Del proceso 8000 a Odebrecht

Foto: Twitter Unasur

Del proceso 8000 a Odebrecht

15 de marzo del 2017

La entrada de recursos de Odebrecht a la campaña presidencial de Juan Manuel Santos en 2010, confirmada este martes por Roberto Prieto, agudizó el escándalo político. La última vez que se registró un hecho similar, por la entrada de recursos del Cartel de Cali en 1994 a la campaña de Ernesto Samper, en medio del escándalo  fue conocido como el “proceso 8000”.

El recuerdo se hizo aún más evidente cuando el primer mandatario pareció hacer eco de las palabras de Samper, quien aseguró que la entrada de dinero del cartel de Cali a su campaña “fue a mis espaldas”.  “Hasta ahora me entero” fue la frase con la que Santos  se defendió de la entrada de dinero de Odebrecht, a su campaña.

En la noche, durante el acto de rendición de cuentas del vicepresidente Germán Vargas Lleras, Santos fue aún más enfático en afirmar que este hecho es sólo la presencia de “una oveja negra” en medio de uno de los procesos de transformación más complejos de Colombia.

Los hechos

Poco después de la derrota electoral en la segunda vuelta de las elecciones de 1994, Andrés Pastrana presentó una serie de casetes con diálogos de los hermanos Rodríguez Orejuela, capos del cartel de Cali, con el periodista Alberto Giraldo. En estas conversaciones se discutía el posible ingreso de dinero del narcotráfico a la campaña ganadora de Ernesto Samper.

El 22 de abril de 1995, el fiscal Alfonso Valdivieso destapó la olla: anunció investigaciones contra 23 particulares y pidió que la Corte Suprema hiciera lo propio con 9 congresistas. Entre los acusados se encontraba el tesorero de la campaña de Samper, Santiago Medina, lo que provocó una tormenta sobre la legalidad de la elección. Entre otros, generó el afamado comentario del arzobispo de Bogotá Pablo Rubiano, quien dijo luego de las declaraciones de Samper que era “como si un elefante se metiera a la sala de su casa y uno no se diera cuenta”.

El mismo elefeante es el que ha sido sacado por uribistas e indignados en redes sociales con la entrada de recursos de Odebrecht a las campañas de Santos en 2010 y 2014 por intermedio de su director de campaña, Roberto Prieto. Como en los peores días de 1995, la oposición ha pedido la cabeza del jefe de Estado.

Similares, pero no iguales

Entre los que piden la renuncia de Santos está el exprocurador Alejandro Ordóñez, que en diálogo con KienyKe.com consideró que el escándalo de Odebrecht es peor que el proceso 8000. “En esta oportunidad no solo se perdió la dignidad de la elección, sino la dignidad del ejercicio presidencial. Santos es un presidente indigno”, dijo.

En el mismo sentido se ha pronunciado gran parte del Centro Democrático. El senador Fernando Araújo publicó en Twitter que Santos “no tiene escrúpulos para manejar este país”. Miles de usuarios en redes sociales pidieron la renuncia del jefe de Estado, de la misma forma que miles de estudiantes pidieron la renuncia de Samper en los años 1995 y 1996.

Pero para varios analistas, esta situación no es tan similar. Para el politólogo Eduardo Sánchez, la similitud es un tema de forma. “Son la entrada de ingresos ilegales, por una parte un soborno y por la otra un aporte del narcotráfico. Pero Odebrecht realizó una maniobra de pagos a ambos lados del espectro político, con la participación a las campañas de Santos y Zuluaga en 2014. Esto lo hace más similar al Carrusel de la Contratación”, dijo.

Otra diferencia radical surge en el carácter de los donantes, según Sánchez. “En 2010 y 2014 sólo se conocían algunos casos que salpicaban a Odebrecht, pero seguía siendo una constructora respetable. En el proceso 8000 ya se conocía qué representaban los Rodríguez Orejuela”.

Un asesor de campaña que trabajó en las últimas tres elecciones presidenciales afirmó a KienyKe.com que la principal diferencia está en el modo de conocer la situación. “En esta oportunidad, los estrados internacionales obligaron a la justicia colombiana a actuar. Mucha gente sabía y no habló por miedo a perder sus cargos. En los 90 fue una vendetta entre carteles que hizo visibles las pruebas”, analizó.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO