El poder vicepresidencial de la mujer en Colombia

21 de marzo del 2018

Cuatro mujeres compiten por ser la segunda al mando.

El poder vicepresidencial de la mujer en Colombia

El papel de las mujeres en la política ha avanzado, sin embargo, para nadie es un secreto que su representación sigue siendo menor en muchas de instancias administrativas y gubernamentales.

Ellas no la han tenido fácil: la primera vez que tuvieron participación en un escenario político-democrático fue en 1957 siendo Colombia uno de lo últimos países en conceder el sufragio a las mujeres. Luego de esto, poco a poco se abrieron camino en nuevos escenarios que garantizaron su participación.

Año tras año la fuerza política de la mujer aumenta. Hoy día, cuando hay siete opciones a la presidencia de la República, seis mujeres tienen la opción de llegar a la Casa de Nariño, dos como presidentes y cuatro como vicepresidentes, como podía ser el caso de Marta Lucía Ramírez, fórmula de Iván Duque, Ángela María Robledo, fórmula de Gustavo Petro, Claudia López, fórmula de Sergio Fajardo y Clara López, fórmula de Humberto De la Calle. Germán Vargas Lleras optó por escoger a un hombre para ser el segundo al mando, el excandidato Juan Carlos Pinzón.

Pero la lucha de las mujeres por el poder político no termina ahí, a excepción de la senadora Ángela María Robledo, todas trabajaron inicialmente por ser candidatas presidenciales y aunque no lo lograron, la experiencia dejó una mirada electoral positiva. En la carrera por la presidencia también compiten Piedad Córdoba y Viviane Morales con posturas muy distintas pero en representación del género femenino.

Ahora bien, ¿qué significa la mujer en la política electoral?

KienyKe.com conversó con el analista político Juan Manuel Charry que hizo un balance positivo de lo que representa la mujer en este escenario y advirtió que debería tener una participación igualitaria en los cargos de elección popular y en la administración en general.

En el caso especifico de las seleccionadas para el cargo vicepresidencial, Charry considera que la elección de mujeres está relacionada, además de sus capacidades, con una estrategia política y una apuesta a la democracia participativa. Los candidatos “buscan una persona que pueda aportar respaldos electorales a la formula pero que también sea un buen compañero de formula en la administración si se llega a ganar”.

Según el analista, la figura femenina en estas instancias demuestra que “la sociedad empieza a confiar o a valorar la participación de la mujer en el cargo que se identifica como de mayor importancia en una sociedad desde el punto de vista política. Eso es lo que a la larga es lo que representa la vicepresidencia porque en caso de ausencia del presidente una mujer quedaría a cargo y eso es muy importante”, señaló.

A pesar de la mirada positiva, Charry considera que los candidatos actuales no representan a las mujeres a través de sus propuestas, “ellos están enfocados en hacer una campaña general, con contenido sectorial y programático, temas de seguridad, economía etc, y suplen esto con la presencia de una mujer como fórmula vicepresidencial”.

No obstante, aseguró que Colombia no está lejos de tener una mujer presidenta. Hay que tener en cuenta que es un cargo de dificil acceso pero, “hay mujeres que están haciendo carrera, que tienen figuración política, que tiene respaldo y que probablemente en el futuro podrían tener posibilidades de llegar a ese cargo”.

Un dato

El Congreso de la República es el escenario político en el que las mujeres buscan obtener mayor participación. Luego de las elecciones legislativas del 11 de marzo, se pudo determinar como será la participación femenina en el legislativo.

El incremento no fue significativo, entre 2014- 2018 se contaba con un 22,5% de participación mientras que para el periodo 2018- 2022, incrementó al 23,4%.

En referencia a los partidos políticos, en el Senado habrán 25 mujeres de 108 senadores que constituyen el parlamento. Los partidos que tienen la menor representación femenina son: Partido Liberal, obtuvo 13 curules de las que solo una es de una mujer, lo mismo que ocurrió con el Partido de la U. Mientras que el Polo Democrático, no tiene ninguna mujer en la cinco curules que obtuvo.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO