Retos y tareas para Córdoba en la Contraloria

20 de agosto del 2018

Después de una elección sin sorpresas fue elegido como nuevo contralor general el risaraldense Carlos Felipe Córdoba, quien logró obtener una amplia votación con 203 votos. Será él, quien deberá asumir con independencia y responsabilidad varios retos y tareas que trae consigo manejar una de las entidades más relevantes del Estado.  Por mandato constitucional la Contraloria […]

Retos y tareas para Córdoba en la Contraloria

Después de una elección sin sorpresas fue elegido como nuevo contralor general el risaraldense Carlos Felipe Córdoba, quien logró obtener una amplia votación con 203 votos. Será él, quien deberá asumir con independencia y responsabilidad varios retos y tareas que trae consigo manejar una de las entidades más relevantes del Estado.

Por mandato constitucional la Contraloria es la encargada de “vigilar la gestión fiscal de la administración y de los particulares o entidades que manejan fondos o bienes de la Nación”, y además es uno de los organismos públicos más importantes por su trabajo independiente de la política, que hoy cuenta con más de 4.000 funcionarios y un presupuesto de funcionamiento cercano a los 470.000 millones de pesos.

Después de que el anterior contralor Edgardo Maya, el procurador Fernando Carrillo y el fiscal Nestor Humberto Martínez anunciaran su frente para la lucha contra la corrupción, el tema sigue estando en la agenda de estas entidades, por lo que Kienyke.com habló con el docente investigador de la Universidad Pontificia Bolivariana, Carlos Builes para profundizar sobre el trabajo que debe hacer este organismo de control.

Según explicó Builes, la sociedad colombiana tiene una cultura corrupta y si esto no se resuelve poco se podrá hacer para mermar este delito. Asimismo, aclaró que la Contraloria deberá seguir muy de cerca todos los casos de corrupción que se han venido destapando y castigar severamente a quienes hayan cometido alguna infracción con los recursos del Estado.

Carlos Builes, también manifestó que la independencia debe ser rotunda para Córdoba, ya que lo vinculan con dos tendencias políticas, el uribismo por quien hizo campaña en el año 2002 por Uribe y en el 2014 por Zulueaga, y con el partido de Vargas Lleras, Cambio Radical por quien hizo campaña en las pasadas elecciones. Para el experto, no debe haber inclinaciones políticas a la hora de ejercer ese puesto, ya que tendrá que actuar con total libertad y transparencia, pues varios de los casos más sonados de corrupción, según el experto, provienen de esos partidos políticos que lo eligieron.

Otro de los restos que tendrá que asumir el nuevo contralor, es el de reemplazar a Edgardo Maya, un viejo zorro, quien además de Contralor General fue Procurador y dejó huella en la vigilancia de las finanzas del estado y el control disciplinario de los servidores públicos. Su voz seguirá repercutiendo como lo demostró con lo que dijo sobre, sin decir el nombre y que le cerró el paso a José Félix Lauforie para sucederlo.

Uno de los legados que tendrá que atender el nuevo Contralor es el que le dejo precisamente, Esgardo Maya para que el Congreso debata eliminar las contralorias regionales que las Asambleas Departamentales eligen y que se han convertido en un foco de clientelismo y corrupción, al tiempo que se atraviesan en el trabajo de los contralores delegados de su despacho.

Finalmente, casos como el de Reficar, la corrupción en el Programa de alimentación escolar, Odebrecht, el manejo de los recursos para la JEP, los cupos indicativos y una investigación que deja muy adelantada Maya en la que descubrió una cadena de corrupción en la adjudicación de un multimillonario contrato de tecnología para el registro de instrumentos públicos y en el que están involucrados varios personajes conocidos, son algunos de los hechos que deberá asumir Felipe Córdoba.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO