Los nuevos lazos comerciales a los que aspira México

Foto: Shutterstock

Los nuevos lazos comerciales a los que aspira México

20 de Marzo del 2017

México saldrá en busca de mercados de alimentos en Rusia, Brasil, Argentina, Asia y Europa, ante la “distorsión y la incertidumbre” que han generado las políticas comerciales del presidente de EEUU, Donald Trump, dijo el jueves el secretario de Agricultura y Ganadería, José Calzada.

“Hay países como Rusia, los miembros de la Unión Europea y Australia que nos están tocando la puerta para ciertos productos”, dijo en una presentación a la prensa el secretario federal de la cartera de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

“Queremos ir a Rusia porque Rusia tiene interés en comprar 300.000 toneladas de carne de res mexicanas, y ellos quieren que nosotros compremos trigo, y eso me parece justo porque eso nos hace buenos socios comerciales”, dijo Calzada en una conferencia en la residencia de Los Pinos.

“Vamos a ir a Alemania y España”, detalló el alto cargo federal en una exposición de la estrategia de diversificación comercial.

Para otros productos, como por ejemplo el maíz amarillo, “otras opciones que analiza el país serían Brasil y Argentina”, reveló Calzada.

“Si de algo nos ha servicio toda esta situación con EEUU es que los mexicanos debemos de salir de esa zona de confort que nos da la cercanía y la vecindad, porque somos buenos socios comerciales, lo demostramos con números”, dijo Calzada.

Los números del comercio agroalimentario de México, alcanzaron en 2016 la cifra récord de 29.000 millones de dólares, con un superávit en la balanza comercial de 3.200 millones de dólares a su favor, que supera las exportaciones petroleras.

Trump amenaza con imponer aranceles para las exportaciones mexicanas a EEUU y presiona a empresas estadounidense para repatriar inversiones para retornar empleos, ante lo cual México busca ahora cambiar la relación con EEUU que acapara más del 80 por ciento de su comercio, unos 530.000 millones de dólares anuales de comercio bilateral.

También buenos compradores

“No solamente somos buenos para vender, sino también somos buenos para comprar”, prosiguió la presentación del responsable federal, en su presentación junto con el portavoz de la Presidencia, Eduardo Sánchez.

Gregó que “tenemos que abrir nuestras alternativas para salir al mundo y decir que vamos a comprar al mejor postor, no solo quedarnos con una opción”, como es el caso de EEUU, que acapara hasta el 78 por ciento del comercio agroalimentario, por unos 24.900 millones de dólares, dijo el secretario del gabinete Ejecutivo.

En el caso de otros cereales como el trigo, “México le compra 524 millones de dólares a EEUU, y otras opciones en ese rubro son Canadá, Rusia y Europa”, adelantó Calzada.

Los funcionarios mexicanos encargados de abrir nuevos mercados agroalimentarios, “hemos incrementado y acelerado las visitas a los países con el objetivo de diversificar el comercio de manera más rápida”, relató el miembro del gobierno.

Mientras tanto, la Soya, que representa compras por 1.454 millones de dólares a EEUU, México podría comprar ese producto “en otras opciones que son Argentina y Brasil”, detalló Calzada. Otro ejemplo es el arroz, que representa compras a EEUU por 269 millones de dólares. Para las importaciones mexicanas de ese cereal, el gobierno mexicano podría encontrar “otras opciones en Vietnam, Indonesia y Brasil”.

México también compra carne de cerdo a EEUU, que suman 1.131 millones de dólares, y el país latinoamericano podría salir a comprar esas proteínas alimenticias a Dinamarca o Brasil, precisó. En cambio, a la Península Arábiga, México estima que podría exportar hasta 1.000 millones de dólares de carne tipo halal, añadió. En suma, “México se tiene que abrir al mundo”, enfatizo el secretario de Agricultura y Ganadería.

Otros países recorridos, en los cuales México ha intensificado sus exploraciones de nuevos mercados en forma inusitada, son Canadá, Colombia, Chile, Argentina, Japón, Corea del Sur, y Alemania.

Un producto central en la dieta de los mexicanos y alimento de ganado, es el maíz amarillo, del cual México es el principal comprador de EEUU, con importaciones de más de 2.300 millones de dólares millones de dólares anuales.

En materia de importaciones, los productos lácteos son un parte importante, porque el 30 por ciento de de productos derivados de la lecha provienen de EEUU, con compras por 542 millones de dólares, ante lo cual Nueva Zelanda sería otra opción, explicó.

Esta estrategia obedece a que la apertura de una renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que ya cumplió 23 años, “no sólo ha inquietado a los productores de México”. Esas complejas negociones que se avecinan, también “han inquietado a los granjeros estadounidenses”, comentó Calzada.

“Ante esta circunstancia de la renegociación del TLCAN, no sabemos qué es lo que propondrá EEUU”, por medio del nuevo secretario de Comercio, Wilbur Ross.

Pero esa situación de incertidumbre obliga a México a que “nos tengamos que anticipar a la mesa de negociación, para que lleguemos a partir de una posición de total fortaleza”, puntualizó el responsable de ejecutar la nueva estrategia comercial del gobierno de Peña Nieto.

México y Japón examinan futuro de relaciones comerciales

El secretario de Estado de Relaciones Exteriores de Japón, Kentaro Sonoura, fue recibido por su homólogo de México, Luis Videgaray, para examinar el futuro de las relaciones comerciales bilaterales, que suman más de 21.000 millones de dólares anuales, informó el jueves la cancillería mexicana.

Los responsables de la diplomacia de ambos países “reconocen el constante diálogo político entre ambas naciones y México celebra que Japón sea ya nuestro tercer socio comercial a nivel mundial -después de EEUU y Canadá- , con intercambios anuales arriba de 21.500 millones de dólares”, dijo la oficina del canciller mexicano.

Videgaray y Sonoura subrayaron “el valor que ambos Gobiernos otorgan a la relación bilateral, y acordaron seguir trabajando para aumentar la colaboración entre ambos países”, dijo el comunicado gubernamental del encuentro.

Ambos diplomáticos se congratularon por la reciente apertura de un nuevo vuelo directo entre México y Japón desde febrero pasado, “el cual contribuye a la conectividad, el turismo y los negocios”.

Las inversiones acumuladas de Japón en México ascienden a más de 13.400 millones de dólares entre 1999 y 2016. El país asiático es el mayor inversionista en México de la región Asia-Pacífico, con una contribución significativa a varios sectores de la economía del país latinoamericano.

Las inversiones japonesas están dirigidas sobre todo a los sectores automotriz y el electrónico, que fueron examinados en la reunión a la cual asistió el subsecretario de Relaciones Exteriores de México para esa región del mundo, Carlos de Icaza.

Las políticas proteccionistas que impulsaron a la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea (Brexit) y las barreras al libre comercio promovidas por el presidente Donald Trump, que ha ordenado la salida de EEUU del Tratado de Asociación Transpacífica (TPP, en inglés), empujan a México explorar dos posibles hojas de ruta alternativas, considera el Gobierno mexicano.

La primera, “abriría la puerta a una integración activa con los países firmantes del TPP (como Japón)”, que “serían invitados como Estados asociados a la Alianza del Pacífico en el capítulo de comercio e inversión”, dijo el miércoles el secretario de Economía Luis Videgaray, durante un foro de ese grupo con los países latinoamericanos de la región del Pacífico, en la cual participaron Japón, China y Corea del Sur, y Australia entre otros. La segunda es que México “adelantará acuerdos bilaterales con los países de Asia pertenecientes al TPP”, firmado por Japón, alianza comercial que busca reorientarse tras la salida de EEUU, anunció el alto cargo del gobierno de Peña Nieto.

Con información de Sputnik Noticias.