OEA reconoce enviado de Guaidó como delegado de Venezuela

9 de abril del 2019

El resultado final de la votación fue de 18 votos a favor.

OEA reconoce enviado de Guaidó como delegado de Venezuela

El Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) aprobó por mayoría a Gustavo Tarre Briceño como representante permanente legítimo de Venezuela ante el organismo regional y excluyó a la delegación diplomática que había sido designada por el gobierno chavista.

En una sesión accidentada y tensa, que profundizó las divisiones en el seno del organismo, los representantes de los países decidieron el cambio de representación, ya que no reconocen a Nicolás Maduro como presidente constitucional de Venezuela. El resultado final de la votación fue de 18 votos a favor de la resolución presentada, 9 en contra, 6 abstenciones y una ausencia.

Asbina Ixchel Marín Sevilla, en representación del madurismo, objetó la legalidad de la votación al afirmar que “la OEA no tiene autoridad para reconocer o desconocer a un gobierno”. La única medida legítima, agregó, “es la de suspender” a un gobierno, por lo que consideró que lo que tuvo lugar en la reunión del Consejo Permanente fue “el final de una cadena de violaciones y trampas”.

“Nos vamos y a esta OEA nunca vamos a regresar”, concluyó Marín Sevilla en tono airado. Los representantes de Nicaragua, Bolivia y Uruguay, entre otros, secundaron su postura y denunciaron que la decisión de desconocer a la representación de un gobierno en funciones plantea un “peligroso precedente para el futuro de la organización”, pero en la votación fueron minoría.

La mayoría fue posible luego de una enmienda al texto original de la resolución que fue pedida por Jamaica. Según esa modificación, la OEA acepta a Tarre Briceño como representante designado de la Asamblea Nacional venezolana hasta que tengan lugar nuevas elecciones y un nuevo presidente “democráticamente elegido” asuma el gobierno en Venezuela.

La titularidad de la representación venezolana estaba en disputa desde que Juan Guaidó, líder de la Asamblea Nacional, se autoproclamó presidente encargado de Venezuela, ya que la oposición desconoce las elecciones de mayo de 2018, en las que Maduro obtuvo un segundo mandato. Esa votación presidencial fue considerada fraudulenta por la oposición en Venezuela y rechazada por buena parte de la comunidad internacional.

Pocos días después de autoproclamarse presidente, Guaidó nombró a Tarre Briceño como su “representante especial” ante la OEA, hasta tanto la situación se normalizara. El secretario general del organismo, Luis Almagro, incluso había reconocido al nuevo enviado venezolano, que debía ocupar el asiento del país suramericano en reemplazo de la delegación designada por el gobierno chavista, pero hasta ahora esa decisión no había sido convalidada por mayoría de votos de los países miembros.

En la sesión de este martes, convocada a solicitud de Colombia, Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Paraguay y Perú, se consideró que si el gobierno de Maduro carece de legitimidad, tampoco la tienen sus representantes ante el organismo regional. Pero las argumentaciones legales sobre las atribuciones del Consejo Permanente de la OEA en torno a un reconocimiento colectivo de un gobierno se extendieron en el debate de las delegaciones.

La implementación de la resolución dejó algún espacio de duda, pero Carlos Trujillo, representante de Estados Unidos y actual presidente del Consejo Permanente, aclaró que ahora Tarre Briceño deberá presentar las cartas de acreditación como enviado de Venezuela y designar a sus colaboradores. No habrá una doble representación, afirmó ante la prensa luego de la sesión.

“Este es un día histórico para la OEA porque la Asamblea Nacional es el único órgano democrático de Venezuela y con la aprobación de Tarre como embajador permanente, el pueblo venezolano va a tener un representante legítimo”, consideró Trujillo.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO