Expresidenta Cristina Fernández cumplió cita con la justicia argentina

Expresidenta Cristina Fernández cumplió cita con la justicia argentina

13 de Abril del 2016

La expresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, acudió esta mañana a los tribunales federales para declarar por un supuesto fraude en el Banco Central de la República durante sus últimos días de gobierno.

En medio de una gran multitud que coreaba su nombre, la exmandataria se presentó a la citación que le hizo el juez Claudio Bonadio, luego de denuncias que radicara el frente Cambiemos, el partido político del actual presidente, Mauricio Macri.

El proceso que se adelanta contra Fernández de Kirchner corresponde a contratos de dólar a futuro: Un tipo de negociaciones en donde se vende dólar basándose en un valor calculado a futuro de éste. Según Bonadio, en noviembre del año pasado el Banco Central vendió a un posible precio de marzo del 2016 cifras millonarias de dólares a 10,65 pesos argentinos, cuando a la fecha la divisa estaba alrededor de 15 pesos.

Los resultados fueron pérdidas millonarias, de las cuales deberá hacerse cargo el gobierno de Macri, quien asumió sus funciones el pasado nueve de diciembre.

Cristina Fernández aprovechó la oportunidad para dar un discurso que duró cerca de una hora, frente a una gran multitud que con banderas y pancartas le demostraban su apoyo.

Fernández, acérrima opositora al gobierno de Macri, aseguró que las supuestas pruebas en su contra son infundadas, carecen de peso jurídico y tienen como función hacerla callar. “Me pueden cita 20 veces, me pueden meter presa , pero no van a hacer que deje de decir lo que pienso, no me van a callar”.

De igual manera, sugirió una posible complicidad entre el juez Bonadio y el oficialismo. “Es imposible que haya tantos atropellos sin la complicidad del poder judicial”. Asimismo recordó cómo el juez intentó destruirla mientras ella era presidenta.

La exjefe de Estado también hizo fuertes declaraciones con respecto a la aparición de Macri en los Panamá Papers. “Los que estaban buscando la ruta de dinero K se encontraron con la ruta de dinero M”.

Aparte del proceso de dólar futuro, Cristina también es investigada por lavado de dinero en negociaciones que realizó ella y su difunto esposo, Néstor Kirchner, con el empresario Lázaro Baez.

Se presume que la financiera “La Rosalita”, un hotel en la Patagonia y una firma inmobiliaria, todos propiedad de los Kirchner, fueron usados para lavar dinero de Baez. Esto es conocido como la ruta del dinero K.