El pacto al que se llegó por el Amazonas

6 de septiembre del 2019

Iván Duque lideró la cumbre celebrada en Leticia que dejó un amplio acuerdo

El pacto al que se llegó por el Amazonas

Foto: Presidencia Colombia

Los jefes de Estado y representantes de Colombia, Perú, Bolivia, Brasil, Ecuador, Guyana y Surinam firmaron este viernes el Pacto de Leticia por la Amazonía, mediante el cual se busca alentar a la comunidad internacional a conservar esa región del planeta.

El Pacto, firmado en el municipio colombiano de Leticia (sur), busca “fortalecer la acción coordinada para la valoración de los bosques y la biodiversidad, así como… luchar contra la deforestación y degradación forestal, con base en las políticas nacionales y sus respectivos marcos regulatorios”, señala el primer punto, de un total de 16.

Asimismo, busca crear una Red Amazónica de Cooperación ante desastres para afrontar casos como el de los incendios forestales que aún se presentan en la Cuenca del Amazonas e “intercambiar e implementar experiencias… basadas en la prevención de incendios”.

Los firmantes del Pacto, entre quienes se cuentan Iván Duque, presidente de Colombia; Martín Vizcarra, de Perú; Lenín Moreno, de Ecuador; Evo Morales, de Bolivia; Jair Bolsonaro, de Brasil; el vicepresidente de Surinam, Michael Adhin, y el ministro de Recursos Naturales de Guyana, Raphael Trotman, también se comprometieron a “concretar iniciativas de restauración, rehabilitación y reforestación” en las zonas afectadas por los incendios.

Entre los diferentes puntos que componen el Pacto, también se destacan incrementar los esfuerzos asociados al monitoreo de la cobertura boscosa de la Amazonía, intercambiar información para mejorar las capacidades de monitoreo del clima y fortalecer los mecanismos que apoyen y promocionen el uso sostenible del bosque.

Asimismo, “impulsar acciones conjuntas orientadas al empoderamiento de las mujeres que habitan la región amazónica” para que participen en la preservación de la zona, y “fortalecer las capacidades y la participación de los pueblos indígenas y tribales y de las comunidades locales en el desarrollo sostenible de la Amazonía”.

Los países firmantes también se comprometieron a “fomentar procesos de investigación, desarrollo tecnológico (y) transferencia de tecnología”, así como a “desarrollar y articular entre los países amazónicos actividades de educación y creación de conciencia sobre el rol y función de la Amazonía”.

Por último, se acogieron en el Pacto a trabajar de manera conjunta para movilizar recursos públicos y privados que permitan implementar el mismo.

La Cumbre se dio en razón de los incendios forestales que persisten en la cuenca del Amazonas desde hace varias semanas, principalmente en Brasil y Bolivia.

Los incendios que afectaron a los seis biomas de Brasil -Amazonía, Caatinga, Cerrado, Mata Atlántica, Pampa y Pantanal- quemaron, sólo en agosto, unos 73.500 kilómetros cuadrados, superior a la superficie de Irlanda, según datos del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE, por sus siglas en portugués).

Tales incendios se presentaron por quemas tradicionales con fines agrícolas que salieron de control por la extensa sequía y los fuertes vientos que azotan a la región, lo cual también se presentó en el Bosque Seco Chiquitano, un ecosistema de transición entre las selvas del Amazonas boliviano y los bosques del Chaco.

Sectores de oposición en Bolivia y activistas ambientales culpan al Gobierno por haber autorizado en julio un aumento de los permisos de “quemas controladas” de bosques con objeto de ampliar la frontera agrícola.

El punto a punto del Pacto de Leticia por la Amazonía 

  1. Fortalecer la acción coordinada para la valoración de los bosques y la biodiversidad, así como para luchar contra la deforestación y degradación forestal, con base en las políticas nacionales y sus respectivos marcos regulatorios.
  2. Establecer mecanismos de cooperación regional y de intercambio de información que permitan combatir las actividades ilegales que atentan contra la conservación de la Amazonía.
  3. Crear la Red Amazónica de Cooperación ante desastres naturales entre los Centros de Operaciones de Emergencias para coordinar y articular los sistemas nacionales de prevención y atención de desastres con el objeto de atender de manera efectiva las emergencias de impacto regional, como incendios forestales de gran escala.
  4. Intercambiar e implementar experiencias en el manejo integral del fuego, fomentando el desarrollo de políticas, instrumentos y acciones técnicas, basadas en la prevención de incendios forestales, la promoción de alternativas al uso del fuego en el medio rural y el fortalecimiento de capacidades técnicas, científicas e institucionales.
  5. Concretar iniciativas de restauración, rehabilitación y reforestación acelerada en las zonas degradadas por incendios forestales y actividades ilegales incluyendo la extracción ilegal de minerales con miras a la mitigación del impacto, y recuperación de especies y funcionalidad de ecosistemas.
  6. Incrementar los esfuerzos asociados al monitoreo de la cobertura boscosa y demás ecosistemas estratégicos de la región con el fin de contar con informes periódicos, en particular, en lo que respecta a la generación de un sistema de alertas tempranas por deforestación y degradación para actuar con un enfoque preventivo.
  7. Intercambiar información para mejorar las capacidades de monitoreo del clima, la biodiversidad, los recursos hídricos e hidrobiológicos de la región bajo un enfoque de cuenca hidrográfica y basado en comunidades.
  8. Promover iniciativas de conectividad de ecosistemas prioritarios y figuras de protección para la conservación de la biodiversidad por medio del uso sostenible, restauración y gestión de paisajes, respetándose las soberanías nacionales.
  9. Intercambiar e implementar experiencias en el manejo integrado de los sistemas de áreas protegidas de los países amazónicos en los niveles regional, nacional y subnacional para su gestión efectiva y en beneficio de las poblaciones locales, a través de la promoción del desarrollo de programas y/o proyectos de conservación y uso sostenible.
  10. Fortalecer los mecanismos que apoyen y promocionen el uso sostenible del bosque, los sistemas productivos sostenibles, los patrones de producción y consumo responsable y que promuevan las cadenas de valor y otros enfoques de producción sustentable, incluyendo las basadas en biodiversidad.
  11. Impulsar acciones conjuntas orientadas al empoderamiento de las mujeres que habitan la región amazónica para fortalecer su participación activa en la conservación y desarrollo sostenible de la Amazonía.
  12. Fortalecer las capacidades y la participación de los pueblos indígenas y tribales y de las comunidades locales en el desarrollo sostenible de la Amazonía reconociendo su papel fundamental en la conservación de la región.
  13. Fomentar procesos de investigación, desarrollo tecnológico, transferencia de tecnología y gestión del conocimiento con el propósito de orientar la adecuada toma de decisiones e impulsar el desarrollo de emprendimientos ambientales, sociales y económicos sostenibles.
  14. Desarrollar y articular entre los países amazónicos actividades de educación y creación de conciencia sobre el rol y función de la Amazonía, los principales retos y amenazas que enfrenta para su conservación y uso sostenible de los bosques y la protección de los conocimientos tradicionales de las comunidades que la habitan; así como sobre los escenarios de riesgo de desastres para el fortalecimiento de la resiliencia de las poblaciones amazónicas.
  15. Trabajar conjuntamente para fortalecer los programas y mecanismos financieros, reivindicar los compromisos de los países asumidos en estos espacios, movilizar recursos públicos y privados, incluyendo la Banca Multilateral, según corresponda, para la implementación de este Pacto.
  16. Avanzar rápidamente en la formulación de la segunda fase del Programa Paisajes Sostenibles de la Amazonía ante el Fondo para el Medio Ambiente Mundial.

Con información de Sputnik 

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO