Ideas para la paz que no tienen micrófono

Ideas para la paz que no tienen micrófono

22 de septiembre del 2014

Intelectuales y líderes de la sociedad civil también tienen voz en el camino que Colombia emprendió en busca de la paz. Sus opiniones no han sido escuchadas y en ellas hay luces y reflexiones sobre los pasos que el país debería considerar para encontrar la paz.

El libro ‘Conflicto Armado, La Paz es la Victoria’ (de publicaciones MV, Molinos Velásquez Editores) reunió las voces e imágenes de más de 50 intelectuales, políticos, líderes de la sociedad civil y artistas para que contaran, desde la pluralidad, lo que piensan de la mejor ruta para alcanzar el sueño que todo colombiano espera: el fin del conflicto y la reconciliación nacional.

Desde un conservador a ultranza como José Félix Lafourie hasta un vocero de las izquierdas como Iván Cepeda. Pasando por las elaboradas ideas de un reconocido sociólogo y filósofo como Ricardo Vargas Meza, y la humilde voz de un campesino que ha conocido el despojo y el exilio como Gerardo González. También las desgarradoras fotografías de la guerra tomadas por Jesús Abad Colorado, y las frías pinturas de Carlos Salazar, que con un solo color ha encontrado un tono para el dolor colombiano.

KienyKe.com contactó a varios de los coautores del libro y realizó un ejercicio para que cada uno contara a los colombianos cuáles son sus ideas para que se cumpla pronto el anhelo de paz.

Los escritores y artistas contactados no tienen que ver con la política. Son académicos, líderes sociales, escritores y jóvenes pintores que casi nunca tienen exposición en medios.

Libro conflicto armado

Rosario Molinos, realizadora del libro Conflicto Armado, La Paz es la Victoria: “Aquí tenemos que hacer borrón y cuenta nueva. Todos somos víctimas y victimarios en mayor o menor grado, por acción o por omisión”

[soundcloud id=’168503076′]

Rosario confiesa que no fue difícil reunir a tantas voces, tan múltiples y distintas, en un solo libro para que confluyeran en una idea única: la paz es la victoria. Es como si con el texto se buscara hacer un reflejo de país; que si en un libro es posible reunir tantas opiniones diferentes, la nación también podría dialogarlas en la escena pública, con respeto e igualdad.

“Aquí tenemos que cambiar de modo de pensar, de modo de sentir, que tenemos que aprender a convivir, a tolerarnos, y aceptarnos en la diferencia para poder construir un país”.

Francisco de Roux

Francisco José de Roux: “El grito general de la gente era: ¡Paren esa guerra; párenla de todos los lados!”

[soundcloud id=’168503574′]

El padre Francisco José de Roux escribió el texto “Es romper la Historia que traemos, es Originar una nueva historia”, una crónica y memoria de una asamblea de víctimas campesinas que clamaban que se detuviera el baño de sangre en el norte del país.

¿Qué dicen las víctimas en el campo, que son sin duda las que han expuesto su piel a la guerra? El padre jesuita toma su vocería, a través de esa carta, expresa una histórica que desnuda la esperanza de un pueblo que pide que se logre la paz.

Absalon Machado

Absalón Machado: “La tierra en lugar de bendecir, ha sido usada durante el conflicto como botín de guerra”

[soundcloud id=’168503560′]

Absalón Machado Cartagena, economista que fue premio Portafolio al Mejor Docente Universitario y miembro de la Academia Colombiana de Ciencias Económicas, publicó el texto “Del problema agrario a la cuestión rural”. Cuenta que el no haber resulto hace muchas décadas el problema de la pertenencia y uso de la tierra, es lo que ha terminado siendo uno de los principales obstáculos para que Colombia pueda vivir en paz.

Sin embargo entiende este problema como uno de los eslabones que el país debe considerar. “… no basta con resolver el problema agrario para pensar que se han abierto los caminos hacia una paz duradera (…) resolver el problema de tierras es condición necesaria, más no suficiente para alcanzar la paz”, reflexiona.

Carlos Salazar Arenas

Carlos Salazar Arenas: “La paz siempre estará lejana si no tenemos el optimismo suficiente para tatar de conseguirla”

[soundcloud id=’168503126′]

Carlos Salazar, joven artista colombiano, encontró el sórdido tono de la guerra, y lo pinta en telas para conmover con sus imágenes a los espectadores.

El maestro de artes plásticas cree que en el país sufrimos una “anestesia estética” respecto a la abrumadora y cotidiana cantidad de imágenes sobre la guerra que difunden los medios. Su recurso artístico busca volver a despertar esa sensibilidad tan necesaria para que la gente condene la barbarie y se esfuerce por sepultarla.

Una reflexión sobre su obra del poeta Federico Díaz-Granados lo resume: “La guerra y los conflictos tienen un color especial, tienen su particular policromía de horror y del caos”.

Fabiola Calvo

Fabiola Calvo: “Quienes más han sufrido el conflicto en Colombia han sido las mujeres”

[soundcloud id=’168503116′]

Fabiola Calvo es periodista y activista de los derechos humanos; su causa ha sido a favor de las mujeres víctimas del conflicto. Fue premio periodístico 2003 de “La mujer en la Unión Europea” y autora de la antología de cuentos “¡Sin nosotras, se les acaba la fiesta!”.

El texto que publicó en esta oportunidad es una crónica llamada “Mujeres desplazadas en Colombia: Las voces ocultas del conflicto armado”.

“Mujeres asesinadas, mujeres estigmatizadas, mujeres víctimas pero también que toman el reto de asumir sus vidas para cambiar el curso de la historia de las mujeres desplazadas”, se lee al final de su historia.

Gustavo Duncan: “No habrá paz después de la paz con las Farc”

[soundcloud id=’168503098′]

El temor de Gustavo Duncan es grande. Este experto en seguridad global e investigador de la Fundación Seguridad y Democracia cree que si no se logra prevenir -con fortalecimiento institucional- un descontento en los reinsertados,  es probable que con una eventual desmovilización de las Farc suceda lo mismo que con el fin del proceso del paramilitarismo: aparecieron nuevos grupos dedicados al crimen y al narcotráfico.

Su texto se llama “¿Por qué no habrá paz después de la paz con las Farc?”, y en él sugiere que para evitar un nuevo brote de violencia, motivado por la ilegalidad, es indispensable que “poco a poco se lleve al Estado y sus instituciones a las regiones”.

Luis Eduardo Celis

Luis Eduardo Celis “Es esfuerzo de paz es un propósito nacional, no de uno u otro sector político”

[soundcloud id=’168503568′]

El investigador en Derechos Humanos y asesor de la Corporación Nuevo Arco Iris, Luis Eduardo Celis, fue uno de los coeditores del libro que quizá se convierte en la referencia más plural y elaborada sobre los orígenes, tratamientos y recomendaciones para solucionar el conflicto armado en Colombia.

“El esfuerzo de cerrar el conflicto armado es el mensaje que quiere el libro; y tiene esa virtud de mandar el mensaje de que no hay una sola voz ni una sola mirada, sino muchas voces y muchas miradas que deben concurrir y con las que debemos construir una concertación para avanzar en une esfuerzo de democracia”.

Libro conflicto armado

El libro Conflicto armado: La paz es la victoria tiene una galería fotográfica de Jesús Abad Colorado, el fotógrafo que más ha retratado la guerra en Colombia. (Lea aquí su historia)

Rodrigo Echeverri Calero: “Colombia se ha acostumbrado a la violencia y necesitamos una educación para la paz”

[soundcloud id=’168503154′]

El artista plástico y fotógrafo Rodrigo Echeverri compartió imágenes de un performance publicado en 2005 llamado “Cosecharás”.

“¡Cosecharás! Pretende hacer visible lo que nos es censurado en los noticieros de televisión. Da un cuerpo posible, humano, a los seres anónimos que ante la ausencia de oportunidades, optaron por ingresar a la mayor empleadora del país: la industria de la muerte”.

Ricardo Vargas: “La visión prohibicionista sobre las drogas seguirá igual”

[soundcloud id=’168505464′]

En el texto “Drogas y Proceso de Paz en Colombia: una perspectiva para el ordenamiento conceptual y propuestas de manejo”, el sociólogo y magíster en Filosofía Social, Ricardo Vargas Meza, aborda otro de los puntos clave de la violencia de las últimas décadas: el negocio de las drogas y su guerra prohibicionista.

En su texto reflexiona: “Soy plenamente consciente de que estas ideas son solamente eso, y que la opinión por un país libre de narcotráfico pasa por cambios sustanciales en las políticas internacionales”.