“Nosotros queremos tumbar al Rey de España”

“Nosotros queremos tumbar al Rey de España”

11 de enero del 2014

El 2014 no será un buen año para la realeza española. Una seguidilla de escándalos han desprestigiado desde hace casi una década a la corona ibérica y el descontento del pueblo con su jerarca se alimenta de la reciente crisis económica que azota al país. Más leña se añade a la caldera luego de que la menor de las infantas fuera involucrada en un caso de corrupción que consumió a su marido, el duque de Palma, Iñaqui Urdangarin, sobre quien avanza una causa judicial.

El que la hija menor del rey Juan Carlos de Borbón sea puesta en el ojo del huracán, no es el único detonante de la ira popular que busca que el jerarca abdique. Es indecoroso que Cristina de Borbón vaya al banquillo por malversación de fondos públicos, evasión de impuestos, fraude fiscal, prevaricación y falsedad de documentos.

Mientras en las calles se rumora que la Casa Real se llena de riquezas, muchas de ellas a través de presuntas maniobras ilegales, la gente cuestiona el bienestar en las tierras que la monarquía dice liderar: una tasa de desempleo desbordada, crisis hipotecaria que ha dejado a muchos en la calle y la quiebra de miles de empresas.

Muchos no olvidan que en 2004, durante una  visita real a Vitoria (País Vasco), el Rey Juan Carlos, de quien se esperaban mensajes de unidad, respondió con un gesto grosero a quienes lo abuchearon. Tampoco desestiman que en el 2012, en plena crisis, el monarca haya ido a unas vacaciones en Botsuana (sur de África) y fotografiara su hazaña con el cadáver de un elefante que cazó. Incluso las relaciones de la realeza con controvertidos gobernantes siguen causando indignación.

En el tablero político de España el rey está en jaque. El 5 de enero de 2014, el diario El Mundo publicó una encuesta que, de forma inédita, muestra que el 62% de los españoles está de acuerdo con que Juan Carlos I abdique.

Desde 2012 han surgido movimientos ciudadanos que insisten en una reforma constitucional que acabe con la monarquía en España. El año pasado estos movimientos se reunieron en un solo colectivo de indignados llamado ‘Coordinadora 25S’, que organiza protestas contra el gobierno por la crisis y logró convocar a miles en una serie de protestas llamadas ‘Jaque al Rey’. KienyKe.com habló con uno de sus voceros, José María Ruiz, quien describió las razones por las que quieren tumbar a los Borbón del trono.

¿Está contenta España con su monarquía?

La Coordinadora 25S congrega a decenas de miles de activistas y ciudadanos que, abiertamente, piden el fin de la Casa Real española. Además de ellos, según José María Ruiz, la muestra del descontento popular es la más reciente encuesta que indica que el 62% de los consultados quieren que abdique el rey. “Es una institución totalmente anacrónica y además incompatible con la democracia. Una institución en la que el jefe de Estado es hereditario; se impone. El pueblo no tiene capacidad de elección”, añade.

Además argumentan que la actual familia real ni siquiera es legítima. Los opositores al rey Juan Carlos I recuerdan que la dinastía Borbón es de origen Francés y que su llegada al trono habría sido por provecho de la dictadura de Francisco Franco. “Los Borbón fueron heredados por Franco. El rey juró ese régimen fascista y ni siquiera juró la actual constitución. Desde la Coordinadora 25S apostamos por un proceso constituyente que acabe con esa institución y un proceso que resulte en la soberanía real del pueblo, y no de la realeza”.

¿Por qué, si fue impuesta por el franquismo, la realeza sigue en el poder?

José María Ruiz, líder de una agrupación que condena la monarquía como sistema de gobierno, asegura que tras cuatro décadas de dictadura, fue el general Franco quien “directamente señaló con el dedo al rey que tenemos actualmente”. “Todo el proceso de supuesta transición modélica que nos venden, no fue más que una frase que decía Franco: lo dejo todo atado, bien atado”.

Ahora bien, Ruiz añade que la legitimidad del rey ha sido un asunto histórico cultural que ya no es tan válido entre varios sectores de la opinión. “En el intento de golpe de Estado en 1981 el rey era uno de sus artífices, pero cuando no salió adelante, él se puso al frente de los demócratas y se mostró como jefe de unidad”.

El 24 de febrero de 1981, el rey Juan Carlos hizo una alocución televisada, vestido con uniforme militar, en la que rechazada la acción golpista, juraba defender la constitución española y declaraba como fracaso la intentona golpista. La popularidad del monarca fue ratificada.

Familia-Real-Espana

Familia Real de España

¿Cuáles son las funciones que tiene el Rey de España?

En América Latina puede resultar difícil comprender la importancia de una figura monárquica en varios sistemas de gobierno en el mundo. En el Reino de España, la constitución le confiere a Juan Carlos I funciones protocolarias como Jefe del Estado. El rey es el máximo representante del país ante el mundo, aunque generalmente esta tarea, en temas políticos, la ejerce el presidente de gobierno. Además es quien firma las leyes, aunque no participa en su elaboración. También es el jefe supremo de las fuerzas armadas españolas, aunque cualquier acción de guerra debe ser consultada a las cortes. “Si se analiza, las funciones que tiene son un mero adorno. Por eso este tipo y su familia se dedican a montar empresas, actuar de intermediarios en actividades financieras internacionales y amasar fortuna”.

¿Cuáles regiones españolas quieren a su rey, y cuáles no?

José María Ruiz recuerda que históricamente ha habido regiones que no aprecian a la realeza, mientras otras la defienden. Las comunidades que más la rechazan quieren independizarse de la corona. “Cataluña y País Vasco, por cuestiones históricas y culturales, han sido la punta de lanza contra la monarquía. Mientras que la comunidad de Castilla y León es la más conservadora en ese aspecto y aboga por la monarquía. Pero el rechazo se va extendiendo por todas las regiones, porque es un sistema que no sirve”.

¿El rechazo también es por la fortuna de la realeza?

La crisis económica en España ha dejado abierta una brecha que pareciera medieval. La riqueza de la nobleza frente a la miseria del pueblo ahonda resentimientos que motivan la petición del fin de la casa Borbón. Para el vocero de ‘Coordinadora 25S’, la fortuna real “Viene del robo. (El rey) es un tipo que ha actuado como mediador habitual en operaciones a nivel mundial en las que intervienen empresas españolas; allí aterriza alguna multinacional, expertas en rapiña, y el señor monarca se lleva su parte. Y con la imputación de su hija queda descubierto que habrían constituido empresas para mover dinero de forma fraudulenta”.

Realeza-Espanola

¿Cuánto les cuesta a los españoles mantener a la familia real?

Un informe de los diarios El Mundo y Público, dice que la manutención de la Zarzuela (el palacio real) asciende a unos 25 millones de euros cada año. Este dinero no incluye otros 34 millones de euros, que también salen de los impuestos, y que se invierten en el cuidado de los palacios y jardines de la familia. En dinero colombiano, se hablaría de más de 155 mil millones de pesos. El sueldo del rey Juan Carlos es 300 mil euros anuales (800 millones de pesos) y el príncipe devenga casi la mitad.

La transparencia en las cuentas reales, que no se hacían públicas sino desde hace un par de años, es otra de las motivaciones de los indignados. “Una cosa que a muchos nos preocupa es que las cuentas se desconocen: si multiplicamos esos millones de euros por los años que lleva esa institución, aún todo eso no da para tener la inmensa cantidad de dinero que tienen. Tímidamente publican algunos balances en la web de la Zarzuela, pero no son transparentes”, añadió Ruiz.

¿El rey tiene amigos en el extranjero que no agradan a los españoles?

Esta es otra razón que critican los indignados. Según la Coordinadora 25S, “la casa real en cualquier sitio donde puedan meter la uña y coger dinero, están encantados. Es tradicional la buena relación que tiene con la dictadura de Guinea Ecuatorial, el gobierno cuestionado de Marruecos, de países de Oriente Próximo. Allí se respetan poco los derechos humanos, y aparece la realeza en fotos abrazando a esos regímenes que tratan mal a los pueblos”.

¿Por qué no se hace un referendo para consultar a los españoles si quieren o no seguir con la monarquía?

“Una convocatoria a una consulta así no se ha dado nunca, curiosamente”, destaca Ruiz al tiempo de añadir que es el rey quien tiene potestad de convocar el referendo a nivel nacional. “Esa es una de las propuestas que hemos hecho a partidos minoritarios, para impulsarlo. En Cataluña se podría celebrar un referendo; es una decisión por su independencia y la propuesta que hemos lanzado nosotros es aprovechar que se realiza esa elección para consultar no solo por la independencia sino trasladarla a todo el Estado y que podamos decir si queremos una república o una monarquía”.

¿Hay otra opción para cambiar de monarquía a república?

Expertos en derecho constitucional de la Universidad Complutense de Madrid explican que la vía institucional sería muy compleja. Primero, una mayoría en el Congreso de los Diputados debe decidir disolver cortes. En seguida, convocar nuevas elecciones parlamentarias y procurar que vuelva a haber una mayoría para reformar la constitución y que se desestime la monarquía. Este procedimiento es complejo y poco viable. “Estamos preparando una nueva gran movilización de indignados para el 22 de marzo, a la que asistirán miles de personas de todo el país a Madrid, para montar acampadas solicitando una constituyente. Estamos dispuestos a marchar hacia la Zarzuela nuevamente”, informó el portavoz de la Coordinadora 25S.

¿Hay apoyo de partidos políticos a esta iniciativa de acabar con la Monarquía?

Ruiz reconoce que cuentan con amplio apoyo popular, pero no de los dos partidos mayoritarios en el parlamento español. Sin embargo, organizaciones políticas que han adquirido fuerza también piden la salida del rey. Entre ellos, el Bloque Nacionalista Gallego, Bildu, Partido Nacionalista Vasco,  Esquerra Republicana de Catalunya, Izquierda Unida. No obstante, el activista reconoce que el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que es la segunda fuerza mayoritaria, estaría interesada en el cambio de régimen, pero no se arriesga a defenderlo por temor a perder votos.