Crisis y turbación en el uribismo

Crisis y turbación en el uribismo

15 de febrero del 2014

(28 de febrero de 2014)

La semana termina mal para el Centro Democrático, el partido del expresidente Uribe Vélez, en vísperas de las elecciones para elegir senadores y representantes.

La proclamación de Carlos Holmes Trujillo como fórmula vicepresidencial de Óscar Iván Zuluaga produjo más frío que calor en las huestes uribistas y a los ojos de la opinión pública en general.

tapa Uribe kanal

Siendo Trujillo (Holmes es su segundo nombre) un personaje respetado y con gran trayectoria profesional y burocrática, no despierta arrebato alguno entre los eventuales electores, como quizá requería el también frío Zuluaga. Esa dupla impasible, desapasionada, que no deslumbra ni enardece a las masas, podría hundirse más en el abismo del abatimiento electoral.

Trujillo ha dicho que las elecciones arrancan después del 9 de marzo y en esto coincide el pelotón de candidatos que le compiten a Santos en su propósito reeleccionista. Tiene razón, aunque se requiere más perrenque para alcanzar a quien tiene el poder y la mermelada, que distribuye a su amaño.

Respecto de las elecciones de congreso la situación es más grave. Casi todos los candidatos cabalgan sobre los hombros de Uribe, seguros de que sacará tres millones de votos y los llevará –sin esfuerzo- al capitolio.

Los candidatos a la cámara no pegaron, con excepción –tal vez- de Bogotá, con María Fernanda Cabal. En casi todo el país habrá desastre. No hay una organización eficiente.

En el senado, donde muchos candidatos pesan más que una carga de café mojado, las expectativas se han venido desinflando: de 25 pasaron a 20. Quizá 15. A lo mejor 12. De pronto 10.

Es cierto que Uribe es un caudillo, pero exageran al pensar que puede nadar fácilmente con ese fardo a sus espaldas, algunos como señoritonas damas de compañía.

El expresidente Uribe tiene ocho días para estremecer a su gente, so pena de no llegar a diez senadores.

Mis pronósticos para senado

(27 de febrero de 2014)

Dejo claro que no hay mala leche cuando digo “para senado”, que nada tiene que ver con paras. Ese fenómeno se ha desinflado casi en su totalidad, no del todo.

También varias constancias, el término más usado en el congreso:

1-   No me juego ni el nombre ni el prestigio.

2-   No tengo encuestadores profesionales, ni mis cábalas corresponden a la encuesta de César Caballero.

3-   Apuesto poquito, con el que quiera hacerlo, de que así serán los resultados de las elecciones del congrego:

Liberales  (Serpa) 22

Conservadores (Gerlein)19

Unidad Nacional (la U, encabeza Chamorro) 20

Centro Democrático (Uribe Vélez) 13

Cambio Radical (Galán, Vargas Lleras) 10

Opción ciudadana (antiguo PIN, encabeza Alirio Moreno) 6

Alianza Verde (Navarro Wolf) 5

Polo Democrático (Robledo) 4

MIRA (Gloria Stela Díaz) 1

Tengo algunas anotaciones: Si MIRA no logra el umbral, aumento a 23 los liberales. Caballero considera que los escándalos recientes le han servido al movimiento de la señora Piraquive para que el país los conozca. Agrego que esa es una votación amarrada, muy de-vota.

Los conservadores no aparecen bien ubicados en las encuestas, pero cuentan con maquinarias bien aceitadas y mucho voto en el campo, que generalmente no registran las encuestas. Lo mismo podría ocurrir con Cambio Radical, que lidera el más respetado de los políticos y el más curtido manzanillo.

Al uribismo le alcanzará la gasolina para 13 senadores, todos cargados por el expresidente. Hay personajes de su lista que en solitario no saldrían elegidos al concejo municipal de su pueblo.

Opción Ciudadana no tiene votos de opinión ni se empeña en mostrar a nadie. Desestiman la ideología porque el estilo es el de su inspirador, el tuerto Gil, quien considera que –para lo que hay que ver- con un ojo basta. Y para qué hablar.

Los liberales lograrán una muy buena votación por tener gobierno y abundante mermelada, además del sorprendente liderazgo y estilito de Simón Gaviria. La U, de Santos, es nada menos que el gobierno con todas las gabelas, puestos, contratos y promesas.

@artunduaga_

Roy Barreras, experto en batracios, llama sapo a Vargas Lleras

(26 de febrero de 2014)

Con la autoridad que le concede pertenecer al gremio (de los políticos) el senador Roy Barreras, experto en batracios, considera que Germán Vargas Lleras es un sapo que hay que tragarse, para darle gusto al presidente Santos, quien lo escogió como fórmula vicepresidencial.

Barreras, experto en el tema –y algunos dicen que honorable miembro de esa especie- salió en defensa de Angelino Garzón, su paisano, supuestamente agredido por Vargas, y dijo que el país lo extrañará mucho.

Roy Barreras, Kienyke

“En el Valle no nos gustan las ancas de rana ni los sapos vargaslleristas”, comentó en público, inflado como un anfibio, a punto de reventarse (y llegan a explotar, si se sienten amenazados o en ataque de ira).

“No es fácil tragarse un sapo”, explica un estudioso. “La ingesta batracia es dolorosa. Deja la garganta aterida y áspera, inflamada, el estómago tieso. La boca amarga y unas asquerosas escamas entre los dientes espantan a los amigos de los degustadores de sapos. Pero los batracios, a pesar de la mala imagen, prolongan vidas si se digieren a tiempo”.

Estoy de acuerdo con el senador Barreras. Todos tenemos que enfrentar, tarde o temprano, la dieta batracia. Y hoy muchos miembros de la unidad nacional están acomodando la garganta para comerse el sapo, éste y los que vengan para mantener el afecto presidencial y la mermelada. Si toca croar…lo hacen con entusiasmo.

No sólo Roy Barreras está incómodo con la deglución. El senador costeño José David Name dice que incomoda que sean (Santos y Vargas Lleras) del mismo colegio, la misma ciudad y el mismo círculo social.

El senador Armando Benedetti opina que la fórmula es “yo con yo”. Otro congresista barranquillero, Álvaro Asthon, dice que hubiera preferido un nombre del caribe colombiano.

Daniel Samper Ospina: Con la designación de Vargas Lleras como fórmula vicepresidencial, gana Cambio Radical, gana Bogotá y gana Marlboro (Vargas es un fumador “profesional”).

Angelino Garzón (actual vicepresidente) dijo que “Colombia necesita más educación y menos cemento” (en abierta referencia al plan de vivienda gratis).

Y el senador Jorge Robledo escribió: Los Santos – Vargas Lleras llevan 100 años dirigiendo a Colombia. Lo tienen en el desastre. No cumplen con el deber y sacan pecho.

Así es la vida. A Vargas Lleras le faltarán dedos de la mano para contar sus amigos de verdad.

El humorista Vargasvil cierra este “homenaje”: “De ahora en adelante, ni Santos ni Vargas Lleras dormirán tranquilos esperando quien le pega a quien la puñalada”.

Galán y Fernando Álvarez cruzan puñales

(25 de febrero)
Algunas críticas de Claudia López a Cambio Radical, provocaron a Carlos Fernando Galán, que invitó a la candidata al senado a revisar en la lista de su partido verde el nombre de Fernando Álvarez, quien –dijo- recibió plata de la mafia.

“No debería atacarnos a Rodrigo Lara y a mí, diciendo que nosotros somos unas caras lindas pero que detrás nuestro hay unos delincuentes, cuando en la lista de ella hay una persona que según publicaciones de prensa, desde hace muchos años se conoce, al parecer recibió plata del Cartel de Cali. Me refiero a Fernando Álvarez”, afirmó Galán.

Carlos Fernando Galan, Kienyke

¿Lo de Fernando Álvarez es una presunción o ha sido probado por la justicia?

Fue publicado y no ha sido negado hasta donde tengo información. En los listados de entrega de cheques de empresas fachada del Cartel de Cali, aparecía un pago al señor Fernando Álvarez.

¿Qué responsabilidad tiene Claudia López en que Álvarez sea candidato por esa lista?

Si ella me ataca a mí porque en Cambio Radical ha habido personas cuestionadas a las que estoy enfrentando… no mira dentro de su propio partido.

El tema es de público conocimiento. Vale la pena preguntarle también a Daniel Coronell si sabe qué información hay sobre la recepción de dineros de la mafia al parecer por parte de este candidato en los años 90.

Responde Fernando Álvarez

“… Eso es mentira y es típico de la doble moral que manejan estas personas y sobre todo estos hijos de próceres de la República que no tienen nada que ver ni se parecen en nada en su comportamiento. Galán era una persona que peleaba por cambiar las costumbres políticas y sus hijos son una vergüenza en ese sentido. Lo suyo son reuniones sin escrúpulos, caciques marrulleros, regionales, típico de la doble moral.

Las autoridades investigaron mis actuaciones. Apareció un cheque a mi nombre, por un pago que me hizo el periodista Alberto Giraldo de una cámara que yo le alquilaba. Se confirmó el alquiler y descartaron cualquier relación mía con la mafia.

Pero aprovecho para recordar que fui el que denunció que el entonces ministro Rodrigo Lara sí recibió un cheque de Pablo Escobar, de Evaristo Porras. Lo publiqué en la revista Semana.

Sobre Daniel Coronell he denunciado cómo montó su noticiero con plata de la mafia, con dineros de César Villegas, dineros de Pastor Perafán, y está demostrado, eran socios en NTC. César Villegas era el bandi, famoso testaferro del Cartel de Cali.

Yo en cambio he sido víctima de la familia Galán. Por ejemplo, a mí el hermano Juan Manuel me robó una plata, así de sencillo. Cuando fue viceministro de educación y yo asesor del ministro Germán Bula Escobar.

Juan Manuel me firmó un documento para responder –los dos- por una deuda de $14 millones. A la hora de pagar, escurrió el bulto.

Es decir, ¿usted se sentaba en la misma mesa con Juan Manuel Galán?

Claro. Yo termino pagando los platos rotos y él, olímpicamente, se niega a pagar la deuda.

¿Tiene rabo de paja, para decirlo en términos coloquiales y crudos?

No, no tengo rabo de paja. Los hijos de Galán y Lara me acusan de ser el biógrafo de Pablo Escobar. Resulta que yo soy el único que denunció aquí el paramilitarismo, el primero que denunció el narcoparamilitarismo, el que denunció a Pablo Escobar en una carátula que se llama el dossier paramilitar, el que escribió la contrarrevolución en el Urabá, que es la forma como se tomó a Urabá la mafia.

Yo sí lo entrevisté la primera vez en un artículo que se llama el Robin Hood paisa, en la revista Semana.

Aquí todo el mundo se beneficia de la mafia, como Daniel Coronell, y después de convierten en adalides de la moral.

@ARTUNDUAGA_

Mejor Munster que Chucky, satiriza hijo de Oscar Iván

(Caldero 24 febrero)

David, el hijo mayor del candidato Oscar Iván Zuluaga, el mismo que imita al expresidente Uribe y que recientemente declamó con él, dice que en su familia –empezando por la abuela- se gozan mucho las imitaciones y caricaturas que hacen de su padre.

“Todos disfrutamos de la forma como lo pintan, nos parece muy divertido”, dice David, filósofo de profesión, quien interrumpió sus estudios en el exterior para acompañar al candidato del Centro Democrático en su campaña.

Óscar Iván Zuluaga

“Y mejor que lo pinten como Eddie Munster que como Chucky, el muñeco diabólico, como suelen identificar al presidente Santos”, dice riendo el simpático Zuluaga.

El pequeño Eddie Munster, un hombre lobo –les recuerdo- es el hijo de Herman y Lily Drácula, en la famosa serie de televisión The Munsters. En suma, son una familia de buenos sentimientos pero todos monstruos.

Chucky –por su parte- “es un muñeco que fue poseído por medio de magia vudú por el asesino en serie Charles Lee Ray”.

Dirigida por Tom Holland, la cinta narraba la historia del feroz asesino Charles Lee Ray (interpretado por Brad Dourif) quien, herido de muerte y acorralado por la policía, decide traspasar su alma a la del juguete de moda, un Good Guy, reseña Wikipedia.

“El muñeco -que se hace llamar Chucky- es el asesino, que desea vengar su muerte y se apoya en la complicidad y confidencialidad de un feliz niño que no deja de idolatrarlo y acatar todos y cada uno de sus pedidos para así apoderarse del cuerpo del niño”.

Y no sigo más porque casi todos conocen la historia.

Desde los tiempos de La Luciérnaga, Guillermo Díaz Salamanca se refería a Chucky cuando mencionaba al entonces desesperado candidato presidencial Juan Manuel Santos.

Los caricaturistas no han respetado que sea Presidente de la República para seguirlo pintando como Chucky. Y dicen que son muy parecidos…en sus rostros. No me imagino que nadie se refiera a sus actuaciones ni sentimientos. Mucho menos a sus maldades.

Irreverente y abusivo sería compararlo en sus andanzas. No lo hizo Daniel Zuluaga (en nuestra amena conversación) y yo menos, humilde y desvalido reportero.

@ARTUNDUAGA_