectividades, también hay indiferencia. No obstante, las nuevas generaciones se inclinan más hacia la izquierda. Uno de cuatro jóvenes se define en este partido, lo que representa un aumento de 16.7 puntos porcentuales en los últimos 13 años. Ocurre lo contrario con aquellos que se consideran de derecha, mientras que en 2004 un 31.5% lo hacía, en la actualidad ese porcentaje cayó al 14.9%.

“Las nuevas generaciones están experimentando profundas transformaciones en la forma como se aproximan y vinculan a los debates políticos, por este motivo entender sus opiniones, actitudes y comportamientos en la arena pública es de vital importancia para descifrar el futuro de la democracia”, indicó por su parte Miguel García, director del Observatorio de la Democracia de la Universidad de los Andes.

Pese a esta tendencia, el análisis concluye también que los jóvenes colombianos creen en la reconciliación y el perdón, y tienen mayor interés en causas sociales y grandes debates de sociedad como la diversidad sexual, el divorcio, la eutanasia, el consumo de marihuana y otros.

“El 39.1% apoyaría que un hijo suyo fuera amigo de un desmovilizado de las Farc; mientras que en los adultos mayores la cifra solo alcanza el 28,4% y el 47% consentirían que en la empresa donde trabajan le den empleo a un desmovilizado y el 40.7% de los adultos mayores también lo haría”, precisa el estudio.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO