No podrán votar tres millones de muertos

No podrán votar tres millones de muertos

3 de Febrero del 2014

Los muertos ya no podrán votar en las próximas elecciones, como solían hacerlo en Colombia, por cuenta del fraude electoral que ha sido “de toda la vida”.

Al respecto, resume el Registrador Nacional del Estado Civil, Carlos Ariel Sánchez:

“Del 2010 a la fecha actual nosotros procesamos más de seis millones de registros civiles de defunción y eso nos debe dar un neto aproximadamente de 3 millones de personas que fueron excluidas del censo electoral, puesto que los registros y los cruces de las bases de datos daba que eran muertos”.

Sánchez dice que “el tema de los muertos se ha venido trabajando desde el 2009. Se han hecho visitas a notarías, a secretarías de salud, a parroquias, para poder saber exactamente que aunque no existieron registros civiles había ya un registro de defunción. Un trabajo muy grande por la transparencia electoral”.

¿Cómo avanzan los preparativos para las elecciones parlamentarias?

Estamos en los días de los simulacros. Básicamente la transmisión de datos como si fuera el día de las elecciones desde todos los puestos. Haremos otra jornada el día 15 con posibilidad de que los medios de comunicación puedan acceder a la manera que van a conectarse o van a recibir los datos que da la registraduría. Estamos afinando y probando el tema de las comunicaciones.

Ya se han nombrado jurados. En Bogotá ya fueron sorteados los jurados y luego lo haremos en todo el país. También lo que tiene que ver con otros aspectos de la logística, logos, tarjetas electorales. De manera que todo marcha adecuadamente para el 9 de marzo.

Solía, hace algunos años, presentarse algún movimiento sindical, algún forcejeo con los sindicatos en víspera de elecciones. ¿La situación laboral hoy es de tranquilidad?

Debo reconocer que en estos días hicimos una gira por todo el país, había sitios de reunión de registradores, digamos del norte, del sur, del oriente, del occidente, Orinoquía y Amazonía, y en esos seis sitios me hice presente. Me acompañó la organización sindical para dar un mensaje de unidad y de confianza frente al desafío de las elecciones del 9 de marzo.

Ha habido la mejor colaboración y apoyo de la organización sindical.

¿De qué manera mejora el proceso, respecto de años anteriores?

La reforma política tiene un impacto logístico y en la transparencia muy importante. De manera que temas como las actas de jurados, el escaneo y todo lo que se especula sobre alteración de actas, las actas se producen por los jurados, se cierra la votación, y esas actas tienen tres caminos paralelos que no permiten que haya manipulación de la información porque se va por separado.

Una primera que va para preconteo, para los resultados rápidos que esperamos tenerlos más del 90% a las tres horas básicamente, para senado que es la corporación más compleja.

Luego, otra copia de estas actas va para la web, se graba y se digitaliza de manera que las personas pueden acceder antes de las 12 de la noche al 90% de las actas. Los colombianos sabrán qué pasó de fuente fidedigna, del documento real, qué pasó en las mesas de votación.

Y la gran novedad para estas elecciones es el escrutinio, algo que se hacía dos días después, facilitando o incentivando de pronto maniobras para alterar los resultados. En estas elecciones ese proceso se inicia el mismo día, a las cuatro de la tarde.

La experiencia del 2011 fue que más del 70% de los municipios pudo entregar resultados ese mismo día. Habrá más velocidad de los resultados y el cierre de los escrutinios con resultados reales y entrega de credenciales. En todo caso hay menos posibilidad de manipulación.

De otra parte, la biometría, es decir, la exigencia de que las personas deben identificarse con la huella. Muchos se preguntan qué pasa con las personas que no tienen las huellas bien. La verdad es que existe la posibilidad de identificarse con cuatro huellas, incluso seis huellas si es el caso. Ninguna persona pueda tener dificultades de identificación.

Esto de la biometría, aunque parezca nuevo, ya se lo hemos implementado a millones de ciudadanos en elecciones atípicas, y el 10% de los ciudadanos en las elecciones del 2011. Evitamos la causa principal del fraude que ha habido, según los fallos del Consejo de Estado, la suplantación de electores, la votación de muertos, la suplantación de jurados, y de otra parte, con este escaneo de las actas vamos evitando una parte muy importante del fraude a través de la adulteración de actas electorales.

Ariel Sanchez, Kienyke

¿Qué definiciones hay respecto de las elecciones de revocatoria del alcalde de Bogotá?

La revocatoria o el proceso o el calendario electoral de revocatoria avanza hasta el día que quede en firme la decisión de la procuraduría en el sentido de destituir al alcalde.

Lo único que nos detiene es que quede en firme la destitución del alcalde porque en ese momento no habría alcalde.

¿Por qué razón un revocatorio no se puede hacer el día de las elecciones de congreso?

Lo que también quiere la constitución y la ley es que no se mezclen las dos elecciones, que unas elecciones de democracia directa sean confundidas o utilizadas por unas elecciones para elegir representantes y elegir senadores.

Piense en los problemas que se pueden presentar. La abstención juega un papel muy importante, no alcanzar el umbral por ejemplo.

Resulta que para que el mecanismo de participación ciudadana de revocatoria del alcalde no prospere es necesaria una alta abstención, y ese mismo día de elecciones lo que hay que promover es que la gente salga a votar.

Eso puede generar problemas de orden público, los unos impidiendo que las personas voten para no dejar subir el umbral y los otros procurando votar para cumplir con su deber ciudadano de elegir sus representantes.

Pienso que hay que tener mucha responsabilidad en este tema de no mezclar los dos procedimientos, no solamente por razones legales, sino porque mientras en la filosofía de uno, que es el mismo tema del referendo, la abstención tiene un valor, en la filosofía de la otra, del mecanismo de la democracia participativa, la abstención no solamente no tiene valor, sino que lo que se busca es que la gente participe. Hay razones conceptuales, logísticas y jurídicas que impiden que eso pueda ser viable.