Luis Pérez le responde al diputado Noreña

Foto: Óscar Ríos - Gobernación de Antioquia

Luis Pérez le responde al diputado Noreña

20 de Abril del 2017

Ante la polémica que armó el diputado antioqueño José Luis Noreña, al reclamarle al Secretario de Educación de Antioquia, Néstor Restrepo, por unos supuestos puestos que le había prometido el gobernador Luis Pérez, el mandatario regional le respondió y lo comparó con Don Quijote de la Mancha.

Luis Pérez aseguró: “quizás tenga una locura entreverada como los desvaríos del Quijote”.

Noreña, en plena sesión de la Asamblea Departamental, aseguró que Pérez le había incumplido con unos puestos de en la Secretaría de Educación prometidos el año pasado.

“Doctor Néstor, empezando nuestra Asamblea de Antioquia del año pasado, el doctor Luis Pérez nos dio unos puestos de Educación a cada diputado, alrededor de 80 puestos por diputado […] Yo quería mirar cómo se pueden organizar estos temas para mirar qué podemos plantear”, dijo el diputado el pasado 18 de abril.

Pérez, desde un evento público en el municipio de La Ceja, en el Oriente Antioqueño, aseguró: “Trabajo día y noche, sábados y domingos, sin descanso, para hacer en Antioquia el gobierno más decente y transparente del país”.

Y añadió: “Mi regla de oro es no hablar de prebendas indebidas ni con los diputados ni con nadie. Con el diputado Noreña jamás he hablado sobre puestos; ni en la campaña, porque no me apoyó, ni ahora en la Gobernación”.

Por eso, según Pérez, “es posible que Noreña tenga una ‘locura entreverada’ como los desvaríos de Don Quijote. Graciosos y extravagantes desvaríos llenos de amables disparates”.

Por su parte, Noreña, por medio de un comunicado publicado en su Twitter, explicó sus palabras.

El diputado afirmó que en el debate de control político a la implementación de la ordenanza 07 de 2016, que se refiere al proyecto “Antioquia libre de analfabetismo”, realizó una intervención en la que hizo alusión a “unos puestos de educación”.

Según el diputado, se estaba refiriendo a los cupos de alfabetizadores voluntarios y analfabetas participantes. No a puestos de trabajo.

“Espero con esto dar claridad sobre el contexto de lo sucedido”, concluyó el documento.