“Lo que pasa en el Partido Conservador da vergüenza”: senador Laserna

24 de enero del 2014

Dice que deben “armar un grupo de conservadores indignados”.

Juan Mario Laserna, Kienyke

En vísperas de una consulta conservadora –en convención- para definir si apoyan la reelección del presidente Santos u optan por una candidatura independiente, el zafarrancho es evidente.

El escándalo desatado porque Arturo Yepes (hermano del presidente del directorio nacional) ofrece pasajes y viáticos a quienes se declaren santistas, la discusión sobre la forma como se conceden los avales, y la poco sólida presencia del partido en el gobierno, sin hablar de las escasas ideas, parecieran que la colectividad azul anda a la deriva.

Obviamente hay quienes se sienten a gusto con lo que está pasando, pero algunos como el senador Juan Mario Laserna (tolimense, cuarentón, con altos estudios económicos) consideran afrentoso el momento.

¿Qué está pasando en su partido?

Sólo veo rencillas personales o simplemente intereses burocráticos, sin ninguna propuesta clara, sin ninguna negociación programática, sin ninguna idea.

Los que queremos hacer partido y queremos hacer patria y no estamos en esto ni para enriquecernos ni para lucrarnos, nos parece que lo que está pasando al interior del Partido Conservador da vergüenza.

¿Usted conoce de ofrecimientos de pasajes y viáticos a quienes voten en la convención por la reelección de Santos?

Había oído rumores en Ibagué al respecto.

¿Tienen los conservadores una opción distinta a Santos?

La gente quiere que uno apoye al Centro Democrático. El problema es que al Partido Conservador lo quieren encasillar en el santismo que es como paz a cualquier costo, y el uribismo es como negación a cualquier costo.

Creo que el Partido Conservador tiene una oportunidad de hacer propuestas reales de paz, de institucionalidad.

El Partido Conservador se está refugiando en puestos, en burocracia, en cosas, y eso es la muerte de una colectividad. Si es así no vale la pena seguir en el partido.

Pero los conservadores son eso, el apoyo a todos los gobiernos, pegados a la rueda del presidente de turno, disfrutando la burocracia…

Tampoco exagere. Hay cosas que son defensables. Por ejempolo lo que hemos hechos ministros y funcionarios conservadores en los últimos gobiernos.

Yo soy parte de esa burocracia, he interactuado. Con algunas cosas no he estado de acuerdo, pero en general yo creo que ha sido un trabajo muy importante para Colombia.

¿Y respalda al ministro de Agricultura de hoy?

No. Pareciera que quiere favorecer a los más ricos del campo.

De ser así, debería respaldarlo. Usted es uno de los ricos del campo…

No, eso no es verdad. No es verdad ni lo uno ni lo otro. No es verdad que lo debería apoyar porque creo que lo que está proponiendo no es bueno ni para los cafeteros ni a los campesinos pequeños.

¿Respalda al Ministro de Hacienda, también conservador?

Lo respaldo en muchas de sus políticas, creo que ha hecho un buen trabajo técnico. Sobre sus inclinaciones políticas tengo algunas reservas.

Doctor Laserna, me queda la impresión de que no va a apoyar la reelección de Santos.

El partido conservador debe ser una alternativa, por encima de Uribe y Santos. No debemos ser apenas un relleno, un partido que no emite una voz, que no tiene ideas y menos votos.

¿Se emudecieron con la mermelada oficial?

La melcocha no los deja abrir la boca.

Juan Mario Laserna, Kienyke

¿Quiénes serían las otras opciones presidenciales?

A mí me hubiera encantado alguien como Luis Alberto Moreno, pero ya está descartado.

Habría que pensar en Marta Lucía Ramírez, una persona que tiene pedigrí, experiencia, que sabe de seguridad. No sé si tenga el carisma. Sin embargo, me parece que su candidatura la han contaminado al verla como uribista. Es la única reserva grande que tengo.

¿Qué opina de la reunión Uribe-Pastrana?

Era como el encuentro de dos amargados viendo a ver cómo conspiran contra Santos. Eso tampoco tiene presentación. Uno no puede manejar la política o por rencillas personales, o simplemente porque está con la mermelada. El Partido Conservador necesita una depuración y buscar hacia adentro muy profundamente.

¿Una depuración que lideran los Yepes?

Cómo le parece que no. Tenemos que armar un grupo de conservadores indignados.

¿Y hay más de un indignado en su partido?

Puedo pensar en dos, tres nombres, pero no quiero decirlos. Uno muy amigo suyo, que usted dice que tienen talla presidencial, de Caldas, no lo quiero comprometer.

¿Luis Emilio Sierra?

Bueno, blanco es, gallina lo pone, y frito se come ¿no?

El problema es que los conservadores son indignados y hablan duro pero en privado.

Pues yo no. No todos los días para no cansar. Hace unas semanas tuve una discusión muy airada con el directorio sobre los avales. He tenido discusiones acuérdese, con el Presidente de la República. Yo hablo duro y seguiré con esa herencia opita.

Me dicen que se ha vuelto gamonal de pueblo…

Gamonal de pueblo en el buen sentido de que uno va, oye la comunidad y he aprendido muchísimo. Cinco años de oír a la gente y a veces que me regañe. Ese contacto con el pueblo es que les ha faltado a Santos y también a Marta Lucía….

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO