Los miembros del Consejo de DD. HH. que irán a Venezuela

3 de diciembre del 2019

Los abogados tienen experiencia en justicia penal internacional, desapariciones forzadas y justicia transicional.

Venezuela, derechos humanos,

Foto: Anadolu.

Desde Ginebra, el presidente del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, el senegalés Coly Seck, anunció los nombres de los tres delegados que conformarán la misión que investigará las presuntas “ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzadas” cometidos en Venezuela desde 2014. ¿Quiénes son y qué experiencia tienen?

Se trata de tres reconocidos abogados con experiencia en justicia penal internacional, desapariciones forzadas, justicia transicional, entre otros.

La líder del equipo sobre Venezuela es la reconocida jurista lusa Marta Valiñas, experta en derechos humanos y quien que se ha especializado en justicia penal internacional y, más específicamente, en delitos sexuales y de género.

Desde 2014, Valiñas ha trabajado en uno de los equipos de investigación de la fiscalía de la Corte Penal Internacional. Pero antes de ello, trabajó como asesora legal, tanto en organizaciones no gubernamentales como REDRESS (2009), con sede en Reino Unido y los Países Bajos, y que trabaja para combatir hechos de tortura y lograr justicia y reparación por estos crímenes; así como en la Misión de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) en Bosnia y Herzegovina entre 2009 y 2013, entre otros.

También ha sido consultora en diferentes organizaciones, como el Centro Internacional para la Justicia Transicional (ICTJ, por sus siglas en inglés), ONU Mujeres o Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Valiñas es abogada de la Universidad de Oporto y tiene una maestría en Derechos Humanos y Democratización. También ha sido investigadora académica sobre justicia transicional en la Universidad de Lovaina.

Otro de los integrantes del equipo es el abogado penalista chileno Francisco Cox. El jurista dirigió el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) designado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el gobierno Enrique Peña Nieto, para investigar el caso de los 43 estudiantes mexicanos desaparecidos en Ayotzinapa (estado de Guerrero).

Cox también litigó ante la Corte Penal Internacional, representando a 2605 víctimas del conflicto armado en el norte de Uganda, en el caso contra Dominic Ongwen, el excomandante de la guerrilla Brigada Sinia del Ejército de Resistencia del Señor.

Recientemente, según la ONU, el Grupo Regional de América Latina y el Caribe (Grulac) lo nominó para que hiciera parte de un panel de cinco expertos mundiales que asesora al Comité Ejecutivo de la Asamblea de los Estados Partes de la Corte Penal Internacional (CPI) para elegir al próximo Fiscal del tribunal Internacional.

Francisco Cox estudió derecho en la Universidad Diego Portales y luego obtuvo una Maestría de la Universidad de Columbia.

Finalmente está el abogado británico Paul Reis, actual director de Prácticas de Paz e Innovación en el Instituto Europeo de la Paz y profesor de la Universidad de St. Andrew, en Escocia.

Reis fue director legal del Consejo Escocés de Refugiados. Entre 2004 y 2008 trabajó como jefe de Análisis de Situación en fiscalía de la CPI; también fue jefe de Análisis en la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig); dirigió la Unidad de Estado de Derecho y Democracia en la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos; y fue vicepresidente del ICTJ, entre 2011-2017.

La misión que investigará la situación de Venezuela, conformada por Valiñas, Cox y Reis, tendrá al menos un año de duración, según lo dispuesto por el Consejo en septiembre pasado, por lo que se tiene previsto que presente sus conclusiones en septiembre de 2020.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO