¿”Operación tortuga” en trámite legislativo de la JEP?

¿”Operación tortuga” en trámite legislativo de la JEP?

9 de Marzo del 2017

La Justicia Especial para la Paz pasó a su último debate en el Senado este martes, pero dos días no fueron suficientes para lograr la aprobación una de las leyes más polémicas de la implementación del acuerdo de paz con las Farc. Una larga lista de impedimentos sirvió de obstáculo al trámite legislativo de la JEP, que se espera concluya este lunes.

La polémica empezó desde el martes, cuando 24 senadores se declararon impedidos para votar por el proyecto que determina las penas y mecanismos para juzgar a los desmovilizados de las Farc. Los motivos para estos impedimentos oscilaban desde la participación de sus familiares en escándalos como la parapolítica, hasta su condición de víctimas de las Farc directa o indirectamente.

Las 24 solicitudes de impedimento fueron analizadas por una subcomisión, pero al momento de ser votadas en la plenaria, el proceso tuvo serios problemas. Aunque aparecían 91 senadores como asistentes, varias veces hubo que llamar al orden a los parlamentarios para que 52 de ellos participaran de las votaciones, que tomaron varias horas y una serie de interrupciones.

Luego de varias horas de sesión, que estuvo seriamente dilatada e incluso provocó enfrentamientos verbales entre bancadas, la plenaria votó negativamente los impedimentos. El presidente de la corporación, Mauricio Lizcano, ordenó levantar la plenaria y aplazarla hasta el próximo lunes, cuando se espera que la JEP finamente sea aprobada.

La JEP, una mirada al pasado

El desconcierto de los motivos de tantos retrasos se tomó el Congreso. Para el senador conservador Jorge Hernando Pedraza, el debate se convirtió en una especie de “operación tortuga” en medio de una ley polémica, a la que habría contribuido la desconfianza de los senadores por el escándalo de Odebrecht que empezó a rozar el Congreso este martes.

“Pareciera que existe algo, nadie sabe quién es, pero existe. Aquí hay un desánimo, una actitud bastante extraña. Esto ocurrió cuando llegó el proceso de la ‘parapolítica’ y el Proceso 8000 al Congreso: la confusión es bastante amplia y las fuerzas se empiezan a dispersar”, dijo Pedraza a KienyKe.com.

Para otros congresistas, algunas de estas críticas ocultan mucho más de fondo. “Nos encontrábamos en una guerra civil, donde muchos civiles participaron de la guerra por acción, omisión, como financiadores o autores intelectuales. Es la única forma de entender que 24 congresistas se declararan impedidos por la JEP”, aseguró a KienyKe.com el senador de la Alianza Verde Jorge Iván Ospina.

¿La JEP como mecanismo de presión?

Varios rumores en el Congreso mencionan la posibilidad de que los partidos políticos estén buscando algunas ventajas electorales y de cargos burocráticos. Claudia López, en la sesión plenaria, aseguró que algunos de los partidos del Gobierno estaban “chantajeando, vaya uno a saber si es por puestos o contratos”.

En el mismo sentido, Armando Benedetti increpó a la mesa directiva del Congreso asegurando que se pintaba al Partido de la U como un grupo de burócratas exigiendo puestos, a lo que su compañero de bancada Lizcano lo desafió. Este jueves, el presidente del Congreso trató de bajar los humos en diálogo con W Radio, asegurando que en el calor del momento el codirector de la U se “confundió”.

También existe un resquemor que grupos como Cambio Radical se trataran de abstener en la votación con miras a las elecciones de 2018. “Ya se aproxima el proceso electoral y ya se ven prevenciones de los partidos. Estas actitudes no permiten un tránsito espontáneo de las votaciones, y pareciera que en la mente de cada congresista existiera el deseo de no votar”, aseguró Pedraza.

En el proceso entró a terciar el propio presidente Juan Manuel Santos, quien pidió a los congresistas que sea aprobada la JEP “lo más pronto posible”. Esto sería este lunes, cuando el proyecto de ley pase su tercera jornada de aprobación en la plenaria del Senado.

“Todos los generales me manifestaron su absoluto respaldo a este sistema de justicia especial, que fue concertado con ellos durante todo el proceso, y que debe terminar su trámite legislativo en el Congreso la próxima semana. Les hago un llamado, senadores, a que así sea lo más pronto posible”, dijo el jefe de Estado durante la posesión del ministro de Justicia, Enrique Gil.

El próximo lunes, a las 3 de la tarde, el proyecto vuelve a la votación, y partidos como el Conservador y el Liberal aseguraron que votarán a favor del mismo. Queda esperar que la JEP, uno de los componentes fundamentales del acuerdo de La Habana, no se hunda en medio de un juego político.