“Obama quiere con Latinoamérica que discutamos como socios e iguales”

9 de abril del 2015

Vocero de Departamento de Estado: seguimos siendo importantes para el hemisferio.

“Obama quiere con Latinoamérica que discutamos como socios e iguales”

El vocero del Departamento de Estado (Cancillería) de Estados Unidos, Justen Thomas, habló en exclusiva con Kienyke.com sobre el ambiente que le espera al presidente Barack Obama durante la Cumbre de las Américas que ya empezó en Panamá.

Es la primera vez, en la historia de estas reuniones, que Cuba es invitada y participará con su presidente Raúl Castro. Hasta la Cumbre de las Américas de 2012 en Cartagena, La Habana era vetada por Estados Unidos para participar en estos foros de todos los presidentes de América, pues no era considerado un estado democrático ni miembro de la OEA.

Vea también: (VIDEO) Maduro manda mensaje en “inglés” a Obama

“Es una muy buena oportunidad de diálogo”, dijo Thomas en entrevista con este medio digital sobre la intención de Obama para normalizar los ánimos con algunos países de la región. Washington y Caracas no atraviesan por un buen momento de sus relaciones, por unas sanciones decretadas por Barack Obama contra siete venezolanos acusados de violaciones contra los derechos humanos.

“El presidente defiende y mantiene esa decisión. Defiende su postura frente a lo que juzgamos. Los DD.HH son valores importantes para Estados Unidos, y para toda la región”, añadió el portavoz encargado de los asuntos del hemisferio occidental.

Lea también: Este bloguero será el próximo dolor de cabeza de los Castro

Thomas agregó que Estados Unidos siente que sigue siendo importante e influyente para Latinoamérica y anticipó a Kienyke.com que están por emitir su concepto para conseguir que Cuba sea excluida de la lista negra de países que apoyan el terrorismo.

Cumbre de las Americas

-¿Con qué tono llega el presidente Barack Obama a la Cumbre de las Américas, anticipando que habrá cierto ambiente hostil de parte de Venezuela y algunos países del Alba? ¿Quieren ustedes conciliar o defenderse?

Vemos como una muy buena oportunidad de diálogo esta Cumbre de las Américas.

Estamos ansiosos en iniciar una nueva ronda de discusiones sobre iniciativas regionales. Hace tres años, en la sexta cumbre, salieron algunas iniciativas que están teniendo mucho éxito en la región, sobre todo en energía, intercambios académicos; y esperamos continuar todo eso. Queremos dejar un legado para el presidente Obama; un legado que hable de una excelente relación con el hemisferio.

-Para muchos la agenda presidencial de esta Cumbre tendrá como eje central a Cuba. ¿Cuál es la agenda que ustedes proponen?

Esperamos avanzar en varios temas, en especial sobre democracia y derechos humanos. Siempre son importantes porque son valores de nuestro país. También temas como crecimiento económico, competitividad en la región, la inclusión social. Y finalmente seguimos con el tema de la energía y el medio ambiente, que son prioridad para el presidente Obama y el secretario de Estado John Kerry.

Esas agendas también estarán en los foros previos a las cumbre presidencial. Esos foros son muy importantes y queremos apoyar la inclusión de la sociedad civil en el proceso de la Cumbre de las Américas. Que no solo hablen en Panamá las ONG, sino también sociedad civil, juventud, empresarios y demás grupos. Esperamos institucionalizar esas participaciones de la sociedad civil en ese proceso de consulta con los gobiernos del hemisferio occidental.

-Entonces ¿ustedes apoyan los foros en los que han participado hasta ahora disidentes cubanos y opositores venezolanos, como la esposa de Leopoldo López, y que han incomodado a sus respectivos gobiernos?

Nosotros apoyamos todas las voces de la sociedad civil que quieren expresarse pacíficamente y quieren contribuir a un diálogo productivo en la región. No existe una verdadera democracia ni verdadero respeto por los derechos humanos si no hay oportunidades para la gente expresarse libremente, y decir lo que quiere sobre su gobierno sobre su forma de vida y su propia realidad.

Esta cumbre es histórica porque es la primera vez que todos los países del continente están presentes, incluso en los foros de la sociedad civil. Por su puesto queremos escuchar lo que quieren decir todos, en todos los países de la región.

-Los cambios de política hacia Cuba por parte de la Administración Obama, por un lado, y la resistencia que se mantiene en países como los del Alba, por otro, hacen pensar que Estados Unidos estaría preocupado por estar perdiendo influencia en su propio continente. ¿Eso les preocupa?

Hay que decir que fue Panamá el que invitó a Cuba a participar en esta Cumbre de las Américas, no necesariamente a razón de nuestro cambio de política bilateral, y felicitamos a Panamá por el trabajo que ha hecho organizando una Cumbre que va a ser muy productiva.

Obviamente nuestra relación con la región ha crecido mucho en este año, sobre todo como usted menciona, por el cambio de política hacia Cuba. El gobierno de Obama reconoció que la política hacia Cuba no funcionaba, que necesitábamos intentar otra solución para avanzar con nuestros intereses en Cuba y para ayudar al pueblo cubano a tener más derechos.

Y también el presidente ha tomado otras acciones que favorecen el ambiente con la región, como la acción ejecutiva sobre inmigración, el apoyo que ha dado a América Central, el dinero para ayudar a situación de seguridad, el crecimiento económico para América Central, el apoyo que hemos dado al proceso de paz en Colombia. El legado que el presidente Obama deja, después de tres Cumbres de las Américas, es un legado de asocio con los países latinoamericanos de la región y de contribuir, de manera significativa, a que enfrentemos nuestros desafíos comunes como socios, como iguales. Esa es la visión que Obama tiene para América y la que proponemos para esta Cumbre.

Rafael Correa; Nicolas Maduro; Evo Morales

Nicolás Maduro, Evo Morales y Rafael Correa, harán fuertes reclamos a Obama por sus sanciones contra siete venezolanos.

-El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, le llevará a Obama una carpeta con 10 millones de firmas de venezolanos que exigirían que Washington retire las sanciones contra algunos de sus ciudadanos. ¿Se dejará Obama presionar por eso?

Quiero clarificar una cosa. Las sanciones que Obama anunció contra siete individuos en Venezuela fueron una respuesta a lo que nuestra Administración vio como una clara violación de los derechos humanos (DD.HH) contra el pueblo venezolano. No fue una sanción ni contra el gobierno ni mucho menos contra el pueblo de Venezuela, sino contra siete individuos que reconocemos como participantes en violaciones de DD.HH.

Además la acción presidencial fue limitada y solo afecta a esos individuos en tanto visiten a los Estados Unidos; tiene prohibido viajar a nuestro país y no pueden acceder a nuestro sistema bancario. Entonces no hay efectos sobre lo que pasa dentro de Venezuela, así que no es una injerencia sobre su soberanía.

Obviamente hemos escuchado mucho de esas sanciones. Pero el presidente defiende y mantiene esa decisión. Defiende su postura frente a lo que juzgamos. Los DD.HH son valores importantes para Estados Unidos, y para toda la región. Para crecer económicamente, para tener mas inclusión social, para mejorar el medio ambiente, tiene que haber respeto por los DD.HH. Son fundamentales en todo este proceso de cómo se forman los gobiernos. Vamos a continuar defendiendo esos valores alrededor del mundo y también en Venezuela.

-El presidente Santos, aliado de Estados Unidos, ha pedido que se retiren esas sanciones unilaterales. También lo harán los países del Alba, en especial Bolivia y Ecuador. ¿Habrá ambiente hostil contra Obama este fin de semana en Panamá?

-Yo no tengo información y no sé lo que necesariamente van a decir los presidentes. No puedo hablar por los demás presidentes. Sé que el presidente Obama viene a Panamá a hablar de los temas que nos afectan a todos, sobre los desafíos comunes, los intereses comunes que tenemos. Esperamos poder trabajar de una manera productiva sobre esos intereses comunes, no necesariamente con base en la ideología, sino con base en lo que podemos hacer juntos para superar esos problemas. Siempre manifestamos interés de colaborar, y esperamos explorar esas salidas con todos los líderes de la región en esta cumbre.

Lea también: Santos rechazó sanciones de Estados Unidos a Venezuela

-El presidente Obama ha dicho que está listo para excluir a Cuba de la lista de países que apoyan el terrorismo, después de que reciba una recomendación del Departamento de Estado al respecto. ¿Ustedes darán la sorpresa al mundo y entregarán esa recomendación en esta Cumbre de las Américas? ¿Podría confirmarme si Cuba está por salir de esa lista?

El proceso de remover a Cuba de la lista de países que patrocinan el terrorismo es un estudio que estamos llevando a cabo aún, y vamos a presentar el resultado de ese estudio directamente al presidente Obama.

Ya estamos llegando al final de ese proceso, pero no tengo una fecha ni decisión que pueda anticiparle. Estamos trabajando rápidamente para completar el estudio y dar nuestra decisión para que él, como presidente, sea quien tome la decisión sobre si Cuba debe permanecer o no en la lista.

Barack Obama; Raul Castro

Obama podría sostener un encuentro con el presidente de Cuba, Raul Castro.

-En la opinión, y algunos presidentes como el ecuatoriano Rafael Correa, se dice que estas cumbres no sirven para nada. Que solo dejan una foto de “jet set”. ¿Ustedes lo ven así?

Estas cumbres sí sirven para varias cosas. Es una gran oportunidad para tener a todos los lideres de una región reunidos en un mismo lugar. Facilita mucho las reuniones y discusiones en un solo lugar, en vez de tener que hacer 34 viajes a 34 países diferentes.

Al tiempo vemos que de estas cumbre siempre salen iniciativas que son de interés y ayudan a los pueblos de la región. Quiero citar la iniciativa “Conectar las Américas 2022”, el nombre de un programa que ayuda a conectar la red energética de toda la región hasta 2022. Hemos avanzado bastante. Y de Cartagena (en la cumbre de 2012) también surgió la idea de formar una red de pequeñas empresas para que haya mas de 250 mil empresas en la región que se beneficien con conectividad, comercio y empleo. Esas iniciativas son importantes y esperamos que en esta cumbre surjan más incitativas que puedan beneficiar a los pueblos del hemisferio.

-Dicen que la OEA (Organización de Estados Americanos) como organización hemisférica está en declive; muchos países a veces le dan la espalda. ¿Está en peligro esta institución?

Quiero señalar que la OEA sigue siendo importante para la región. Nosotros la valorizamos mucho; tiene mucha historia en la región y vamos a continuar fortaleciéndola a través de esas discusiones sobre cómo esta formada y cómo trabaja. Y nosotros estamos abiertos al diálogo con otros grupos. Todo tipo de diálogo y conversación es buena. Pero sabemos que la OEA sigue siendo la principal organización para dialogar de manera hemisférica, y creo que esta cumbre es prueba de que la OEA sirve para mucho y para avanzar en los intereses que tenemos en común.

-El difunto presidente Hugo Chávez se encargó de sacarle competencia a la OEA y formó la Celac, que excluye a Estados Unidos y a Canadá de las reuniones hemisféricas, como en otro momento la OEA excluía a Cuba de las Cumbres de las Américas. ¿Será que la Celac le quitará peso a la OEA? ¿Se sienten excluidos por la Celac y Latinoamérica?

Yo creo que seguimos siendo un país muy importante para el hemisferio. Tenemos excelentes relaciones con casi todos los países de la región. Incluso ahora estamos intentando normalizar la relación con Cuba y Venezuela. Estados Unidos sigue siendo parte de la región y parte del hemisferio occidental, y continuaremos manteniendo esas relaciones, siempre trabajando bajo la idea del interés mutuo en mente, y dialogando con todos los países del hemisferio.

Twitter: @david_baracaldo

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO