Lo que dirá y no dirá De la Calle sobre el proceso de paz

Lo que dirá y no dirá De la Calle sobre el proceso de paz

15 de octubre del 2013

Desde hace algunas semanas existe en la opinión pública cierta sensación de escepticismo e incertidumbre sobre el verdadero avance del proceso de paz entre el Gobierno de Colombia y las Farc, en Cuba.

No suenan tan convincentes las cortas comunicaciones en las que las partes han dado balance positivo sobre el estado de la mesa de diálogos que se ha visto frágil, en especial por las amenazas de líderes de las Farc de querer revelar las supuestas “verdades” de lo que ocurría dentro de las negociaciones. Después de una amonestación por parte de Humberto de la Calle, la guerrilla se retractó.

De la Calle es precisamente el único eslabón que conoce la verdad sobre si el proceso de paz va por buen camino, o de lo contrario, realmente atraviesa por uno de sus momentos más difíciles.

De la Calle, como único vocero y jefe negociador por parte del Gobierno en La Habana, hablará este miércoles 16 de octubre a las seis de la tarde en la Universidad EAN y saldrá en defensa del proceso, que a pesar de tantos inconvenientes, ha tratado de mantener con vida.

¿Qué podría responder y qué ni siquiera mencionará De la Calle sobre los diálogos con las Farc? El vocero oficial es de lejos el más prudente de todos los que se sientan en la mesa en Cuba. Las Farc, cada vez que les es posible, están emitiendo constantes comunicados pretendiendo figurar en la prensa con declaraciones que muchas veces no tienen nada que ver con los puntos de la agenda de paz. Esto hace que, a pesar del insistente ruido mediático de la guerrilla, no se conozca en detalle lo que se discute a puerta cerrada en el Centro de Convenciones de La Habana.

En su intervención en la EAN, Humberto de la Calle no romperá con esa confidencialidad que tanto ha defendido frente a la guerrilla, y mucho menos luego de que alias ‘Timochenko’ la desafiara hace unas semanas. No obstante sí podría haber un anuncio importante: que estarían finalizando el segundo punto de la agenda del proceso que es la futura participación política de los subversivos que dejen las armas.

Justamente acaba de concluir el decimoquinto ciclo de conversaciones sin conclusión alguna, y en este nivel las partes llevan más de cuatro meses de debates. En el primer punto, del que resultó una Reforma Rural Integral, tardaron seis meses sin que aún se haya concluido totalmente, según dicen los propios subversivos. Esta podría ser otra pregunta que quizá trate de aclarar De la Calle; si quizá durante los recientes ciclos han tratado de sellar totalmente la discusión del tema agrario.

Humberto de la calle

El Jefe Negociador del Gobierno también hablará sobre el Marco Jurídico para la Paz y quizá adelante detalles de cómo ha logrado convencer a los negociadores de las Farc de que se trataría del mejor instrumento de justicia transicional que podrían aceptar.

Lo cierto es que la lentitud en la entrega de resultados, al menos en decir qué tanto han evacuado el segundo punto de la agenda, será una de las principales explicaciones que el auditorio de la EAN esperará escuchar del representante gubernamental.

La pelota sobre la responsabilidad de la demora en alcanzar acuerdos se la están pasando entre los negociadores. El sábado el gobierno dijo que las Farc están dilatando el transcurrir de los diálogos por estar incluyendo en las agendas diarias temas y reformas que no fueron acordadas. El mismo Humberto de la Calle dijo: “Si desde el comienzo se ha presentado una constante en este proceso ha sido la insistencia de las Farc en traer a la mesa de conversaciones temas que no forman parte de la agenda pactada”.

Los líderes guerrilleros respondieron con molestia un día después y acusaron al gobierno de frenar el proceso “porque siempre dicen que no a todo.”

De la Calle no profundizará en qué ha cedido tanto el gobierno como las Farc respecto a las condiciones de la participación política de los guerrilleros tras una eventual desmovilización y firma de la paz. Solo reiterará que la administración Santos está comprometida con evitar que los crímenes de ciertos líderes armados queden en la impunidad antes de que ellos puedan participar en procesos electorales. El jefe negociador del gobierno reiterará que el mecanismo decidido para validar un posible documento de paz es un referendo popular, y no una constituyente como aún sugiere la contraparte.

Sobre todo se espera que Humberto de la Calle decida anticipar qué hará el Gobierno respecto al proceso de paz cuando inicien en forma las campañas electorales. Esta es la situación que más debate ha suscitado, incluso más que el ritmo mismo de las negociaciones.

Es tal el interés que el presidente Juan Manuel Santos terminó consultándoles a los integrantes de la bancada del partido de La U cuál creían ellos que era la mejor alternativa: terminar el proceso por los pocos resultados, suspender los diálogos durante la época electoral o continuar como se viene hasta ahora. En general, tanto La U como otras agrupaciones de la Unidad Nacional, prefieren que continúen los diálogos, exigiéndole a las Farc que hundan el acelerador. Hasta la exsenadora Piedad Córdoba intervino con una carta en la que invita a las partes a continuar en la mesa y llama a las Farc y al Ejército a un cese de hostilidades durante los meses de campañas políticas.

Posiblemente Humberto de la Calle sepa cuál decisión le está sonando más al mandatario, aunque si es contraria al futuro de los diálogos, no la anunciará en este escenario académico.

Finalmente es probable que el negociador del gobierno reconozca que para este 18 de noviembre no va a haber avances más allá superar el segundo tema de la agenda y avanzar hacia los siguientes tres, que también son complejos y pueden tardar otros meses: finalización del conflicto, problema de las drogas ilícitas y reparación a las víctimas.

Vea en vivo el streaming de la conferencia que dará Humberto de la Calle en Kienyke.com