El sube y baja de la ley de financiamiento

shutterstock

El sube y baja de la ley de financiamiento

30 de octubre del 2018

 El gobierno radicará esta semana ante el Congreso de la República la ley de financiamiento para su trámite y aprobación, con el que se busca entre otras cosas gravar con IVA a todos los productos de la canasta familiar, pero por otro lado rebajar gradualmente del actual  19 % al 17 % en dos años, entre otras reformas.

La iniciativa contempla también un aumento al impuesto de renta para la clase alta, mientras que para la media tendrá una simplificación del sistema y para las empresas se anunciaron dos grandes cambios,  que consisten en que no habrá impuesto de renta para empresas que generen empleo en el sector agro y tecnología, así como deducciones en impuestos de capital.

¿De qué se trata la medida? José Andrés Romero, director de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) explicó que estas medidas se realizarán para poder reactivar la economía, ya gravado el IVA, tendrá que bajar en una primera instancia al 18 % y posteriormente al 17 %, “una gestión muy rápida durante este gobierno”, aseguró el funcionario. Indicó que lo que se quiere es universalizar el gravamen para que sea mucho más equitativo.

¿Qué pasará con las personas con menos recursos?

Romero explicó que esta población será compensada, asegurando que ese dinero que pagan sea devuelto mediante un mecanismo “eficiente y que funcione”. Este sistema operaría de forma similar al Sistema de Identificación de Potenciales Beneficiarios de Programas Sociales (Sisben). Por otro lado, explicó que de la disminución del IVA se dejarían por fuera algunas excepciones como la salud y servicios públicos, “pero el resto de la canasta familiar estará incluida”, indicó.

Esta medida según el director es para compensar el déficit fiscal  que asciende a 14 billones de pesos, tal como quedó evidenciado en el Presupuesto General de la Nación. “Nosotros teníamos una gran responsabilidad cuando diseñábamos esta ley y era la de cómo generar recursos y al mismo tiempo reactivar la economía, porque sin duda las medidas de política fiscal tienen mucho que ver. Si queremos que el país salga adelante tenemos que proponer políticas y medidas que sean consecuentes con ese nuevo aire y optimismo que estamos teniendo”. 

Sin embargo, el economista y exministro de Hacienda, Guillermo Perry Rubio en diálogo con KienyKe.com  sostuvo que lo que el Gobierno está proponiendo es quitarle las exenciones a las personas de ingresos altos, que son los grandes beneficiarios hoy en día de estas. “La manera típica de quitarles las exenciones a la clase alta es grabar estos bienes y se hace un estimativo de cuánto le cuesta eso a las personas de bajos ingresos y se les devuelve”.

El exministro considera que por lo que ha visto, muchos no han entendido realmente de qué se trata la reforma, sobretodo en lo que tiene que ver con las críticas al gravamen de la canasta básica familiar, el experto asegura que “es lo todo lo contrario, es grabarla para los ingresos más altos, pero no así para la canasta de los ingresos bajos realmente no quedará grabada porque les devolverán el IVA”. Agregó que en Colombia el 85 % del valor de las exenciones al IVA benefician a las personas de ingresos altos y de clase media, “esto no debería pasar, porque en ningún país del mundo se dan esas exenciones para estas personas”.

“Es por esto que la propuesta ha sido apoyada por todos lo economistas, nadie ha dicho que está en desacuerdo pero ha habido una posición deliberada por parte de medios de comunicación y políticos de decir que es lo contrario, o no lo entienden o son ganas de hacer oposición porque sí “, aseguró Guillermo Perry Rubio. 

Perry aseguró que hasta ahí, la propuesta es muy equitativa. Pero lo que no es equitativo para él, y “es un regalo para la clase alta” es bajar el IVA: “Eso no es equitativo, no tiene sentido, si uno tiene protegida a la clase baja con este mecanismo no hay ninguna razón para bajar el IVA y perder recursos para hacer escuelas, es absurdo. Eso no tiene ni pies, ni cabeza”. 

Asimismo, el experto cree que bajar el IVA gradualmente es una medida inocua, porque si bien en el primer año se recaudará el déficit fiscal, en los próximos años con la disminución esto será negativo y vaticina que el recaudo se caerá.  

Impuesto de renta

Por otro lado, el Gobierno anunció que tendrá identificada a las clases media y alta. Para la primera habrá una simplificación del sistema para mejorar la declaración de renta y para la clase alta un impuesto adicional. “Lo que se busca para la clase media es que se les ayude a establecer una base sobre su capacidad contributiva, y que las personas de altos ingresos tengan una carga adicional, así se establecerán dos rangos de tarifa, no de 33 % sino del 35 % y luego al 37%, así como una limitación en los beneficios como venía siendo aplicable”, aseguró el Romero. 

Para la Dian, una persona que tiene ingresos de hasta 10 millones de pesos es considerada de la clase media, mientras que la clase alta es la que tiene ingresos de 50 millones de pesos al mes, “que son los que pueden contribuir mucho más al país”, aseguró el director de la entidad.  

Para Perry que le suban el impuesto a la clase alta es una buena medida, pero tiene que ser efectiva. “Lo que importa más que subir la tarifa es que le quiten las exenciones de los ingresos que benefician a la clase alta”. Aseguró que esta clase recibe dividendos y ganancias de capitales, “los dividendos están grabados muy poco y las ganancias igual, si esto no lo van a aumentar no va a tener impacto en las personas más ricas”.    

“Ese es el problema de estar anunciando una reforma a cuenta gotas, se ha generado una confusión espantosa”, Perry.  

Empresas 

En esta materia el presidente Iván Duque anunció dos cambios. No habrá impuesto de renta para empresas que generen empleo en el sector agro y tecnología y deducciones en impuestos de capital. Durante el Colombia Investment Summit 2018 que se adelanta en el centro de convenciones Ágora en Bogotá, el presidente anunció: “Vamos a presentar una exención de 10 años del impuesto de renta a todos los que lleven nuevas inversiones  al campo colombiano para desarrollo productivo y agroindustrial”.

El exministro Perry no está de acuerdo con que no haya impuesto de renta para empresas que generen empleo en el sector agro y tecnología. “El problema que hay en el sector agropecuario ha frenado la inversión. No hay suficientes bienes públicos por que no hay distritos de riego, no hay buenas vías, no hay seguridad jurídica, el tema no es de impuestos. Lo serio sería dar bienes públicos en el sector rural, no beneficios tributarios”, señaló.

Este martes,  El Jefe del Estado explicó que la propuesta de ley de financiamiento busca, entre otros objetivos, “bajar la tasa efectiva de tributación a las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas para que tengan mejores condiciones para generar empleos estables y a largo plazo. Se proponen incentivos tributarios tanto para las empresas que inviertan en zonas rurales y generen empleos, así como para las denominadas empresas creativas”.

El presidente puso de presente, que “no podemos seguir propiciando impuestos que generan inequidad, porque las personas de mayores ingresos son las que más se benefician” de los productos exentos del IVA.