“Quitaría el artículo sin problema”: Paloma Valencia

27 de septiembre del 2018

Mientras un buen número de constitucionalistas alzaron la voz para criticar algunos de los artículos que contempla el proyecto de reforma a la Justicia, liderado por la senadora Paloma Valencia del Centro Democrático, como el de devolverle a las cámaras la potestad de decidir sobre la investidura de los congresistas y revivir los auxilios parlamentarios (abolidos […]

“Quitaría el artículo sin problema”: Paloma Valencia

Mientras un buen número de constitucionalistas alzaron la voz para criticar algunos de los artículos que contempla el proyecto de reforma a la Justicia, liderado por la senadora Paloma Valencia del Centro Democrático, como el de devolverle a las cámaras la potestad de decidir sobre la investidura de los congresistas y revivir los auxilios parlamentarios (abolidos los dos en la Constitución del 91), en diálogo con Kienyke.com Valencia les dijo que están equivocados y que no defiende ningún articulo en particular. Que, además, en aras del equilibrio y la sana discusión no tendría problema en retirarlos.

En torno a los tres proyectos de reforma a la Justicia, la senadora Valencia ya fue designada como ponente del proyecto del Gobierno y coordinadora de la reforma en el Senado. Le espera una dura labor debido a la polémica que su propio proyecto de Acto Legislativo ha generado cuando ni siquiera ha arrancado la discusión en la comisión primera.

El artículo 10 del proyecto es el que más molestia ha causado. Dice puntualmente que ningún miembro del Congreso podrá ser aprehendido ni llamado a juicio sin permiso de la Cámara a la que pertenezca, y reemplazaría el 186 de la actual Constitución, que contempla que los miembros del Congreso sean investigados y procesados por la Corte Suprema de Justicia y los magistrados por la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes y la Plenaria del Senado, en un procedimiento que para algunos beneficia a los legisladores.

La senadora Valencia refutó las críticas al proyecto de su partido y se refirió a los dos aspectos que más indignación han provocado.

Así se desarrolló el diálogo de KienyKe.com con la Senadora:

¿Está de acuerdo en que los artículos polémicos salgan?

“¡Claro! ¡Los retiro ya, no me preocupa sacarlos! Es que no tiene importancia en mi proyecto. De hecho se contradice con el artículo que yo escribí, que es que las cámaras desaforarían a los congresistas. Lo importante de esa parte del proyecto es que los magistrados, los congresistas y todo lo que se llama aforados no sigan teniendo justicias especiales, si no que puedan ser juzgados por los jueces de circuito y los tribunales en segunda instancia, para acabar esa odiosa diferencia entre la justicia para el ciudadano común y la justicia que llaman de ‘cuello blanco’. Nosotros creemos que eso es antipático.

En todas las democracias lo que se hace es un procedimiento de quitar el fuero, que lo puede hacer el congreso, o que lo puede hacer la Corte Suprema o lo puede hacer el presidente, me parece que es irrelevante y que buscaremos el mejor mecanismo posible, pero lo que me parece importante a mí, es garantizar que no siga habiendo ni cruce de favores, ni impunidad para los altos funcionarios”.

La reforma a la justicia del gobierno Santos que sacó al ministro Juan Carlos Esguerra se cayó por supuestos micos. ¿Será que la Corte también tumba esta reforma por estos ‘micos’?

“Ese artículo – yo ya he dicho- no tiene ninguna importancia para mí, yo lo retiro, ni tengo interés en mantenerlo, yo no estoy defendiendo la inmunidad. A mí lo que me interesa es que se acaben los fueros, quien quite ese fuero me parece totalmente secundario, no tengo interés en defenderlo. Si ese fuera mi interés entonces yo lo defendería, carece de interés para mí. Lo importante es el tema de quién juzga a los magistrados y quién a los congresistas”.

¿Se reviven los auxilios parlamentarios?

“Es absolutamente lo contrario. Los auxilios parlamentarios eran dineros que se entregaban para que los congresistas dispusieran de él y lo ejecutaran ellos mismos. Y lo otro es la mermelada, que son las negociaciones de las inversiones regionales que se hacen a puerta cerrada con los ministros a cambio del apoyo a los proyectos del Gobierno. La única manera de confrontar semejante corrupción que significan las dos figuras, es que la discusión sobre la prioridad de las inversiones de las regiones, se haga en las plenarias, a la luz del día como en todos los congresos del mundo.

