Las botellas de agua del escándalo en la Cámara

Foto: @AngelicaLozanoC/KienyKe.com

Las botellas de agua del escándalo en la Cámara

22 de marzo del 2017

La representante Angélica Lozano denunció un caso bastante particular de despilfarro en el Congreso de la República: la Cámara de Representantes decidió entregar botellas de agua con nombres personalizados a los 166 miembros de la corporación.

En diálogo con Kienyke.com, Lozano explicó sus críticas a las botellas ordenadas por la Dirección Administrativa de la Cámara. “Encontré encima del archivador una paca de botellas de agua del tamaño de una mano. La destapé y vi las botellas, con una etiqueta fina, marcadas con mi nombre, y dije ‘¿qué es esta vulgaridad?’. Este es un despilfarro tanto de recursos públicos como con el planeta.”, dijo.

Para la representante de la Alianza Verde, todas las botellas de agua similares a las ordenadas por el Congreso deberían desaparecer. “Eso le hace mucho daño al planeta, tanto por el agua por las botellas PET. Ese material demora más de un siglo y hasta 450 años en descomponerse. Además, pago con recursos públicos”, resaltó. En su lugar, recomendó usar filtros o termos de agua.

Además, Lozano criticó que el personal del Canal Congreso lleve trabajando durante tres meses sin percibir remuneración alguna, debido a que se encuentran bajo el mecanismo de prestación de servicios.

La directora administrativa de la Cámara, María Carolina Carrillo, respondió en un comunicado afirmando que no hubo tal desperdicio. Las botellas entregadas harían parte del convenio que la corporación tiene para la prestación del servicio de cafetería y aseo de sus instalaciones. Este contrato habría sido firmado a través de Colombia Compra Eficiente, dando 838 pesos por unidad.

Según el convenio, la entrega de una paca semanal de botellas de agua para cada representante daría un valor aproximado de $13’350.000 mensuales.

Carrillo aseguró que la personalización de las botellas fue hecha sin costo por la proveedora, como un homenaje al día del agua que se conmemora este 22 de marzo. “Se hace la claridad que esta etiqueta no generó ningún costo adicional sobre el ofertado, ya que estos precios son fijos y no tienen fórmula de reajuste alguno”, dice el comunicado.