La impunidad se abre paso en el caso Interbolsa

La impunidad se abre paso en el caso Interbolsa

13 de enero del 2017

Por escándalo de la firma bursátil InterBolsa, en el que a través de operaciones ilegales se perdió más de un billón de pesos (aquí se incluyen los 176 mil millones de pesos del Fondo Premium, el apalancamiento en Repos y demás unidades de negocios) y alrededor de 1.600 inversionistas se vieron afectados. Como se dijo en su momento, estas acciones provocaron “desconfianza en el mercado y la no negociación de esos títulos, con los cuales se financiaba, dejaron a la firma sin tener cómo responder a los inversionistas”.

Al inicio de las investigaciones se llegaron a encontrar pruebas para acusar a más de 40 personas por su vinculación con el desfalco bursátil; personas que estaban relacionadas con los tres grupos relacionados con la malversación:  el Grupo Interbolsa, el Fondo Premium y el Grupo Corridori. Sin embargo, cuatro años después, los juicios y condenas son pocas.

En realidad, de los nombres vinculados con InterBolsa se le han imputado cargos a 19 personas, de estas solo cinco han sido declarados culpables y tres han recibido condena: Rodrigo Jaramillo, Clemencia Soto y John Alexander Muñoz fueron condenados entre el año 2015 y 2016 y Juan Carlos Ortiz y Tomás Jaramillo aceptaron tres de los cinco cargos que se les imputaba en el año 2015 y en este 2017 se les dictará sentencia.

Lea también: ¿Van a quedar libres responsables del fraude de Interbolsa?

Diez de los directamente vinculados con el caso han quedado en libertad y muchos otros han caído en el olvido (Click aquí para conocer algunos de los nombres). El vencimiento de términos, que se da cuando pasan más de 240 días desde que se radica el escrito de acusación por la Fiscalía y no se da inicio al juicio, y este ha sido el común denominador con el que los responsables han podido apelar a la justicia y salir en libertad.

Alessandro Corridori, Maria Eugenia Jaramillo, Carlos Arturo Neira, Claudia Jaramillo

En julio del año 2015, la juez Teresita Barrero ordenó la libertad de los cuatro empresarios, luego de que esta les fuera negada por otro juez de Bogotá.

Corridori fue directivo de Interbolsa exdirectivo de Interbolsa y fue acusado de ser el máximo cerebro del desfalco. Además, la Fiscalía denunció que “el grupo Corridori fue quien manipuló el precio de las acciones de Fabricato”, la operación por la que la firma bursátil terminó ilíquida. La investigación contra Alessandro Corridori empezó en febrero de 2013 y en noviembre del mismo año se le imputaron cargos por concierto para delinquir agravado,  por organizar y fomentar la organización llamada ‘grupo Corridori’ en calidad de autor, manipulación de especies agravada, administración desleal agravada en calidad de interviniente, todas a título de dolo y agravadas.

Por su parte, Claudia Jaramillo, esposa de Alessandro Corridori, trabajó en Interbolsa por más de siete años, fue representante legal de P&P Investment y estaba acusada de administración desleal, manipulación de especies y concierto para delinquir. Asimismo, María Eugenia Jaramillo, cuñada de Alessandro Corridori, quedó en libertad luego de ser procesada por manipulación fraudulenta de especies

Carlos Arturo Neira Llache,  gerente de P & P Investments, una de las firmas que participó en la toma de Fabricato, fue miembro de la junta directiva de la comisionista Interbolsa en 2008.

Tanto Alessandro Corridori como Maria Eugenia Jaramillo pidieron al Estado acciones de reparación. Según el periodico El Tiempo, Corridori está pidiendo alrededor dee 181.000 millones de pesos y Jaramillo pide 90.000 millones de pesos.

Además: Juan Carlos Ortiz y Tomás Jaramillo condenados por caso InterBolsa

Richard Maluf

A finales del 2016, un juez de garantías ordenó poner en libertad al empresario por vencimiento de términos. Maluf llevaba detenido más de 600 días y hasta el momento del dictamen no se había realizado ningún proceso penal.

Maluf fue el gerente del Fondo Premium de InterBolsa y, según la fiscalía, tenía conocimiento de las acciones ilegales de la empresa. Además, aseguró que el exdirectivo estuvo implicado en la pérdida de más de 320.000 millones de pesos, en colaboración con Víctor Maldonado. Fue acusado de captación masiva y habitual de dinero, estafa agravada, concierto para delinquir, manipulación fraudulenta de especies.

Natalia Zuñiga, Claudia Ariztizabal y Juan Andrés Tirado

En diciembre de 2016, estos tres acusados salieron de la cárcel por vencimiento de términos.

Natalia Zúñiga fue la representante legal de Valores Incorporados, Claudia Patricia Aristizábal trabajaba en Renta Folio Bursátil, una empresa vinculada al Fondo Premium, y Juan Andrés Tirado era directivo del Fondo Premium. Los tres acusados se declararon inocentes de los delitos imputados.

Ricardo Martínez

Ricardo Martínez  es investigado por la quiebra del Fondo Premium y afronta un porceso por los delitos de administración desleal de especies, estafa agravada, falsedad en documento público, y falsedad en documento privado. El exgerente de la firma Rentafolio Bursátil Financiero aceptó su responsabilidad en dos de los cargos anteriores. Sin embargo, en diciembre de este año un juez de garantías le dio la libertad por vencimiento de términos.

Javier Villadiego

Javier Tomás Villadiego fue procesado a finales del 2012 por su presunta participación en el descalabro bursátil de Interbolsa acusado de los delitos de concierto para delinquir, manipulación fraudulenta de especies inscrita en el Registro Nacional de Valores y administración desleal.

El empresario le fue otorgado casa por cárcel al no ser considerado un peligro para la sociedad. Sin embargo, luego fue enviado a la Cárcel La Picota por una apelación de la Fiscalía. En agosto de 2015, un juez decidió aprobar la solicitud del acusado al considerar que “Los medios probatorios aportados por la defensa del procesado demostraban que no necesitaba la medida de aseguramiento”.

Víctor Maldonado

Victor Maldonado es acusado de ser uno de los cerebros del millonario desfalco a Interbolsa. Según las investigaciones, Maldonado sería uno de los grandes beneficiarios de los créditos del Fondo Premium, fue protagonista en las operaciones Repo con las acciones de Fabricato y habría logrado obtener gran parte de las acciones de la sociedad comisionista de bolsa.

Maldonado es, también, el propietario de las empresas Latinoamericana de Inversiones Sumo, Helados Modernos, Malta S.A y Las Tres Palmas.

El empresario fue capturado en marzo del 2015 en España luego de que se pusiera una orden de captura internacional en su contra después de que saliera del país un mes antes. Maldonado fue acusado el 22 de mayo del 2015 (aunque solo hasta el 27 de noviembre volvió a colombia) por los delitos de estafa agravada, captación masiva de dinero, concierto para delinquir y manipulación fraudulenta de especies.

Este viernes 13 de enero fue liberado por vencimiento de términos por el juez 61 de garantías luego de que la audiencia se hubiese aplazado en cuatro oportunidades. Según la defensa las audiencias fueron aplazadas en múltiples oportunidades sin que el acusado o su defensa hubiesen tenido ningún tipo de responsabilidad en ello.

Igualmente, Maldonado demandó a la Nación por 181.000 millones afirmando que  la Superintendencia Financiera actuó de manera negligente al permitir que Interbolsa realizara operaciones ilegales.