Nobel de Paz para opositores de Armas nucleares

7 de octubre del 2017

Los ganadores fueron La Campaña Internacional para abolir las armas nucleares (ICAN)

Nobel de Paz para opositores de Armas nucleares

Desde la Guerra Fría, el mundo no estaba tan cerca de un terrible conflicto nuclear como el que hay ahora. Corea del Norte y Estados Unidos han revivido miedos que se creían olvidados, superados.

Sin embargo hay quienes, más allá de los ires y venires de la geopolítica, se han metido en la batalla valiente de luchar contra la proliferación de Armas nucleares. Quién sabe si sus afanes tendrán frutos reales. En todo caso, la Academia Sueca entregó el Nobel de Paz al grupo Campaña Internacional para abolir las armas nucleares (ICAN, por sus siglas en ingles).

Los jurados dijeron “La organización recibe el premio por su labor para dirigir la atención hacia las catastróficas consecuencias humanitarias de cualquier uso de armas nucleares y sus innovadores esfuerzos para lograr una prohibición basada en un tratado de dichas armas”.

En ese sentido, la decisión del Comité podría tomarse como un llamado para los nueve países que aún producen armas atómicas. Esas mismas naciones han hecho esfuerzos constantes por boicotear todos los intentos de negociar el Tratado de proliferación de Armas atómicas.

“Este premio es un tributo a los esfuerzos incansables de muchos millones de participantes en la campaña y ciudadanos preocupados de todo el mundo que, desde el principio de la era atómica, han protestado efusivamente contra las armas nucleares, al insistir que no pueden servir a objetivos legítimos y deben ser prohibidas para siempre de la faz de la Tierra” dijo ICAN en un comunicado.

Rusia y Estados Unidos, dos rivales históricos en ese camino fanático por el desarrollo de armas atómicas, han sido los más férreos opositores al Tratado de prohibición. Argumentan que no lograría nada para evitar un conflicto nuclear y que al contrario, podría fomentarlo.

En ese sentido, el Comité, con su decisión, propia de la coyuntura actual, aporta a intentar un mundo sin esa clase de artefactos. Han dicho que “una prohibición legal internacional no eliminará por sí misma ningún arma nuclear, y que hasta el momento ni los Estados que ya tienen armas nucleares ni sus más cercanos aliados apoyan el tratado de prohibición de armas nucleares”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO