Los congresistas y sus escándalos sobre ruedas

Los congresistas y sus escándalos sobre ruedas

6 de enero del 2015

Son duros los golpes que ha recibido la imagen del Congreso en los últimos años por cuenta de la parapolítica que permeó a decenas de parlamentarios, actos de corrupción y algunas célebres frases que han pronunciado algunos de ellos y que los han dejado en ridículo.

Lea también, Estos son los “osos” que hizo el Congreso en esta legislatura.

A estos escándalos se suman también algunos comportamientos inapropiados de varios congresistas que han dado mucho de qué hablar.

LAureano Acuña

El más reciente hecho, que ha generado toda clase de críticas, fue el que protagonizó en Riohacha el senador conservador Laureano Acuña, quien se rehusó a practicarse una prueba de alcoholemia cuando fue solicitado por la Policía.

También lea, Congresista se niega a hacerse prueba de alcoholemia.

El senador aseguró que él no iba manejando el vehículo que fue requerido por las autoridades, sino un familiar suyo quien fue designado como conductor elegido, y además señaló que se negó a cumplir el requerimiento de la Policía porque estaba de por medio su seguridad teniendo en cuenta que el retén estaba ubicado en una zona oscura y de alta peligrosidad.

Sin embargo, Acuña tiene pendiente siete multas por cancelar por concepto de $4.482.171. La Procuraduría ya le abrió una investigación disciplinaria preliminar.

Eduardo-Merlano1

Este comportamiento tiene bastante en común con el incidente bochornoso que protagonizó el entonces senador Eduardo Carlos Merlano en mayo del 2012, al negarse a practicar una prueba de alcoholemia en Barranquilla en un operativo de la Policía y evitar que le inmovilizaran el vehículo en el que se transportaba.

Le recomendamos también leer, “El país necesita la Ley Merlano”: Mintransporte.

En esa oportunidad el congresista dijo ya la frase famosa: “Cómo le van a hacer a un senador de la República una prueba de alcoholemia? Como si fuera poco, el excongresista no contaba con la respectiva licencia de conducción y llamó al comandante de la Policía de Barranquilla para quejarse de los requerimientos que le hicieron los patrulleros.

Este último hecho, le representó una sanción disciplinaria que le profirió la Procuraduría por diez años y la pérdida de investidura y consecuente inhabilidad de por vida para ocupar cargos de elección popular que le decretó el Consejo de Estado, por el cargo de tráfico de influencias en noviembre del 2014.

El máximo tribunal de lo Contencioso Administrativo encontró que el excongresista se valió de su calidad de funcionario público para evitar o impedir una sanción.

karen_cure_

Otro de los hechos bochornosos protagonizados por un congresista ocurrió el pasado primero de septiembre. En esa fecha, la representante a la Cámara del partido Cambio Radical, Karen Cure, parqueó la camioneta de vidrios polarizados, que hace parte de la dotación que hace el Congreso de la República, en plena playa en La Boquilla de Cartagena.

Lea también, Congresista entra a playa de Cartagena en su vehículo blindado.

Para sorpresa de muchos, la que hizo la denuncia fue la ministra de Transporte de ese entonces, Cecilia Álvarez, quien casualmente al caminar por la playa vio la invasión del espacio público que estaba haciendo la camioneta, tomó fotos y las subió a las redes sociales.

Sin embargo, uno de los escoltas de la parlamentaria al ver que estaban grabando la escena, fue a hacer el requerimiento para que borraran las fotos, sin percatarse que se trataba de una ministra.

Después de conocerse las fotos, el presidente de Cambio Radical, Carlos Fernando Galán, le pidió a la comisión de ética de ese partido político investigar a Karen Cure. El año pasado Galán Pachón le había solicitado a la mesa directiva de su partido retirar la inscripción de Cure, por las denuncias de su presunta cercanía con la empresaria del chance en la Costa Enilce López, alias La Gata.

La representante a la Cámara explicó que estaba con una amiga disfrutando de la playa en una carpa, cuando, según relató, sin su consentimiento el conductor de la camioneta ingreso el vehículo a la playa y ella le ordenó retirarla del lugar.

Esta situación causó tal rechazo al interior de Cambio Radical, que uno de los miembros del partido, el senador Antonio Guerra de la Espriella, radicó en el Congreso un proyecto de ley para restringir el tránsito de vehículos y motos sobre las playas.

La iniciativa sólo permite la movilización de vehículos en las playas como ambulancias,  carros de la Policía o bomberos.