¿Por qué se va Marta Lucía Ramírez de la dirección del conservatismo?

¿Por qué se va Marta Lucía Ramírez de la dirección del conservatismo?

15 de Septiembre del 2016

Mediante una carta conocida en la noche de este miércoles Marta Lucía Ramírez presentó formalmente su renuncia al Directorio Nacional Conservador.

Lea también: ¿Qué falta para que el referendo contra la adopción gay sea o no aprobado?

La dirigente política expresó en la misiva que algunas de las razones que tuvo para tomar la decisión es la falta de liderazgo del partido conservador en la agenda de los temas nacionales, así como la entrega inconsulta de la bancada de congresistas al SÍ del gobierno Santos, desconociendo la doctrina histórica y los órganos estatutarios del conservatismo.

Lea aquí: Daniel Samper habla de la mano negra de Uribe.

Según la excandidata presidencial “ninguno de quienes están actuando en representación de la colectividad cuentan con la facultad legal de comprometer al partido”, porque desde hace varios meses el periodo del Directorio se encuentra vencido.

Ramírez señaló su insatisfacción por “la falta de trabajo político para lograr el  desarrollo orgánico del partido y su doctrina, así como la falta de apoyo de la directiva a las bases del partido en todos los rincones de Colombia” . Según Marta Lucía esas son las bases que deberían tenerse en cuenta a la hora de tomar decisiones sobre el destino de la colectividad política y sus posiciones frente al gobierno nacional y a la sociedad.

Otra de las razones que tiene la excandidata para alejarse de la dirección de su partido tiene que ver con su inconformidad con la falta de actas e “informes de rendición de cuentas y la aprobación de los estados financieros del partido correspondientes al ejercicio 2014 y 2015”. Dichos informes han sido solicitados en diferentes ocasiones por la Vicepresidenta y por varios miembros pero estos documentos no han sido presentados a la dirección.

Marta Lucia Ramírez, a través de la misiva expresa su preocupación con el contenido del acuerdo que el Gobierno Nacional y las Farc-Ep y del mecanismo escogido para su refrendación. según ella, la aprobación del plebiscito implicará la incorporación automática de la integridad del Acuerdo Final con las Farc al texto de la Constitución Política, desconociendo así el Estado de Derecho y la institucionalidad.