Magistrados callaron sobre escándalo porque no tenían pruebas: Calle

24 de marzo del 2015

La presidente (e) de la Corte Constitucional explicó por qué votó por Jorge Pretelt.

Maria Victoria Calle

La presidente encargada de la Corte Constitucional, María Victoria Calle, decidió contarle a Kienyke.com las infidencias que rodearon todo el escándalo que involucra al magistrado que está reemplazando en la presidencia, Jorge Ignacio Pretelt Chaljub, y hasta reveló por qué votó por él para ocupar esa dignidad.

Lea también, La investigación contra el magistrado Pretelt podría caerse.

Frente a las críticas que han recibido algunos magistrados de esa corporación, como Gabriel Eduardo Mendoza Martelo y Luis Ernesto Vargas Silva de no haber presentado la denuncia correspondiente cuando se enteraron de la supuesta entrega de dinero a Jorge Pretelt para tramitar la tutela de Fidupetrol, María Victoria Calle aseguró que se debió a que no contaban con el suficiente material probatorio para hacerlo.

También lea, Los secretos de las elecciones de presidencias en las Altas Cortes.

“El primer deber que surge para un servidor público que tiene noticia de la presunta comisión de un delito, es el de adelantar una previa verificación mínima de los hechos puestos en su conocimiento, y asegurarse de la credibilidad de la fuente, para luego formular la correspondiente denuncia”, aseguró.

Maria Victoria Calle

“Hay una prohibición – continuó la magistrada – para los servidores públicos de interponer denuncias falsas o infundadas, ya que podría configurar los delitos de falsa denuncia y calumnia por presentar denuncias sin fórmula de juicio. Presentar estas denuncias, tal como lo ha dicho la Corte Suprema de Justicia, sustentadas en meras suposiciones o comentarios, afecta el adecuado funcionamiento de la Administración de Justicia”.

De otro lado, varios se han preguntado por qué la magistrada, que en los últimos días le ha pedido al magistrado Pretelt Chaljub que renuncie a su cargo, votó por él para que fuera elegido como presidente de esa alta Corte.

Semanas atrás el exmagistrado de esa alta corporación, Nilson Pinilla, aseguró que los magistrados que votaron por el alto juez cuestionado, lo hicieron por miedo. Hay que recordar, de todas maneras, que nunca antes se había presentado en la Corte Constitucional el hecho de que magistrados no hubieran votado para que fuera su presidente el actual vicepresidente de esa corporación, que por regla debe llegar a ese cargo, tal como era el caso de Pretelt, quien no consiguió unanimidad en su elección como presidente.

Al respecto, la presidente encargada de la Corte dijo que votó por él para respetar la regla que venía aplicando el alto Tribunal desde su creación.

“En mi caso no fue el miedo el que orientó mi decisión, sino el convencimiento en la importancia de seguir la regla que, desde sus comienzos, ha disciplinado la elección del Presidente de la Corte Constitucional. Una regla que hasta ahora ha cumplido una función de gran importancia, pues ha evitado que el acceso a dicha dignidad se vea mediado por consideraciones políticas o proselitistas”, afirmó.

La magistrada María Victoria Calle se caracteriza por ser una persona bastante sencilla y austera. De hecho en un principio se había negado a recibir escoltas y camionetas para su protección, pero reveló que por cuestiones de seguridad le tocó aceptar un muy básico esquema desde el 2013.

Por otra parte, Kienyke.com recibió semanas atrás una denuncia según la cual la selección de una tutela para revisión de la Corte Constitucional cuesta cien millones de pesos.

Corte Constitucional

Frente a esta denuncia, la magistrada aseguró que “es deber de las personas que tengan conocimiento serio y fundado sobre la ocurrencia de estos hechos ponerlos en conocimiento de las autoridades competentes formulando las respectivas denuncias. Sin embargo, es preciso actuar de manera responsable para no erosionar de manera infundada la confianza ciudadana en la Administración de Justicia”.

María Victoria Calle confirmó el desgaste que ha generado este escándalo que no tiene precedentes en ese tribunal.
“Es cierto que toda esta situación ha impactado el quehacer cotidiano de las personas que trabajamos en la Corte Constitucional. Sin embargo, tanto los Magistrados que integramos la Sala Plena como los empleados que laboran en todos los despachos procuramos de manera conjunta seguir trabajando para dar una respuesta efectiva a los requerimientos ciudadanos y para ajustar aquellos aspectos del reglamento interno y de las prácticas institucionales que requieren ser revisados para que este Tribunal pueda cumplir de mejor manera las funciones que le han sido asignadas”, indicó.

Calle también se refirió al reto que tiene la Corte Constitucional para recuperar la confianza de la ciudadanía. “En el momento actual, la recuperación de la confianza de los ciudadanos en la Corte Constitucional será posible si la Corporación se concentra en dar buenas respuestas judiciales, si continúa produciendo la jurisprudencia que ha acercado la Constitución a los ciudadanos y les ha permitido confiar en la existencia de un Tribunal Constitucional dispuesto a garantizar sus derechos”

“(…) Además de ello, estamos ajustando los procesos de selección y revisión de tutelas para lograr una mayor visibilidad del proceso, facilitando el control ciudadano. También se avanza en una reforma del reglamento interno de la Corte Constitucional con el fin de elevar los estándares de transparencia, responsabilidad, racionalidad de las decisiones. Confiamos en que todo lo anterior contribuirá al fortalecimiento institucional de la Corte”, sostuvo.

Sin embargo, queda la pregunta, ¿Qué se debe hacer para evitar que abogados sigan haciendo cabildeo en la Corte Constitucional?
“Cumplir y hacer cumplir estrictamente el reglamento interno de la Corte Constitucional, contenido en el Acuerdo 05 de 1992, que en su artículo 84 prohíbe a los magistrados conceder audiencias particulares o privadas sobre negocios que cursan en la Corte.

Asimismo, dar estricto cumplimiento a otras normas, tanto de la Ley Estatutaria de la Administración de Justicia como del reglamento interno, que establecen los estándares de comportamiento que debemos observar los magistrados y demás funcionarios judiciales a fin de garantizar una recta y adecuada administración de justicia”, respondió la jurista.

Por último, la magistrada indicó que es “necesario fortalecer los mecanismos que aseguren la transparencia en el proceso de selección, no sólo de los magistrados de la Corte, sino de los demás servidores públicos, con el fin de permitir un mayor escrutinio de la ciudadanía y garantizar que se elija a los candidatos que acrediten mayor mérito, capacidad y compromiso con la defensa de la Constitución”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO