ONU apoya salida dialogada a la crisis en Venezuela

4 de agosto del 2019

“Un acuerdo negociado se necesita urgentemente”, dijo Naciones Unidas

Diálogos, ONU, oposición, gobierno, Nicolás Maduro, Juan Guaidó

Montaje /wikimedia

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, instó a que las fuerzas políticas de Venezuela sigan con las negociaciones para lograr una solución pacífica.

“El secretario general anima a los principales actores políticos de Venezuela, y a sus representantes en las negociaciones, a seguir comprometidos con estos esfuerzos, en beneficio del pueblo venezolano”, dice un comunicado del portavoz de Guterres, Stephane Dujarric.

El secretario general saludó el anuncio del Ministerio de Asuntos Exteriores de Noruega del 2 de agosto de que el Gobierno venezolano y la oposición continúan las negociaciones iniciadas en Oslo.

“Un acuerdo negociado se necesita urgentemente para lograr una solución pacífica a la crisis”, señala el texto.

El Gobierno de Noruega informó el viernes que las negociaciones entre el Gobierno de Venezuela y la oposición continúan, y las partes reiteraron que tienen voluntad de avanzar en una solución acordada al conflicto que vive la nación.

Más tarde, el ministro de Comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez, dijo que durante la última reunión que se celebró en Barbados se lograron “puntos posibles de acuerdo con la oposición venezolana”.

Por otra parte, Rodríguez señaló que hay grupos que desde el extranjero tratan de obstaculizar la mesa de diálogo y aseguró que la delegación del Gobierno se mantendrá en la negociación sin importar las presiones externas.

El ministro de Comunicación aclaró que cada vez que las partes se reúnen en Barbados, se producen declaraciones del Gobierno de Estados Unidos o sanciones.

Las conversaciones entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición comenzaron en Oslo, y en julio se anunció que estas continuarían en Barbados, donde está previsto que se realicen encuentros semanales con el objetivo de encontrar soluciones pacíficas a la crisis política y económica de la nación.

Caracas ha destacado la necesidad de establecer una mesa de diálogo permanente, mientras que la dirigencia de la oposición ha expresado su premura por los resultados.

La crisis política en Venezuela se recrudeció después del 5 de enero, cuando el diputado Juan Guaidó fue elegido presidente de la Asamblea Nacional, parlamento unicameral en desacato desde 2016.

El 23 de enero, dos días después de que el Tribunal Supremo anulara su designación, el diputado se autoproclamó “presidente encargado” de Venezuela, apelando a un artículo de la Constitución que prevé la figura en caso de que exista un vacío de poder, pero no bajo el argumento de “usurpación del cargo”, como él alegó.

Maduro, quien asumió su segundo mandato el 10 de enero tras unas elecciones que la oposición boicoteó, calificó la declaración de Guaidó de intento de golpe de Estado y responsabilizó a Estados Unidos de haberlo orquestado.

Guaidó fue reconocido de inmediato por los EE.UU., a los que se sumaron unos 53 países.

Rusia, China, Cuba, Bolivia, Irán y Turquía, entre otros países, siguen apoyando al Gobierno de Maduro.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO