La ibaguereña con el reto de la educación en Bogotá

29 de junio del 2017

Al frente de la Secretaría de Educación se encuentra María Victoria Angulo.

Maria Victoria Angulo secretaria de educación

Foto: Camilo Muñoz/KienyKe.com

Al frente de la Secretaría de Educación se encuentra una mujer de la que podía ser desconocida para el público, pero no para el sector educativo donde tiene amplísima trayectoria. María Victoria Angulo tiene todas las credenciales para estar al frente de uno de los sectores más importantes y que más atención requieren en la actual administración distrital.

Esta ibaguereña tiene el reto de sacar adelante la educación en Bogotá, y para ello cuenta con el respaldo de una exitosa carrera de 20 años en el sector público, de los cuales 15 ha estado trabajando en la educación donde ha ocupado diversos cargos con responsabilidades en materia de primera infancia, educación media y superior.

KienyKe.com habló con Angulo, quien realizó un balance de su gestión, hablando de aquellos temas que más atención tienen por parte de la ciudadanía, y explicó cómo trabaja junto a su equipo para fortalecer el sector, porque, como ella afirma, mejor gestión es mejor educación.

“Para el alcalde Enrique Peñalosa las niñas, niños y jóvenes son lo primero.  Por eso teníamos un reto muy importante y era conseguir los recursos del cuatrienio para hacer la inversión social más grande del periodo. Lo logramos gracias al Concejo de Bogotá. Es una inversión cercana a los 16 billones de pesos”.

A pesar de algunas críticas, los resultados de la Secretaría con ella a la cabeza avalan su labor.

“Era necesario primero ordenar la casa, mejorar la gestión, fortalecer la calidad y el bienestar. Por eso este sector fue el que más consultó con la ciudadanía para elaborar el plan de desarrollo, porque queremos construir sobre lo construido. De este enfoque participativo nace el plan sectorial que será entregado a la comunidad educativa a partir de julio”, comenta la secretaria.

Entre los principales desafíos que Angulo sabe que tiene al frente se encuentran el fortalecimiento de la calidad educativa, la implementación de la Ley de Primera Infancia aprobada el año pasado, los entornos escolares y el fortalecimiento de la jornada única, un modelo con cifras que hubo que revisar con especial atención para atender temas de infraestructura, calidad y generación de bienestar.

“Bogotá tiene un rezago en temas de infraestructura con el que las administraciones deberán obsesionarse durante los próximos veinte años. Hace cinco años no se construía un colegio nuevo en un lote nuevo”, asegura.

Por eso la entidad se ha puesto una meta tan importante como es la construcción de 30 colegios nuevos, 32 restituciones y 300 mejoramientos haciendo un esfuerzo muy importante por conseguir lotes para construir nuevos colegios, principalmente en las zonas que tienen mayor déficit de cupos y en las que se prevé un mayor crecimiento poblacional. Y también ser responsable con el futuro, está el reto de la reforma al POT donde se habilite el sueleo que se necesita para los equipamientos educativos y culturales”

Uno de los reclamos recurrentes en todas las administraciones es la de igualar el nivel educativo de colegios públicos con el de privados, los cuales generalmente presentan mejores resultados en las diferentes pruebas de estado. La secretaria Angulo resalta la importancia que esta administración le da al fortalecimiento de la educación pública para reducir brechas.

“Parte del fortalecimiento es poner foco en la educación primaria, el tema no se había hecho visible, pues no se contaba con información detallada de estos grados.  Por eso iniciamos programas con el señor alcalde como Leer es Volar y participamos activamente en la feria del libro. Este programa busca fortalecer la lectura y escritura desde edades tempranas, lo que genera mejores aprendizajes en las diversas áreas del conocimiento. Así mismo, trabaja de la mano con los maestros en didácticas, contenidos, vinculando a la familia, convirtiendo a la lectura en un lugar de encuentro”.

Atendiendo esta población el distrito pretende bajar el porcentaje del 45% de los niños menores de 8 años que no comprenden lo que leen mínimo al 35%. Para ello se implementan programas como formación de formadores y apoyo en nuevos textos teniendo además como referente el programa Bogotá reconoce a sus maestros y maestras quienes son los líderes de la transformación.

Justamente si hablamos de calidad educativa, es importante mencionar que en educación las grandes transformaciones son un proceso, es importante señalar los buenos resultados obtenidos en 2016 y en el índice sintético de 2017 que dejan ver una reducción en la brecha de los colegios públicos y privados. Trabajar en equipo por la calidad debe ser una obsesión para quien este en este cargo “La educación debe ser mejor para todos y con los mejores estándares”, comenta.

Así mismo Angulo comenta que el concepto de calidad también pasa por hablar de paz, de reencuentro y de entornos escolares seguros para lo cual se diseñó un programa que en primera instancia esta focalizado en los 68 colegios que presentan mayores condiciones de riesgo y vulnerabilidad; con los rectores, los maestros y familias a través del arte, el deporte, la convivencia, la cátedra de paz y el liderazgo hacemos un acompañamiento recuperando los entornos y construyen ciudadanía.

Un modelo de alimentación escolar líder en el país

Uno de los temas con los que Angulo se ha topado es el de la alimentación. El sistema de refrigerios tiene más de un crítico. Sin embargo, la secretaria asegura que a pesar de que Bogotá es el programa mejor evaluado por el Ministerio en el país, trabaja cada día con su equipo para seguirlo mejorando.

El modelo de contratación que la actual administración puso en marcha con el respaldo del alcalde Enrique Peñalosa se divide en dos procesos: los alimentos son comprados a través de Colombia Compra Eficiente por medio de una tienda virtual, a 46 proveedores directos  y la otra parte del proceso es la operación de almacenamiento, ensamble y distribución que fue adjudicada a 6 operadores que cubren 134 rutas para llevar cerca de 730 mil refrigerios diarios a los niños de Bogotá, siendo esta la operación logística de alimentos más grande del país.

Mucho se había dicho en el pasado sobre los efectos negativos de las subastas inversas en el país, es por ello, que este proceso que se hace por primera vez en Colombia es una licitación pública que cuenta con bandas de precios en aras de la pluralidad de proveedores y mejor calidad de los alimentos.

Los principales opositores de la medida aseguran que este modelo no contempla los cambios impuestos por la reforma tributaria, haciendo que estos alimentos sean gravados con IVA. Pese a esto, Angulo asegura: “Tenemos el concepto de la dirección de gestión jurídica de la DIAN, que son los responsables en el tema, en el que se especifica que ni el proceso de esta tienda virtual ni el empaquetado y embalaje de estos refrigerios son gravados con IVA al tratarse de procesos del programa de alimentación escolar”.

La secretaria manifiesta que la entidad está comprometida con el fortalecimiento del Programa de Alimentación Escolar ya que su propósito es aportar al bienestar estudiantil y la nutrición de los estudiantes: “Tenemos la aspiración de que todo este esfuerzo se vea reflejado y poder ver la satisfacción en la cara de los niños y los padres, porque un niño bien nutrido mejora en sus procesos de aprendizaje y es un niño más feliz”.

En total se incorporarán 74 alimentos diferentes para 16 menú. En los nuevos colegios se contará con comedores en los que se preparan las comidas calientes y en los existentes se está construyendo los espacios necesarios. En aquellos en los que la infraestructura no lo permita se implementará una modalidad de comedores móviles para llegar cada día a más estudiantes con comida caliente.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO