“Le cogió la tarde al Gobierno para objetar proyectos”

“Le cogió la tarde al Gobierno para objetar proyectos”

20 de junio del 2017

Justo este 20 de junio, cuando finaliza una legislatura en la que la paz fue protagonista, el Gobierno Nacional se pronunciaría y podría objetar varios proyectos a los que el Congreso les dio su visto bueno y están a un paso de convertirse en ley de la República. La razón sería la falta de presupuesto nacional, una posibilidad que sorprende al presidente del Senado, Mauricio Lizcano, quien cuestionó que durante el extenso trámite de las iniciativas ningún miembro del gabinete del presidente Juan Manuel Santos se pronunció ni hizo reparos.

Mauricio Lizcano: Durante dos años los ministros no opinaron

“Le cogió la tarde al Gobierno para objetar proyectos, porque durante dos años de debate en el Congreso los ministros no opinaron, no hicieron presencia”, dijo Lizcano en diálogo con Kienyke.com.

Es decir que podrían frenarse varias iniciativas, especialmente unas relacionadas con la salud; como por ejemplo la que reduce semanas de cotización para que aquellas mujeres que ganen menos de dos salarios mínimos puedan pensionarse con mayor facilidad, o la que introduce el tratamiento de fertilización al POS.

Aunque Lizcano asegura que no le han informado a cuáles proyectos el Gobierno le pondría peros, insiste en que los funcionarios no estuvieron presentes durante los debates y tampoco formularon propuestas al respecto.

Otros proyectos a los que el Gobierno les pondría lupa sería al que baja del 12 al 4% los aportes de salud a los pensionados y al que avaló el examen de tamizaje neonatal.

El complejo asunto se estudia precisamente en el marco de un consejo de ministros que inició muy temprano en la Casa de Nariño. La idea es además hacer un balance sobre la legislatura que está a horas de finalizar.

El ministro del Interior, Guillermo Rivera, aseguró que son más de 20 iniciativas las que merecen un análisis,  pero muy pocas las que serían objetadas. No obstante, precisó que deben ser “objeto de análisis para tomar algunas decisiones”.

Cabe resaltar que dichas objeciones pueden ocurrir cuando los proyectos son inconstitucionales o cuando son inconvenientes para la Nación. De esta manera, sería la Corte Constitucional la que decida finalmente si las iniciativas son o no viables. Luego se sabría si reciben sanción presidencial o se archivan.

Mauricio Lizcano critica el hecho de que entonces que: “El Gobierno no le ponga la cara a los debates de proyectos de ley le hace daño al país”.

Las reacciones en el legislativo están divididas. El senador Jorge Iván Ospina, ponente de la ley de tamizaje neonatal, rechazó que se calificaran algunos proyectos como populistas y enfatizó:

“Debemos garantizarle a todos nuestros niños pruebas de laboratorio que identifiquen algún factor de riesgo o enfermedad, así como su tratamiento”.

En ese sentido, varios colegas de Ospina coinciden y creen que con estas leyes se beneficiarían cientos de personas en el país, no obstante, otros congresistas hacen reparos y aseguran que los procedimientos no se cumplieron a cabalidad durante el trámite.

Se esperaría entonces que en las próximas horas el Gobierno Nacional se pronuncie para saber cuál será el futuro de los proyectos, tan polémicos como aplaudidos.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO