Presión internacional para abrir la democracia en Venezuela: Julio Borges

Julio Borges

Presión internacional para abrir la democracia en Venezuela: Julio Borges

19 de septiembre del 2017

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Julio Borges, expresó este martes que “Venezuela es la protagonista más importante” de la Asamblea General de la ONU, que se celebra en Nueva York. Además, reconoció la preocupación internacional por su país.

Borges hizo referencias a las recientes sanciones del gobierno de Estados Unidos y manifestó que aunque los problemas de los venezolanos “lo resolveremos entre nosotros”, consideró que es una forma de presionar al Gobierno venezolano.

“La comunidad internacional no quiere mentiras, quiere que efectivamente los venezolanos podamos tener la oportunidad real y cierta de resolver a través de nosotros mismos con el voto, que yo creo que es el mecanismo más poderoso que podemos tener en unas elecciones limpias en unas elecciones democráticas, en unas elecciones de juego equilibrado y limpio la resolución final. De manera que toda esta presión internacional con las sanciones no son las que van a resolver el problema, pero son las que permiten que en Venezuela haya la presión para que se arme un gobierno democrático en el país”. 

De igual forma, se refirió a la reunión que habrá mañana entre cancilleres pertenecientes al Grupo de Lima, en el que esperan que salga una resolución contundente para el gobierno venezolano que insista en que solo habrá credibilidad cuando las iniciativas democráticas sean reales. 

“En el aire de la reunión del Grupo de Lima esperamos que haya un comunicado que deje de manera clara que en Venezuela solamente habrá credibilidad sobre cualquier proceso cuando tengamos una democracia real. Ya en Venezuela las palabras no valen, los discursos no valen, la retórica no vale. Venezuela y el mundo lo espera así; lo que necesita es hecho, hechos concretos que al gobierno no le cuestan nada.”  

Dicha reunión se llevará a cabo mañana a las dos de la tarde y contará con la presencia de los doce cancilleres que firmaron la Declaración de Lima, entre los cuales se encuentran los ministros de Relaciones Exteriores de México, Colombia, Chile, Paraguay, Brasil Panamá, Canadá, entre otros. 

Por último, la oposición es clara en advertir que solo habrá negociaciones con el gobierno cuando los presos políticos sean puestos en libertad, además de abrir un canal humanitario que permita el ingreso al país de medicinas y alimentos y que haya un cronograma electoral para llegar a una solución pacífica que será precisamente con elecciones.