“Solo hay investigaciones contra dos generales”: Mindefensa

28 de febrero del 2019

Botero explicó pese a esto no existen acusaciones en contra de ellos.

“Solo hay investigaciones contra dos generales”: Mindefensa

El ministro de Defensa, Guillermo Botero, se pronunció sobre las acusaciones que realizó José Miguel Vivanco en el último informe de la ONG Human Rights Watch (HRW), en el que se acusó al gobierno de Iván Duque de promover a nueve generales del Ejército que estarían inmersos en las ejecuciones extrajudiciales o ‘falsos positivos’.

Según informó el ministro, solo están siendo investigados dos de los nueve generales mencionados en un informe de la HRW, añadiendo que desde el Gobierno se han hecho investigaciones en los archivos de la Fiscalía, la Jurisdicción Penal, Jurisdicción Plenaria y la Contraloría.

Botero se refirió a los generales Jorge Enrique Navarrete Jadeth y Raúl Antonio Rodríguez, quienes están siendo investigados pero “sin ninguna acusación en su contra”, por lo cual enfatizó que gozan de la “presunción de inocencia de la que trata el artículo 29 de la Constitución”.

Human Rights Watch aseguró que existen “evidencias creíbles” sobre los nexos de los militares con los denominados ‘falsos positivos’. “Por lo menos tres de los militares están siendo investigados, y la Fiscalía General de la Nación investiga ejecuciones perpetradas por soldados bajo el mando de los otros seis”, menciona la organización en su informe.

A esto, Botero respondió que previo a la selección de los generales que son ascendidos, todos los postulados son evaluados por un consejo de generales donde “se les mira la racionalidad jurídica y finalmente son aprobados sus ascensos. Los que aspiran pasar a generales pasan por el filtro del Congreso de la República, y siempre esas personas han salido adelante y sus ascensos son aprobados”.

En el informe de la ONG también se hace mención al general Nicacio de Jesús Martínez Espinel, nombrado como nuevo comandante del Ejército colombiano el pasado 10 de diciembre, como uno de los militares presuntamente implicados en las ejecuciones extrajudiciales, sucedidas en Colombia entre 2002 y 2008 en el Gobierno del entonces presidente Álvaro Uribe.

En el informé la HRW acompañó la investigación por un documento firmado por Martínez Espiner correspondiente al pago de un millón de pesos a un informante por operaciones que resultaron con la muerte de dos civiles -entre ellos una niña- que se hicieron pasar como guerrilleros de las Farc.

Sobre esto, el ministro aseguró que “contra el general Martínez no hay ninguna investigación, ni disciplinaria ni en la Fiscalía ni en ningún Juzgado ni en ninguna parte. Mucho menos tiene una sentencia condenatoria”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO