Los “Bonos de Agua” debilitaron a Carrasquilla

Los “Bonos de Agua” debilitaron a Carrasquilla

27 de diciembre del 2018

Dos consensos marcaron todo lo referente al Ministerio de Hacienda en el segundo semestre de 2018: Primero, que se trató de la cartera más debilitada y la más repudiada por la ciudadanía de la administración Duque, tal como evidenciaron las encuestas, pero también, que fue justamente la que poco dio la cara a pesar de que a sus cuestas llevaba impopulares pero cruciales reformas como la tributaria.

Para el recuerdo quedarán en este año las palabras de Julio Sánchez Cristo durante uno de sus programas matutinos, cuando entrevistaba el 1 de noviembre, al viceministro de Hacienda Luis Alberto Rodríguez, que entre su juventud e inexperiencia no sabía defender el entonces pretendido impuesto a la canasta básica familiar.

“¿Dónde está el ministro de Hacienda? Esto lo están defendiendo el viceministro y unos exdirectores de la DIAN ¿Por qué no aparece el ministro?”, se preguntaba el reputado periodista radial ante la falta de respuestas de quien delegó Carrasquilla para dicha tarea.

Nada cambió desde entonces, puesto que fue poco el contacto de Carrasquilla con los medios. Un hecho fue fundamental para que eso ocurriera, para que fuera realidad eso de la cartera más debilitada: el escándalo de los “Bonos Agua”.

Desde que el periodista de investigación Daniel Coronell reveló el 9 de septiembre que quien fuera ministro de Hacienda del gobierno Uribe asesoró a las firmas que se lucraron de unos bonos de deuda utilizados por 117 municipios (entre los más pobres del país) para acueducto y alcantarillado, con tasas de más del 14%, quedó claro que no iba a ser un paso fácil para el funcionario.

Más aún viendo que las denuncias no se quedaron ahí. Supuestamente, según Coronell, Carrasquilla fue impulsor de los bonos durante su primera experiencia como Minhacienda y llegó a lucrarse de los mismos. Asimismo, que hizo parte de las negociaciones con los alcaldes de los municipios que, entre otras cosas, permanecen endeudados al día de hoy y no han visto terminar las obras por las cuales están sometidos financieramente.

La oposición citó a un debate de control político el 18 de septiembre. El ministro acudió los líderes de la bancada alternativa lo confrontaron presentando sus argumentos de por qué no debía seguir en el cargo.

Carrasquilla se defendió y lamentó la criticas que recibió, en especial en redes sociales. “Yo soy un hombre responsable, soy una persona que nunca ha cometido un acto de corrupción. Son las dos semanas más desagradables que he tenido que vivir. Menos mal no tengo Twitter”, dijo.

Desde dicho debate, que fue frustrado por el apoyo oficialista al ministro, la Procuraduría y Contraloría abrieron investigaciones contra el funcionario que, de momento, no reportan resultados. Carrasquilla terminó asilándose de medios independientes o críticos y como pasó después con La W, no dio la cara en temas tan relevantes como la reforma tributaria.

De cualquier forma, a pesar de que parece capítulo pasado, el escándalo de los “Bonos de Agua” golpeó al Ministerio de Hacienda en este 2018 y promete seguir dando de qué hablar en el futuro.