El único que no decide cómo se gasta el presupuesto, es el de Colombia y creemos que lo que se necesita es buscar que todos los congresistas, no importa si están o no con el Gobierno o si son de oposición o no, puedan hablar sobre las necesidades de inversión de cada una de las regiones de Colombia. Eso le conviene al país porque así los congresistas pueden hablar de las inversiones que se necesitan, de las prioridades de cada una de las regiones y el Gobierno puede escuchar a quienes las representan”.

¿Eso quiere decir que los auxilios han seguido existiendo y que lo que se quiere es que sea de frente y de cara al país?

“Absolutamente no, esto es la negación de los auxilios, porque aquí los congresistas no tienen nada que ver ni en la ejecución, ni además hay posibilidad de que el Gobierno cobre el favor, porque hace parte de los derechos del Congreso y tampoco hace parte de la ejecución. En Colombia se ha ido consolidando un régimen presidencialista donde es el Ejecutivo el que decide cómo se gasta el presupuesto, y eso genera un inconveniente muy grande, y es que a los congresistas que son los representantes de las regiones les exigen que consigan inversión y para poderla conseguirla terminan teniendo que negociar con el gobierno. Esto le ha restado independencia al Congreso de la República, porque si un congresista quiere cumplir con que se logre una vía, una electrificación para una ciudad en Colombia, lo tiene que hacer a cambio como comprometerse con el Gobierno ¿Qué es lo que queremos aquí?

Para devolverle autonomía al Congreso que haya una parte del presupuesto, de las partidas regionales que se discuta en las plenarias y no se haga a través de negociaciones como las hizo el gobierno anterior con negociaciones privadas en los ministerios, donde incluso los congresistas imponían los contratistas. Esto es todo lo contrario, es que podamos hablar de las prioridades de inversión en las plenarias del Congreso, sobre lo que cada región necesita y sobre lo que sería prioritario”.

Hay mucha contradicción sobre si el proyecto tiene o no apoyo del gobierno ¿La ministra de justicia no apoya el proyecto, el Presidente dice que sí? Uribe dice que tal vez…

“Yo creo que la gente no entiende que cuando los partidos son de opinión, como es el del presidente Duque, como lo es el Centro Democrático, nosotros lo que defendemos son ideas y estamos acostumbrados a tener debates ideológicos sobre los temas. Ni al presidente Duque, ni a mí nos molesta discutir los temas, porque los dos entendemos que lo que queremos es lo mejor para el país. Esa es su filosofía, por eso ha permitido que todos los partidos presenten los proyectos que quieran y se han hecho mesas de concertación, porque de lo que se trata es de buscar entre todos las ideas que mejor le sirvan al país. Yo he presentado un proyecto que el Gobierno no está respaldando, pero que ve con buenos ojos que yo presente. Discutiremos en las reuniones, en todo el trámite del Congreso sobre los problemas que todos tenemos identificados y sobre las soluciones que mejor atienden la solución de este problema”.

Al hacer la unificación de los tres proyectos, la ponencia puede suprimir algunos artículos

“Yo soy ponente del proyecto del Gobierno, y soy coordinadora de ponentes. O sea esa idea que se están montando los medios de que yo estoy peleando con el presidente Duque o que él está peleando conmigo no es cierta, yo soy la coordinadora de ponentes que escogió el Gobierno.

Esto es importante que el país lo entienda, porque es que antes los congresistas son de mermelada, entonces lo que a ellos les interesa es que les den puestos y les den contratos y ellos ponen lo que el Gobierno diga, yo soy una congresista de opinión, yo defiendo las ideas con las que me eligieron y el gobierno lo entiende completamente y le interesa que yo haga parte del debate de los temas sobre el país, porque yo no tengo una agenda personal sobre el tema, quiero es lo que le convenga al país

¿No alcanzaría a salir la Reforma en esta legislatura?

“Yo creo que sí vamos a alcanzar a tener el debate en comisión, plenaria y tal vez un debate en Cámara pero no creo que alcance a cumplir todo el trámite”.

¿Tocaría volver a empezar el año entrante?

“Ahí hay una discusión, la ministra cree que somos capaces de meterlo, yo creo que eso va a estar bastante apretado pero vamos a hacer el esfuerzo de que pase por lo menos los cuatros debates en esta legislatura”.

¿Esta será la reforma a la justicia: ‘Paloma Valencia’?

“Es lo que todos me dicen, ¿pero si el presidente no se la apoya, usted por qué la presenta?, solo para torear el Gobierno? No, es porque yo necesito ir vendiendo ideas en las que yo creo y estas son las oportunidades para que el país las conozca y para que entre todos reflexionemos de las cosas que le convienen o no al país. Colombia no puede seguir teniendo un sistema de aforados en que yo juzgo a unos y los otros me juzgan a mi porque eso es como un casi tráfico de influencias”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO