Las propuestas más descabelladas de la reforma política

Las propuestas más descabelladas de la reforma política

13 de marzo del 2017

La llamada a participar de una reforma política en Colombia consiguió que miles de personas se volcaran a las redes y a la página www.redformapolitica.co para proponer cómo se debe cambiar el sistema político colombiano. Algunas propuestas están siendo evaluadas por los partidos y el Ministerio del Interior; otras son demasiado fuertes, descabelladas o no tenían ninguna relación con el proyecto.

El llamado a reforma política se realizó el pasado 15 de febrero en una medida sorpresiva del ministro del Interior, Juan Fernando Cristo. Entre las propuestas que había planteado Cristo, se encontraban medidas tan polémicas como la eliminación de la Vicepresidencia, el paso del período presidencial de 4 a 5 años, y la ampliación del voto para jóvenes entre 16 y 18 años.

A nivel extenso, la convocatoria planteó la participación de los ciudadanos colombianos en las redes sociales como Twitter y Facebook. Algunas de las 45.000 propuestas recibidas fueron presentadas a los partidos políticos y harían parte de los dos paquetes de reformas que se presentarán al Congreso. Otras de estas no tenían ninguna posibilidad de acceder.

Reforma política anticorrupción

La corrupción fue uno de los temas más complejos en la propuesta. Por ejemplo, uno de los usuarios presentó una solicitud para que se decretara “pena de muerte para corruptos y para contratistas que ofrezcan dineros de alguna naturaleza”; la pena de muerte no se ejerce oficialmente en Colombia desde 1910, y es rechazada por los acuerdos de Naciones Unidas.

Comparada a esta, la proposición de imponer “condena a 80 años de prisión intramuros sin reducción a corruptos” es humanitaria y benévola. Así mismo, otras medidas como la solicitud de reducir el Congreso a 100 personas (de 268) también se han presentado en este sentido.

En diálogo con KienyKe.com, el viceministro de Participación Luis Ernesto Gómez aseguró que propuestas que redujeran la participación en política no serían consideradas por el mecanismo de Fast Track, aunque sí serían analizadas por los partidos.

Las ideas vagas

¿Cuál es el problema más grave de Colombia? Para muchos, es el “meimportaunculismo”: una de estas propuestas descabelladas en la reforma política es que este fuera “Momento para despertar y dejar el ‘meimportaunculismo’ colombiano”, en una aparente mención a la desidia de los colombianos en temas políticos.

Por supuesto, una reforma política no es capaz de hacer que los colombianos se interesen en política. Tampoco servirá para hacer que lleguen al poder “mentes jóvenes y del pueblo, no hijos de papi y mami“: para eso son las elecciones.

Finalmente, cabe recalcar que algunos participaron con deseos más cercanos de cobrar a personajes sus actuaciones políticas. Uno de los opinadores sugirió que “los cargos que ocupen los políticos sean necesarios y eficientes para que no lleguen a dormir a las sillas“, en una clara crítica al senador Roberto Gerlein.

¿En qué estaban pensando?

Algunas de las propuestas para la reforma política no tenían claro qué estaban buscando. “Se debe construir La Casa Congreso; una edificación, sea edificio, conjunto cerrado, condominio, dónde se albergue las 64 viviendas para los representantes durante cada periodo legislativo. Así se reducen los gastos que se reflejan en el sueldo mensual de estos”, escribió uno de los ciudadanos interesados.

El problema con esta propuesta es que, a menos que se piense reducir en la misma reforma el número de congresistas a 64, más de 200 políticos no entrarían a esta casa.

Otras propuestas confundieron la reforma política con un proyecto en contra del consumo de carne: uno de los ciudadanos pidió “que se añada un menú vegano a las escuelas y lugares de trabajo, como un requisito”, y otro “que se promueva más abiertamente los lunes sin carne“.

Finalmente, una de las propuestas podría tener validez: un ciudadano pidió que se considerara “que sea día entre semana y no un Domingo el día de votación”. Cabe resaltar que en países como Estados Unidos, los días de votación son los martes.